RSS

Category Archives: Uncategorized

Cinco maneras de decirle a tu perro cuánto lo quieres

amo-a-mi-perro

Estoy segura que ustedes les demuestran su amor a sus animales de compañía de miles de formas…. Pero, ¿lo hacen de manera humana o de manera canina?

También estoy segura que ellos aprecian tus demostraciones humanas de afecto, pero ahora te presentaré cinco formas con las que les dirás lo mismo en un lenguaje que ellos pueden entender totalmente.

Míralo profundamente a los ojos

El Dr. Brian Hare, catedrático de Neurociencia Cognitiva en la Universidad Duke de Nueva York y autor del libro The Genius of Dogs afirma que cuando los perros nos miran fijamente nos están abrazando profundamente con sus ojos. Por supuesto que no recomiendo que mires profundamente a ningún otro perro – que no sea tu compañero – a los ojos porque en el lenguaje canino eso puede ser considerado como una amenaza. Mira a tu perro tierna y profundamente a los ojos cuando los dos estén en casa, solos y relajados. Háblale suavemente (sin utilizar voces chillonas o agudas), acarícialo y mantén el contacto visual. Según el Dr. Hare, esto hace que el cerebro de los perros produzca oxitocina, la misma hormona responsable de la unión emocional de una madre con su hijo.

Levanta las cejas 

Un estudio publicado en el Japón en el volumen del 2013 de Behavioral Processes descubrió que los perros alzan las cejas, sobre todo la izquierda, cuando sus guardianes los saludan. Utilizando una cámara de velocidad avanzada, se pudo estudiar la diferencia en los movimientos faciales de los perros cuando saludaban a sus guardianes y a personas extrañas. Cuando los perros eran saludados por los extraños, sus expresiones faciales no eran tan acentuadas y, en la mayoría de los casos, levantaban la ceja derecha. Eso demostró que la parte derecha del cerebro controla la parte izquierda de la cara la cual está relacionada con las emociones, mientras que la parte izquierda del cerebro controla la parte derecha de la cara que está asociada a comportamientos analíticos.

Apóyate en él

No en el sentido espiritual y figurativo del término, sino de veras. Aprieta tu cuerpo al de él, obviamente sin sofocarlo, ni apretarlo, para darle a entender que confías en él. ¿Por qué crees que ellos se aprietan contra tus piernas cada vez que tienen la oportunidad de hacerlo? Para ellos, esto es como darnos un abrazo así que ahora ya tendrás la oportunidad de devolvérselo.

Deja que duerma contigo

Gregory Berns, neurocientífico de la Universidad Emory es el autor de How Dogs Love Us y ha pasado mucho tiempo estudiando el cerebro de los perros utilizando resonancias magnéticas. De acuerdo a sus investigaciones, dormir con un humano, es la expresión más auténtica de amor y confianza que un perro puede darte porque ese es el momento en el que ellos son más vulnerables. Eso también demuestra que nos consideran miembros de su jauría. Si no permites que duerma contigo, acurrúcate con él en el piso o en el sofá por unos minutos, todos los días, para demostrarle tu afecto.

Sé tú mismo

En las extensivas investigaciones realizadas por el Dr. Berns ha quedado demostrado que, aunque a veces sea difícil para nosotros entender lo que nuestro perro esté pensando, él no tiene ningún problema en “leer” claramente nuestras emociones. Si el amor que le das es sincero, ellos lo sabrán inmediatamente al leer y entender nuestra voz, nuestro lenguaje corporal y nuestras acciones.

Continúa dándole todo el amor del mundo y él te recompensará demostrándote todo su afecto en la forma tan especial que solo ellos pueden tener.

 

 

 
Leave a comment

Posted by on October 11, 2016 in Uncategorized

 

Tags: , ,

Voto de silencio

Pinochet

Aunque el voto de silencio no es uno de los votos monásticos (voto de pobreza, obediencia y castidad) que toman los sacerdotes católicos, bien le haría al Papa practicarlo, sobre todo cuando no se tiene nada positivo, lógico o constructivo que decir.

