RSS

Tag Archives: perros

Cinco maneras de limpiarle los dientes a tu perro (sin que lo deteste)

dog teeth

Mantener la buena salud oral de tu perro es sumamente importante para el bienestar y la salud general de tu perro. Por supuesto que la mejor manera de mantener la buena salud de los dientes y las encías de tu perro se consigue llevándolo a que su veterinario le realice una limpieza general, pero, a veces, los efectos de la anestesia podrían tener efectos adversos. Este tipo de procedimientos también es costoso y no todos los guardianes de animales de compañía pueden sufragarlo. Por lo tanto, la mejor manera de mantener la buena salud oral de tu perro es realizarla tú mismo.

Cepillar los dientes de tu perro a diario con una pasta dental especial para perros es el primer paso; pero algunos perros lo detestan y no te permitirán que lo hagas. Si adoptaste a tu perro desde que era cachorrito, lo ideal es que lo acostumbres para evitar problemas futuros. Pero, aparte de eso, hay también otras formas de conseguirlo.

Utiliza un spray bucal

Si tu perro te permite levantarle ambos lados de sus labios, el spray dental es una muy buena opción. Muchos de estos productos ayudarán a reducir y prevenir la acumulación de placa y sarro cuya bacteria puede producir mal aliento. Además, este tipo de productos le proporcionarán a tu perro un fresco aliento con sabor a menta.

Aliméntalo con una dieta natural y nutritiva

Algunas compañías de alimento para perro te quieren convencer que el alimento seco y las croquetas duras, tradicionales, es mejor que la comida blanda. Esto no es necesariamente cierto. Las dietas frescas hechas con alimentos saludables son las que realmente mejoran la salud general de tu perro, incluyendo su salud dental.

Juguetes para morder

El mercado está lleno de juguetes para morder. Estos vienen en diferentes tamaños y texturas que ayudan a eliminar la placa y el sarro de los dientes mientras que tu perro se distrae, juega y permite que realice su instinto natural de mascar.

Siempre debes supervisar a tu perro mientras esté jugando con éste o cualquier otro juguete ya que podría ingerir sus partes.

Pañitos limpiadores de dientes

Si tu perro te permite que introduzcas tus dedos en su boca, ésta puede ser una buena opción. Estos pañitos ayudan a eliminar la placa, el sarro y el mal aliento causado por bacterias en el hocico de tu perro.

Productos masticables

A los perros les encanta mascar. Estos productos duran más que los bocaditos dentales especiales, los huesos crudos que pueden astillarse y ser consumidos por tu perro y también tienen mejor sabor que un juguete.

Estos productos pueden mantener a tu perro ocupado, disfrutando de su instinto natural de mascar y previniendo la placa y el sarro de sus dientes. Lo único que tienes que hacer es supervisar a tu perro para evitar que trague piezas grandes. Cuando vayas de compras para tu perro, asegúrate de comprarle bocaditos que también lo ayuden a mantener una buena salud dental.

 

Advertisements
 
Leave a comment

Posted by on November 14, 2017 in Animales de compañía

 

Tags: , ,

Cinco sugerencias para aumentarle años a la vida de tu perro

elderly dog

Una de las desgracias más grandes de este mundo es darse cuenta que la vida de nuestros amados perros es muy corta. Los vemos envejecer y, en la gran mayoría de los casos, no quisiéramos que los años pasaran porque sabemos muy bien lo que eso significa.

Casi todos mis perros vivieron vidas largas, felices, y llenas de amor y cuidados hasta el último día de su vida. Pero cuando los veía caminar lentamente, dormir más seguido o ya no jugar con la misma energía de antes, evitaba pensar que el momento de nuestra separación era inminente. Cada una de sus partidas rompió mi corazón en mil pedazos y aunque nunca volvió a ser el mismo, la rutina impuesta por el mundo que no espera a nada ni a nadie, me obligó a seguir viviendo sin ellos.

Por eso, cuando vemos que ya no son tan jóvenes, queremos hacer todo lo que esté a nuestro alcance para brindarles una mejor calidad de vida en sus años dorados. Aquí les presento una breve lista de las cosas que podemos hacer para extender un poco más su vida.