Es cierto que este cura parece ser un tanto mejor que sus predecesores, pero nunca hay que olvidar con quiénes y con qué estilos se le está comparando. Si me comparan en velocidad con una persona sin piernas, es muy probable que yo resulte ser fondista olímpica; pero esto no es un asunto de comparaciones; de lo que se trata es de la propagación de un comentario totalmente desacertado cuya conclusión es insulsa, impráctica y totalmente injusta. Nadie dice o hace comentarios masivos sin una intención particular y específica. ¿Cuál fue entonces el raciocinio o la intención en los comentarios que el Papa Francisco tuvo para las personas que ayudan, trabajan o están activamente involucrada en la lucha por los derechos de los animales? De todos los grupos a los que podía atacar, se le ocurrió precisamente atacar a personas compasivas y humanitarias. ¿Qué te pasó Pancho? ¿Te quedaba muy ajustada la mitra?

La palabra “animalista” está tan desprestigiada y prostituida que yo jamás la utilizo. Quienes trabajamos y luchamos efectivamente por los derechos de los animales, somos activistas de esta causa y no “istas” del montón.

Es cierto que podríamos habernos dado por no enterados, pero no podemos ni debemos pasar por alto estos comentarios alusivos y propagados en masa. No podemos dejar de corregirlos dada la ignorancia suprema que reina entre los humanoides y, por qué no decirlo, entre los católicos, que, en algunos casos, y de acuerdo a sus conveniencias personales, siguen los mandatos de su líder político y religioso a pie juntillas. No hay que olvidar que, hace algún tiempo, al menor comentario y mandato clerical, miles de personas eran ejecutadas, quemadas, linchadas o desaparecidas del mapa. Fue la iglesia católica quien inventó la falacia sobre los gatos negros y fueron ellos mismos quienes lincharon y quemaron viva a Juana de Arco, supuesta defensora de su fe.

En su desatinado discurso, Francisco lamentó que haya gente que sienta compasión por los animales, pero que muestre indiferencia ante un vecino. Muy suelto de huesos, cuestionó el sentimiento de piedad de quienes prefieren ayudar a un perro o a un gato pero que – según él – son indiferentes antes el sufrimiento del prójimo.

Obviamente soy una persona parcializada en este tema, pero no podría nombrar a ningún activista por los derechos animales que no haya sido compasiva también con un ser humano. Es más, todos aquellos que nos acusan de no trabajar por la propia especie, generalmente son gente que no hace nada concreto por nadie.

El ser humano tiene derecho de elegir sus prioridades y ningún cura va a venir a exigirles que esas prioridades cambien. Quienes trabajamos por los animales tenemos tanta compasión que fácilmente la podemos extender a los humanos. Los ayudamos brindándoles información y previniéndoles sobre todos los daños que conlleva ser cementerios ambulantes de los cuerpos torturados y masacrados de miles de animales; ayudamos al planeta al luchar contra las industrias cárnicas y lácteas; nos preocupamos de la gente pobre, hambrienta y sin agua, demandando que los frutos de la tierra y el preciado elemento sean utilizado directamente por ellos y no por los intereses de lucro de las compañías que abusan y explotan tanto a humanos como animales; y sembramos principios de decencia, compasión, y empatía entre la niñez al fomentar la bondad y el respeto por todos los seres de la creación. ¿No son esas muestras suficientes de la compasión y piedad que Francisco exige para con nuestros semejantes?

¿De qué compasión y piedad puede hablar un cura que engulle las partes sufrientes de un animal masacrado brutalmente en un matadero? ¿Qué moralidad puede exigir un cura que permite que su iglesia bendiga los instrumentos de tortura del matarife en un coso taurino? ¿De qué decencia puede hablar el representante de una iglesia corrupta que ignoró el holocausto de millones de judíos o que no está dispuesta a sancionar severamente a sus curas pedófilos? ¡Por favor! Antes de incitar a la gente en contra de quienes defienden a los animales, Francisco debe mirar al interior de su propia casa, limpiarla, cambiarla, rectificarla y sancionarla. Solo en ese momento tendrá derecho a emitir una opinión acerca de la piedad y la moralidad de la gente.

Como parece que Francisco sufre de amnesia, será bueno dejarle unos cuantos nombres sueltos por allí: La conexión de su iglesia con dictadores asesinos como Franco, Pinochet y Perón; las cirugías estéticas y los pasaportes otorgados a los criminales nazis para que lograran escapar a Latinoamérica; el asesinato de Juan Pablo I; los miles de niños violados y abusados en escuelas o instituciones católicas del mundo entero; el escándalo del Banco del Vaticano; el escándalo del Sodalicio; la masacre de las culturas aborígenes en las Américas; las guerras Carlistas; el Tribunal de la “Santa” Inquisición, etc. La lista es tan larga que no existe suficiente papel para incluir todas las injusticias, salvajadas y masacres perpetradas por su iglesia, sus líderes y seguidores.

¿Y considerando todo esto, me van a venir a hablar de piedad, de compasión y de humanidad? ¡Si ni siquiera son capaces de seguir las enseñanzas y el ejemplo de su líder máximo, nuestro compañero de lucha y esenio vegetariano, Jesucristo!

El Papa y su iglesia son tan arrogantes que no serán capaces de ofrecer disculpas por esos comentarios; pero ni por un momento debemos permitir que ese discurso barato, ignorante y populachero nos afecte o infecte a los ignorantes necesitados de cualquier excusa para desestimar nuestros esfuerzos. Es probable que a sus palabras se las lleve el viento considerando que la mayoría de los católicos son católicos de “botica”; pero no podemos pasar por alto el desatino y la condena. Si los humanos no demuestran compasión o piedad por sus semejantes, es simplemente porque su naturaleza humana no se los permite. Es porque a estas alturas el mundo carece de esas virtudes y valores. Es cierto que existen millones de personas compasivas y humanitarias; pero también es verdad que hay gente inservible, malvada, despiadada, cruel y podrida en cuerpo y alma. Ser “humano” no es ni un privilegio, ni un honor. Somos simplemente otra especie, una especie diferente a la animal, que en mi opinión es superior al Homo Sapiens en muchos sentidos.

Y si por eso el “Santo Padre” que no es ni santo, ni padre, me condena al fuego tibio de un purgatorio inexistente, que así sea. Después de todo me hará el favor de colocarme en un lugar privilegiado para ver, en primera fila, como todos los explotadores y abusadores de los animales se achicharran en el infierno.

 

Tags: , ,

Madre es madre, cualquiera sea la especie

madres

Como toda fecha importante para el género humano y en estas épocas, la celebración por el Día de la Madre no se escapará de la comercialización masiva. Es de esperar en esta sociedad de alto consumismo. Tal vez ahora los regalos serán más prácticos y menos sexistas, pero es un hecho que maña las madres tendrán su día de celebración a nivel mundial.

Su origen es debatible y podremos encontrar argumentos sobre su establecimiento como celebración alrededor del mundo. Algunas fuentes indican que un tipo de celebración alusiva ya se realizaba en Egipto o en Grecia, siempre relacionado con la fertilidad y el hecho de traer más gente a este mundo. Otras, más latinoamericanas, relacionan la celebración con el culto que en tiempos aztecas los antiguos mexicanos ya rendían a la diosa Coyolxauhqui o Maztli. Y no hay que olvidar que el concepto de la Pacha Mama, la Madre Tierra, era cosa seria y sagrada entre los Incas.