  1. Aliméntalo con una dieta de alta calidad:

Al igual que los veganos, una dieta de alta calidad, siempre es buena y positiva para cualquier ser viviente. Está comprobado científicamente que si te pasas la vida comiendo comida chatarra, tu cuerpo te pasará la factura inexorablemente. Exactamente lo mismo sucede con los perros.

  1. Mantenlo activo:

Al mantenerlo activo, tu perro mantendrá un peso ideal y buenos músculos y articulaciones. Si tu perro mantiene una vida activa esto lo ayudará a que cuando sea viejito sus dolores articulares se reduzcan.

  1. Cuida mucho de sus dientes:

El buen cuidado de los dientes de tu perro puede impactar significativamente su salud integral. Si los dientes de tu perro tienen mucho sarro, él podría contraer gingivitis y pérdida de piezas dentales. Y los dientes picados podrían crear un tipo de bacteria que iría directamente al torrente sanguíneo de tu perro y afectar severamente órganos como el riñón, el hígado y el corazón.

Si tu perro te permite lavarle los dientes, hazlo frecuentemente.

  1. Llévalo al veterinario:

Los chequeos preventivos a su veterinario, por lo menos una vez al año, pueden ayudar a identificar problemas de salud antes de que se conviertan en condiciones serias. Muchas enfermedades, incluyendo diversos tipos de cáncer, pueden tratarse cuando son despistados a tiempo.

  1. Haz que sus articulaciones se mantengan sanas:

Nadie quiere ver a su compañero convertido en inválido y sintiendo dolor. La mayoría de las personas y los perros experimentarán dolor articular al envejecer; pero, felizmente, hay varias cosas que puedes hacer para prevenir o minimizarlo. Por ejemplo, mantener un peso ideal es crítico pues el sobrepeso contribuye a aumentar la presión y el dolor en las articulaciones.

Añadir alimentos anti-inflamatorios como papaya, alfalfa, apio o jengibre (kión)  y suplementos que fortalezcan las articulaciones como productos con glucosamina o cúrcuma a la dieta de tu perro ayudarán significativamente a evitar el dolor en sus articulaciones.

 

 

Tags: , , , , ,

Tu enemigo es también el mío

no treat

Todos estamos seguros que si alguien nos ataca físicamente, hasta el más pequeño de nuestros perros trataría de defendernos; pero un reciente estudio ha demostrado que los perros también recuerdan claramente quién se ha portado mal con nosotros. Y lo recuerdan tan bien que incluso se niegan a recibir bocaditos de parte de esa persona.

En un reciente estudio presentado en Neuroscience and Biobehavioural Reviews los investigadores hicieron que los guardianes de un grupo de perros pretendieran tener problemas para abrir un frasco mientras eran observados por los perros. Luego tenían que pedir ayuda a dos investigadores que también participaban de la actuación. Uno de ellos debía parecer neutral, sin ofrecer o negar ayuda y el otro, muy claramente, debía ofrecer ayuda o negarla totalmente.

Después de cada escenario, se descubrió que los perros solamente aceptaron bocaditos de las personas que habían sido neutrales o de los que habían ayudado a sus guardianes. Los perros rechazaron los bocaditos ofrecidos por la “gente mala” que no los había ayudado. Aparentemente, los perros recordaban quién había sido amable con sus guardianes y quién no.

Por eso, hay que prestar mucha atención cuando a tu perro no le gusta alguna persona en particular. En lo que va de mi vida, NINGÚN perro se ha equivocado se ha equivocado al juzgar a una persona. Tarde o temprano mostraron sus colores y fueron borrados del panorama. Los animales poseen percepciones especiales de las que carecemos los seres humanos. Ellos son los mejores jueces del carácter de una persona así que la próxima vez que tengas una duda con alguien, haz que pase esa prueba con el leal amigo que tienes en casa.