Otras fuentes citarán el origen inglés de la fecha cuando, en un fin de semana determinado por los patrones de antaño, las sirvientas que trabajaban duramente en casonas y palacios recibían un día libre para poder reunirse con sus hijos a quienes no veían por vivir esclavizadas en las casas de sus explotadores. Y fuentes más recientes dirán que sus orígenes se remontan o a la iniciativa de la escritora Julia Ward Howe quien organizó una celebración religiosa para honrar a todas las madres que habían perdido a sus hijos en conflictos bélicos o a la idea de Ana Jarvis quien fue quien estableció la celebración como un día festivo oficial en los Estados Unidos de Norteamérica.

Yo soy de la época en la que el Día de la Madre se celebraba luciendo una rosita roja o blanca en el pecho y haciendo una tarjeta propia en cartulina de colores con pegatinas de corazones, angelitos rechonchos y escarcha de todos los colores que se quedaba eternamente pegada a tus dedos, útiles escolares y maletines. Y por supuesto que no faltaba la manualidad alusiva; manualidades siempre relacionadas a las labores domésticas que nuestras madres realizaban en el hogar: toalleros, portafotos, porta cucharas, servilleteros, manteles, secadores y una interminable sucesión de cajitas decoradas que nunca entendí para qué cuernos le servirían a mi mamá.

La consabida frase “¡Tú nunca lo entenderás porque no eres madre!” me ha sido repetida innumerables veces cuando he preguntado a mi hermana o a mis amigas por qué una persona en sus cinco sentidos podría guardar un portarretrato hecho de fideos, un plato descartable con una figurita que imagino era la mamá del párvulo, o un pedazo de madera con un lazo rojo que el tiempo ya ha carcomido. Todo lo que puedo decir es que el destino y las fuerzas del universo saben muy bien por qué hacen las cosas y por qué mis órganos reproductores nunca cumplieron su función. Con toda honestidad, yo hubiera recibido el regalo en cuestión, lo hubiera guardado por algunos días, y luego lo hubiera descartado o me hubiera preparado una rica sopa con los fideos; pero, en fin, eso del instinto maternal debe ser cierto y el amor debe ser tan grande que ese plato de cartón con una mancha de color indescifrable debe ser, para las madres, la versión mocosil de un Van Gogh.

Pero, al tratarse de amor, hay otras madres, que, por no haber parido humanos, no dejan de serlo. Aquí incluyo a las que guardan los dientecitos o uñitas de sus perritos o gatitos cuando eran bebitos, sus primeros platitos, sus collares, las últimas compitas que usaron cuando eran viejitos o sus plaquitas de identificación. Están también las madres rescatistas, las que sacan del dolor y la miseria de las calles a animales que la gente indiferente ve como parte del paisaje urbano y a quienes ni se molestan en asistir porque saben que la muerte es inminente. Esas madres toman los restos, los despojos de una criatura que parece que ya no tuviera opciones de vida y con dedicación, con esfuerzo, con sacrificio, con tesón, y con una determinación a prueba de balas, convierten a esos despojos en criaturas renovadas, hermosas, salvadas, valiosas y dignas de recibir todo el amor y la atención que antes se les negó.

Admiro su labor y su valor para separarse de estas criaturas cuando les encuentran un hogar de por vida. No sé si yo pudiera hacerlo de nuevo. Lo hice una vez con mi amiga Cricket, quien rescatada de las calles y temerosa hasta de las alas de una mariposa, vivió conmigo por seis meses. El día que encontramos una excelente mamá humana para ella, lloré toda la noche al ver su camita vacía; pero después me auto convencí de que mi amiga Carol era la mejor mamá del mundo para ella. Y así fue hasta que Carol murió y Cricket regresó brevemente conmigo para luego pasar a vivir con mi amiga Alicia hasta el día en que partió hacia el Puente del Arco Iris. En realidad, nunca me separé de ella porque mientras ella vivió con Carol y Alicia yo siempre estuve presente. En su vida.

Ahora bien, muchos dirán que estos conceptos no tienen comparación, que no podemos comparar a los animales con los humanos (¡por supuesto que no hay comparación!) pero la verdad es que el amor maternal es el mismo, sea cual sea la especie. Al margen de percepciones antropomorfistas, el amor maternal demostrado por los animales es, en muchas ocasiones, mucho más evidente y fuerte que el demostrado por sus contrapartes humanas. Nunca he sabido de un animal que haya abandonado a sus hijos en la basura o los haya dejado a su suerte. Por supuesto que hay casos en los que los sabios instintos maternales de un animal hacen que eliminen a sus crías porque saben que sus debilidades físicas serán un impedimento para vivir en un mundo duro y lleno de predadores; pero ese es otro tema.

Los animales, como mucha gente aún piensa, no solamente se manejan por instinto. Ellos son seres capaces de sentir y de experimentar un sinnúmero de emociones incluyendo el amor por sus hijos. ¿Por qué crees que los animales de granja lloran y se lamentan por días cuando los separan de sus hijos? ¿Por qué una gatita tendría que entrar seis veces a un edificio en llamas y quemarse severamente por el solo propósito de rescatar a sus hijos? ¿Por qué un grupo de elefantas tendría que trabajar en el lodo por largas horas solo para salvar a uno de sus bebés atrapado en el fango? ¿Por qué una zorra que está amamantando crías tendría que auto mutilarse al ser cogida en una trampa para liberarse y correr a alimentar a sus hijos? ¿Solamente por instinto y para salvaguardar a la especie? ¡Definitivamente no!

Te sorprenderá saber, por ejemplo, que la mamá pulpo (ese que mucha gente se come a pedazos para satisfacer su ignorante gula de crueldad) cuida un promedio de 200,000 huevos durante 40 días sin abandonarlos ni siquiera para comer. Para saciar el hambre, muchas veces, es capaz de comerse uno de sus tentáculos y queda tan debilitada por el proceso de cuidar a sus hijos que muchas veces muere.

¿Y quién puede ser más resistente que la mamá elefantes cuya preñez dura 22 meses llevando en su vientre a una criatura de más de 100 kilos? El bebé elefante depende únicamente de la leche materna para alimentarse, hasta que aprende a usar su trompa para beber y traer hojas a su boca. Y es en esos precisos momentos cuando el peor de los depredadores, el más sanguinario, abusivo y avaricioso, aparece para robarles a sus hijos y venderlos a circos y zoológicos. Un elefante bebé en libertad jamás se separa de su madre.

El mundo animal está lleno de ejemplos del amor, la valentía y el sacrificio que las madres animales realizan por sus crías: La gacela que se ofrece como presa para salvar la vida de sus hijos; la mamá gorila que se enfrenta a cazadores con armas automáticas para evitar que atrapen a sus hijos para venderlos a circos y zoológicos; las focas que se ofrecen a los malnacidos cazadores para impedir que despellejen a sus bebés y las vacas que corren detrás de los camiones que llevan a sus hijos al matadero para que los desinformados o indiferentes humanos puedan disfrutar de la carne de ternera.

Los animales son seres capaces de sentir y de experimentar gozo al estar con sus familiares y semejantes. Son capaces de sentir alegría, dolor, pesar, entusiasmo, depresión, tristeza, y empatía. Y también son capaces de expresar amor más allá de la preservación de su propia especie cuando se trata de sus hijos. Entonces, aunque solo sea por un minuto, ponte en el lugar de todas esas madres, que, como tú, no quieren ver a sus hijos asesinados, esclavizados, despellejados, atrapados, mutilados o sufriendo en las calles. Por unos minutos piensa en lo que sentirías si todas estas terribles cosas les sucedieran a tus hijos en frente de ti. El hecho de no vocalizar en forma humana ese dolor desgarrante, no lo hace más llevadero o menos importante.

En este Día de la Madre, quiero invitarte a reflexionar sobre lo que he intentado explicarte en este artículo; quiero animarte a pensar, pero más que nada a sentir. La esperanza del cambio liberador nunca muere en mí; la mantendré hasta el último segundo de mi vida.