 
Leave a comment

Posted by on October 31, 2017 in Animales de compañía

 

Tags: , ,

Seis señales de diabetes en perros

Thirsty dog

Cuando los hábitos o comportamientos diarios de tu perro cambian o cuando notas alteraciones en su alimentación, peso, ingestión de agua o excretas, tu animal de compañía está tratando de mostrarte que algo no está bien. Como guardianes responsables de nuestros animales de compañía es muy importante que tomemos esos cambios seriamente pues podrían ser señales de alguna enfermedad como la diabetes.

Si crees que tu perro podría tener diabetes, estos son los síntomas que presentaría:

  1. Incremento de sed.
  2. Incremento de orina (cantidad y frecuencia).
  3. Incremento de apetito.
  4. Pérdida de peso (aunque algunos perros pueden parecer subidos de peso en el momento del diagnóstico.
  5. Deshidratación.
  6. Cataratas.

Si tu perro exhibe estos síntomas, llévalo de inmediato a su veterinario para descartar que se trate de esa enfermedad. Algunas veces los perros exhiben síntomas similares, pero se puede tratar de otra condición física. Algunas medicinas o problemas urinarios, hormonales, renales o de vejiga que tu perro pudiera tener, también podrían causarle sed excesiva.

 

Tags: , ,

Lecciones de vida

Amarelo

Todo el mundo estará de acuerdo cuando digamos que la educación en estos tiempos es totalmente diferente a la de antaño. Sin retroceder hasta trasladarnos a la época de que “la letra con sangre entra”, nos damos cuenta que los escolares de hoy gozan de un sin número de recursos que nosotros hubiéramos envidiado en otro tiempo.

El efecto de la tecnología en la educación es tan importante y relevante que, en estos tiempos, realmente no hay excusa para que ningún escolar deje de presentar un trabajo, realice una investigación, encuentre diferentes perspectivas para un mismo problema o haga un análisis exhaustivo de algún punto de vista. Hemos comprobado, tal vez con algunos trazos de decepción, que algunos héroes denominados así por libros de texto pre-concebidos, no fueron tales y hemos visto al mundo cambiar al punto de no poder recordar el nombre de todas las nuevas naciones emergentes en el mundo moderno.

Si me lo preguntan, yo estoy más que satisfecha y contenta de haber sido educada en una época en la que el esfuerzo, la dedicación y el empeño contaban. No era fácil ser muy buena alumna porque eso involucraba tener mucha organización, disciplina y compromiso. Cuando hacíamos tareas de matemáticas, no solamente debíamos brindar una respuesta, sino que teníamos que demostrar cómo habíamos llegado a ella y cuando leíamos textos para nuestras clases de humanidades teníamos que haberlos leído de tapa a tapa, para poder expresar nuestros pensamientos y opiniones. Los mapas del mundo había que dibujarlos y colorearlos y querer saber el gentilicio de los habitantes de Nueva Guinea, implicaba una visita a la biblioteca más cercana con block de notas y lápiz en mano, porque los libros de referencia, simplemente, no se prestaban. Así de complicada era la cosa, muy diferente a las experiencias con los buscadores de Internet de hoy que, en cuestión de segundos, te puede llevar a un tutorial para aprender chino o te puede decir – con video incluido – cómo hacer una germinación.

Ese tipo de educación tradicional aún es la que impera en las áreas rurales o alejadas de Latinoamérica. Miles de niños campesinos caminan o navegan cientos de kilómetros para asistir a una escuelita donde la modernidad se refleja en una carpeta destartalada, un viejo pizarrón, algunos lápices y una campana oxidada para indicar el almuerzo y la salida. Cuando veo noticias sobre el inmenso esfuerzo que hacen esos niños, de inmediato pienso en el desperdicio que veo en otros sitios; en la falta de aprecio que existe entre algunos escolares que no valoran todas las comodidades que tienen para aprender. Mientras que en Latinoamérica los políticos ponen a la educación pública en el último lugar de sus prioridades y siguen robando o delinquiendo, al pueblo, a la masa sufriente, se le mantiene ignorante pues esa es la mejor manera de controlarlo. Si en alguna época de la historia fue “pan y circo”, ahora es medio pan y vulgaridad, crueldad o basura.