Y finalmente, quiero saludar a mi madre quien inculcó en mí el amor a los animales desde mi niñez y a mi hermana quien rescató de las calles a varios de nuestros maravillosos perritos y quien me regaló una sobrina súper inteligente, compasiva, vegetariana y defensora de los animales. Paloma es lo más cercano a una hija para mí, y aunque nunca, por obvias razones fisiológicas y de destino, podré sentir lo que una madre biológica siente al haber a una hija lograda, es un placer y un orgullo para mí saber que ella tomará la posta en esta carrera que su tía empezó por los animales hasta el día de su total liberación.

 

Tags: ,

Jardines atractivos para los animales silvestres

gardens

No interesa si el jardín de tu casa es extenso o amplio o si solamente consiste de unas cuantas macetas bien cuidadas en tu balcón. Lo importante es hacer que esa área sea atractiva para algunos animales cuya existencia depende de lo que tú hagas para proveerles un buen ambiente para vivir.

Aquí te dejo ocho simples recomendaciones:

  1. Siembra flores. Sus variados colores no solamente harán de tu jardín un ligar lindo y agradables sino que también atraerán pajaritos y mariposas. Si tu jardín es grande, considerar utilizar parte de él para sembrar césped nativo lo cual proveerá belleza y un hábitat propio para las criaturas que lo habiten. Los algodoncillos son plantas extremadamente importantes para las mariposas, especialmente para las mariposas Monarcas.
  2. Las mariposas son más activas durante el día y se beneficiarán si tienen un lugar adecuado para calentarse durante las épocas de frío. Añade una maceta o una piedra de colores para atraerlas.
  3. Es también muy fácil proveer un buen albergue natural para los sapos, ranas, lagartijas, tortugas y las pequeñas serpientes, no venenosas, que viven en tu jardín. Todo lo que debes hacer es colocar varias piedras en un lugar soleado y caliente. Sembrar árboles que den sombra y dejar una cantidad razonable de hojas en el césped es también una buena idea.
  4. Tener un recipiente con agua fresca y limpia es muy importante para los pajarillos, murciélagos (si es que viven en tu área), picaflores y otros animales silvestres. El agua puede ser colocada en un platito, una bañera para pajaritos, o en una fuente artificial. Asegúrate de cambiar el agua frecuentemente para mantenerla fresca. Las mariposas no pueden beber agua de fuentes o platitos; por eso, asegúrate de proveer una pequeña área de arena o tierra mojada para ellas.
  5. No utilices pesticidas, fertilizantes o herbicidas químicos y tóxicos porque son generalmente tóxicos para todos los animales y las personas. Opta siempre por productos orgánicos.
  6. Sé amigo de las abejas. Esa historia de que viven para picarte es un mito. Si se te acercan, muévete hacia otro lado y no uses perfumes o lociones florales para no atraerlas. Siembra flores nativas de color azul, violeta, morado, blanco, y amarillo que son sus colores favoritos y también siembra plantas que florezcan en diversas épocas del año para brindarles el albergue y la protección que necesitan.
  7. En lo posible, no te deshagas de árboles muertos o que estén muriendo porque ellos atraen pájaros e insectos que necesitan protección de los elementos o un lugar donde criar a sus hijos. Si te es posible, designa un área de tu jardín solamente para proteger y albergar a los animales silvestres.
  8. Cuando tengas que lidiar con los animales silvestres, siempre encuentra soluciones humanitarias. Recuerda que el planeta es de todos y todos queremos vivir en paz. Evita problemas poniendo la basura en su lugar, limpiando el área regularmente, evitando el amontonamiento de cosas y tapando los contenedores de basura correctamente para que los animales no tengan acceso a ellos. También puedes usar trampas humanitarias que solamente atrapan al animal pero no lo matan. Una vez capturado lo puedes soltar en su hábitat natural sin problemas. Jamás utilices crueles trampas de resorte o de goma. Los animales que caen en ellas sufren tremendamente y en algunos casos también pueden ser peligrosas para tus animales domésticos y los niños. Acostúmbrate a observar a los animales silvestres a la distancia. No trates de acercárteles o tocarlos. Y si ves a uno herido, no trates de ayudarlo sin la debida atención veterinaria. El cuento de que las madres aves “huelen” a sus polluelos y los matan cuando se dan cuenta que los tocó un ser humano, es un mito.