Aparte de la buena formación académica que todo niño merece, son muy pocos los sistemas educativos del mundo que incluyen a la educación humanitaria como parte integral de su curricula. Se enseñan algunos valores en la clase, sobre todo en las escuelas primarias; pero no existen programas estructurados que sigan a los niños desde el inicio de su aprendizaje académico hasta el momento en el que salen a la vida.

Las razones por las que la educación humanitaria debería ser una asignatura mandatoria abundan y han sido ratificadas por agrupaciones profesionales de educadores, psicólogos y custodios de la ley. En este mundo impregnado de violencia, necesitamos niños forjados en los principios de empatía, compasión, tolerancia y respeto que todo ser humano debe poseer para poder aspirar a la creación de sociedades más cultas y más justas. Los principios de la educación humanitaria no pueden reducirse a escasas presentaciones durante el año escolar que solamente dejan un buen sabor de boca pero que no ahondan en la formación de los niños y jóvenes.

Si nos ponemos a pensar en los miles de estudiantes que no tienen vidas de familia, ni apoyo alguno; en todos los casos anónimos de niños y jóvenes con vidas personales realmente trágicas, nos daremos cuenta que las escuelas son los únicos centros donde estas personas encontrarán las herramientas para sobrevivir y ser funcionales en el futuro. ¿Cuánto tiempo más tomará darse cuenta que “el futuro del mundo” no es un asunto de suerte o de casualidad? Si verdaderamente queremos vivir en sociedades mejoradas, se tiene que trabajar el presente, representado en todos los niños y jóvenes que pueblan nuestros centros de aprendizaje.

Y regresando al hecho de las facilidades que el Internet pone a nuestras manos, la tarea se simplifica en gran forma. Todo lo que un educador interesado tiene que hacer es una búsqueda bajo el título “planes de clase de Educación Humanitaria”. Sé que, al principio, la labor podría ser ligeramente complicada, pero la práctica y la aplicación a las materias que se deben enseñar en la clase, harán que ese esfuerzo inicial se convierta en un placer. Las mejores clases que yo he dictado han sido lecciones relacionadas a temas de educación humanitaria. No son únicamente novedosas sino que también despiertan el interés y la participación de los alumnos. Sus temas únicos, relevantes y actuales motivan a que los alumnos se involucren en el tema y quieran hacer el bien. ¿A quién no le gusta que las generaciones futuras demuestren empatía, compasión, respeto y tolerancia hacia todas las formas de vida?

¿Utópico? No lo creo. Si bien es cierto que no todos los alumnos reaccionarán de la misma manera, el mensaje estará allí, vivo y presente, y la semilla ya se habrá plantado para florecer a la hora y en el lugar indicado.

Un caso particular que llamó mucho mi atención y me dio mucha ternura fue el caso de Amarelo, un perro viejito que un buen día llegó a vivir en una escuela de Uruguaiana, un pueblo localizado en la frontera entre Brasil y Uruguay.

Yo no creo para nada en las casualidades. Amarelo llegó a esa escuela por un propósito pre-destinado: el de ayudar, animar y hacer sonreír a todo aquel que cruzara su camino; llegó a la escuelita para dar lecciones de amor, sabiduría, compañerismo y lealtad.

Es así como vienen las mejores cosas de la vida, de manera inesperada. Pudo irse o quedarse solamente un día; pero él hizo de esa escuela su casa, y al permanecer en ella, empezó a dar lecciones a todo aquel que tiene la suerte de conocerlo.

La Escuela Don Hermeto ha sido el hogar de Amarelo por 16 años y es allí donde el vive pasando las horas de salón en salón, tal vez alegrando a los niños, tal vez calmándolos o dándoles ese apoyo poderoso que solamente un perro puede dar. Me imagino que ante su presencia, nadie se siente mal, ignorante, malcriado o temeroso porque los niños saben que los perros no juzgan, ni critican a nadie. Simplemente aman.

Miembros del personal de la escuela describen a Amarelo como amigable, amoroso y carismático. Debido a sus años y a su vida anterior de callejerito, Amerelo enfermó hace un tiempo, y los niños al verlo en esa situación hicieron una colecta para llevarlo al veterinario y comprarle sus medicinas. Amarelo no tendrá lujos y riquezas en esa escuelita de pueblo chico; pero él es millonario en el amor que le brindan los niños a quienes él considera amigos para toda la vida.

Los profesores manifestaron que Amarelo ayuda a los jóvenes con lecciones de solidaridad y respeto hacia los animales e incluso fue fuente de inspiración para crear un concurso de talentoso. Como resultado el mejor diseño de Amarelo fue pintado en una pared de la escuela. ¡Excelente manera de vincular las clases regulares de los estudiantes con principios de educación humanitaria!

Uno de los profesores del centro escolar afirmó:

“La cuestión del espíritu de solidaridad es también que los animales merecen respeto. Nosotros hemos logrado transferir ese sentimiento para los alumnos y ellos para sus familias. Eso es genial porque genera cambios sustentables en el respeto y cuidado de los animales a todo nivel”.

 Mucho me temo que, un día, dentro de su carrera pedagógica, Amarelo también tendrá que enseñarles a los niños sobre la muerte. Podrá despedirse de algunos y, para otros, su  partida será la primera noticia de un inicio de día de clases. No habrá forma de calmar el dolor de sus amigos humanos; pero espero sinceramente que el corazón y el alma ya preparados de los niños extiendan su compasión y generosidad al próximo Amarelo de la calle.

Yo estoy convencida de que con una buena organización y muchas ganas, se pueden lograr maravillas. ¿Por qué no fomentar la idea de que toda escuela tenga un Amarelo? Un perrito recogido de la calle al que se le proporcione un hogar en el centro educativo, conjuntamente con todas las cosas que un animal de compañía necesita: cuidado veterinario, una identificación, un collar, una correa, comida y agua fresca y limpia y, sobre todo, un compromiso de por vida. Estoy absolutamente segura que los niños de escuelas como esa saldrán totalmente beneficiados de haberse educado en la compañía fiel de un perro que no los juzgará si no recuerdan las tablas de multiplicar, la capital de Suiza o el teorema de Pitágoras. Es más, a él le podrán leer para mejorar su lectura, podrán escribir muchísimas historias sobre su vida, crearán dibujos preciosos, y aprenderán todo lo que se pueda saber sobre el origen de los perros en sendas clases de historia, geografía y estudios sociales.

Pero lo más importante de todo es que aprenderán a convertirse en seres compasivos y humanitarios. Entenderán que cuando uno le extiende la mano a un ser necesitado nuestra alma y nuestro corazón son los que quedan bendecidos. Aprenderán a que la lealtad tiene que ser a prueba de balas y no temporal o convenenciera. Sentirán que cuando el mundo entero se nos viene abajo o se nos rompe en mil pedazos, esa pata amiga que se posará en nuestro regazo traerá la fuerza necesaria para poder seguir adelante.

La decencia de un perro es el mejor modelo, el mejor regalo que cualquier ser humano podría tener. Y si finalmente podemos contar con una gran mayoría de gente decente, comprometida y compasiva, ¿no habremos entonces creado ese mundo mejor?

Ese mundo mejor del que se habla en novelas, fábulas y canciones sentimentales puede ser una realidad concreta cuando se trabaja en su construcción y en su mantenimiento. Lo veo en los ojos y en las actitudes de mis alumnos cada vez que incluimos un tema de educación humanitaria en nuestras clases. Y ellos no son niños; son jóvenes vulnerables, con una dosis considerable de problemas personales, sociales y económicos. La visión del mundo y de la realidad que nos rodea cambia cuando nos ponemos en la piel, en la vida, y en el sufrimiento del otro. Una vez que se llega a esa realización, ya no hay vuelta atrás.

Un buen día, un callejerito llamado Amarelo decidió entrar a una escuelita y con su sola presencia le cambió la vida a todos los que tuvieron el interés y la fortuna de conocerlo y de amarlo. Abramos entonces nuestros corazones y nuestras puertas a todos esos Amarelos que aún andan merodeando por allí, buscándonos….

Amarelo 1

Amarelo se ganó el amor de todos los niños

Amarelo 2

Asistiendo a clases en la Escuela Don Hermeto

Amarelo 3

Diseño ganador para el mural de Amarelo en la Escuela Don Hermeto

 

 

 

Tags: , , , , ,

Alimentos saludables para tu perro

Todas estas frutas y verduras son muy saludables para los perros y estoy segura que las disfrutarán al máximo. Sigue las instrucciones al pie de la letra.

CAMOTES: Asados o cocidos, tu perro los adorará.

PERSIMÓN o CAQUI: Es una fruta de pulpa anaranjada, dulce y suave que ayuda a recuperar la energía perdida.

ZAPALLOS o CALABAZAS: Son muy buenas para el sistema digestivo de tu perro. Bajas en grasas y mantienen la buena salud del tracto urinario. Ricas en vitaminas, minerales, fibra y antioxidantes.

ZANAHORIAS: Contienen altos niveles de vitamina A y beta-caroteno, un poderoso antioxidante que ayuda a la salud ocular. Puedes congelarlas en pedacitos para que también sirvan para mantener la salud dental de tu perro.

ARÁNDANOS: Muy beneficiosas para la salud de tu perro. Buenas para el buen funcionamiento del sistema urinario y llenas de antioxidantes.

MANZANAS: Buenas en fibra natural y grandes cantidades de vitaminas C y K.

JENGIBRE o KIÓN: Es un gran alimento para tu perro. Muchos de sus beneficios incluyen el hecho de ser anti-viral, anti-tóxico, anti-hongos y el de prevenir o disminuir vómitos y náuseas. Es alto en antioxidantes, promueve la peristalsis gastro intestinal (contracciones musculares que mueven los alimentos a los diferentes órganos de la digestión) y elimina el dolor estomacal. También puede reducir el riesgo de enfermedades cardíacas, cáncer y alergias.

GRANADAS: Las granadas están llenas de antioxidantes y son bajas en calorías. Es importante que les quites las semillas y las prepares como una papilla para tu perro.

SEMILLAS DE GIRASOL: Estas semillas son el bocadillo perfecto para tu perro. Asegúrate que no tengan cáscara y que no lleven sal. Son anti-inflamatorias, anti-cancerígenas y están llenas de vitamina E, lo cual es excelente para el corazón, la piel y el pelaje de tu perro.

 
 

Tags: ,

Ni olvido, ni perdón

perros sendero

Hoy, en Lima, Perú, sale en libertad una violenta terrorista cuyo nombre no incluiré con la finalidad de no darle la publicidad que ellos siempre buscan. Y sale porque en el Perú, la corrupción, las coimas, la impunidad y los gobiernos informales y débiles aún prevalecen. Presidentes, políticos y jueces ineptos que bajos pretextos internacionales de “derechos humanos” les rebajaron considerablemente las penas carcelarias ayudaron a que eventos como el de hoy sucedan. Y lo peor es que esta lacra maléfica saldrá sin haberse arrepentido ni pedido perdón por sus múltiples crímenes para seguir infiltrándose entre la población resentida, desinformada e ignorante.

Y aparte de la importante significancia histórica y política de ese momento, no podemos dejar de mencionar que esa época de terror en el Perú, también implicó una tremenda violación de los derechos de los animales.

El FBI, en un reporte acerca de la identificación de asesinos en serie incluye como una característica importante, la crueldad contra los animales y si a eso sumamos el constante especismo en le lenguaje, terminamos con una combinación letal de abuso y explotación.

El grupo terrorista peruano “Sendero Luminoso” cuyo patético nombre fue solamente un sendero de muerte y destrucción también incluyó en su camino de violencia y crueldad a los animales. Nuestro colega y amigo, César Hildebrandt en su semanario “Hildebrandt en sus trece” reporta que durante su época de terror, de 1980 al 2000, Sendero Luminoso mató a más de dos millones de animales. Abimael Guzmán y sus secuaces mataron miles de animales domésticos, ganado, auquénidos y peces. Obviamente, en un país donde la vida de los animales no cuenta, no se puede contar con cifras oficiales, pero se calcula que esta masacre en contra de los animales sucedió principalmente en las zonas andinas del país.

“Los terroristas mataban a los pobladores de las zonas que atacaban, a quienes les ofrecían resistencia y a los gerentes de las empresas ubicadas en esas zonas. No solamente asesinaban a las personas, destruían las propiedades y las maquinarias, sino que también asesinaban a los animales que encontraban a su paso” dijo al semanario Harold Chávez, un veterinario que durante esa época fue gerente de una Sociedad Agrícola de Interés Social (SAIS). Según su testimonio, los terroristas mataban a los animales más finos y a los sementales para causar daño económico a una clase a la que consideraban imperialista, capitalista y burocrático. Ensañarse contra animales inocentes – finos o no – no solamente fue un acto deleznable y repugnante sino también equivocado de acuerdo a sus torcidas creencias puesto que muchos de esos animales ya eran víctimas de la explotación del hombre. En su sed de sangre y destrucción ni siquiera fueron capaces de establecer el claro paralelo existente entre cualquier especie explotada.

En las ciudades, y como forma de amedrentamiento e intimidación, los asesinos se dedicaban a colgar inocentes perros callejeros de los postes de alumbrado eléctrico. Las calles del centro de Lima muchas veces fueron testigo de estos actos en los que se encontraba a perros colgados portando letreros de repudio al líder chino Deng Xiaoping a quien el asesino Guzmán consideraba un traidor por haberse alejado de la línea tradicional de Mao.

Situaciones como éstas solamente suceden en países donde reina la impunidad, la corrupción y la ignorancia y donde impera el especismo y la falta de empatía para con seres inocentes que nada tienen que ver con los aciertos o errores políticos de sus gobernantes. El lenguaje especista debe ser desterrado de nuestro vocabulario y esa es una misión en la que los padres y educadores deben unir esfuerzos con miras a la creación de generaciones más civilizadas y éticas.

Por ejemplo, en el caso de la matanza de los perros callejeros, es muy probable que la gente haya empleado el consabido dicho especista que los terroristas “mataban a la gente como perros”, dando a entender que la vida de estos maravillosos animales era tan insignificante e inservible que se les podía matar en grandes cantidades y sin el menor remordimiento. En esa época, a  muy poca gente le dolió lo que le sucedió a esos pobres perros callejeros para quien la vida ya era bastante dura y cruel; y muchos menos corrigieron ese lenguaje especista que se usa hasta la actualidad. Les parece una parte común del lenguaje, una pseudo metáfora, una forma de hablar que no le hace daño a nadie; pero en realidad, el lenguaje especista denigra al ser humano y promueve la persistencia de una ignorancia que se debe erradicar para por fin poder convertirnos en sociedades más éticas y más justas.

Los asesinos de Sendero Luminoso fueron responsables de la muerte de más de 70,000 peruanos y ahora, con una estrategia diferente que el débil gobierno actual no ve o se niega a ver, piden que el resto de los peruanos “pasemos la página y nos reconciliemos”. Desean una segunda oportunidad y que se les permita regresar a la vida democrática para presentarse como un nuevo partido político de izquierda.

La respuesta de los activistas por los derechos de los animales debe ser un rotundo ¡NO! Un claro ¡NO! al olvido y al perdón que demandan, a todas sus estrategias de infiltración, a su inexacta clasificación de “presos políticos” y a todos sus ocultos y modernos representantes rojimios que muchas veces se presentan como candidatos que llevan en su agenda temas de protección animal. Cuando las elecciones se acerquen, revisa su trayectoria, los grupos a los que pertenecen, las estrategias que utilizan y las premisas que propugnan. Muchos de ellos piensan que por el solo hecho de gritar improperios, realizar gastados plantones y pelearse con el jabón, son acreditados representantes de los animales. Nada puede estar más lejos de la verdad. Ellos no habrán sido acusados de terroristas, pero nunca debes olvidar que sus posiciones políticas radicales no tienen como prioridad a los animales. Sus resentimientos sociales son siempre mucho más importantes que la causa que dicen defender.

 

 

 

Tags: , , , , ,