Invita a tus vecinos a también seguir estos consejos para que el área en la que vives sea un lugar adecuado, humanitario y seguro para todos los animales silvestres que te visiten.

 

Tags: , ,

Los animales en la política estadunidense

patriotic animals

Por primera vez en mi vida estoy indecisa en mi voto para las próximas elecciones de noviembre. Las propuestas de los dos principales candidatos demócratas aún no terminan de convencerme y creo que mi voto se decidirá luego de revisar con mucho cuidado la trayectoria de Clinton y de Sanders en la arena política estadunidense. Ese tema para mí es mucho más importe que la economía, la inmigración ilegal o el seguro médico universal.

El abuso contra los animales es un delito mayor en los 50 estados de la nación. El sólo hecho de asistir a una pelea de perros o gallos es un crimen y en la actualidad muchas ciudades del país siguen luchando para pasar más leyes a favor de los animales. A pesar de todos estos avances, los Estados Unidos están aún muy lejos de ser considerados una nación totalmente humanitaria.

El Fondo Legislativo de la Sociedad Humanitaria de los Estados Unidos provee el “rating” humanitario no sólo de los candidatos a la presidencia sino la de todos los miembros del Senado. En este año electoral, sólo la página de Bernie Sanders dedica una sección sobre su posición frente a temas relacionados al bienestar de los animales.

Entre los candidatos republicanos, Donald Trump, no tiene ningún record porque nunca ha sido elegido como representante político. Sus dos hijos son cazadores y él afirma que él no apoya la caza, pero utilizó su cuenta de Tweeter para criticar la decisión de retirar a los elefantes del Circo Ringling Brothers.

Marco Rubio solamente tiene un récord de 12 puntos en una escala de 100 y Ted Cruz solamente alcanzó 4 puntos.

Entre los candidatos demócratas, Hillary Clinton, cuando fue senadora, llegó a tener más de 100 puntos en un año y el promedio de sus cuatro años en el Senado alcanzó el alto puntaje de 92 puntos.

Bernie Sanders tiene el récord más impresionante de todos. Su promedio en 11 años alcanzó 97 puntos. En muchos de estos 11 años alcanzó un récord de 100 puntos. La única mancha en su curriculum humanitario fue cuando votó a favor de permitir la caza en los parques nacionales.

En mi opinión, conocer el curriculum humanitario de cada candidato a la presidencia demuestra claramente el nivel de la compasión y compromiso que cada uno de ellos tiene con la causa de los animales y nos pinta un retrato previo de quien será el político que apoyará nuestro trabajo y las leyes que necesitemos pasar para ayudar y liberar a los animales.

Nos queda la concreta esperanza de que algún día, en este país, un candidato a la presidencia otorgue la condición de “seres sintientes” a todos los animales terminando con la errónea condición de considerarlos como “propiedad”. El año pasado, la Unión Europea tomó ese gran paso (aunque no incluyó a todos los animales) de manera que la esperanza es concreta y existe. Es por eso que debemos seguir trabajando arduamente y educando al público para ver concretado ese sueño en un futuro cercano.

 

 

Tags: ,

Cómo decir “Te quiero” en lenguaje canino

doggie love

No tengo la menor duda de que tu perro te quiere con todo su corazón, y espero sinceramente que tú también lo quieras con toda la capacidad posible de la especie humana (mucho más limitada que la de los perros, claro está).

Nosotros les demostramos nuestro cariño acariciándolos, rascándoles las orejitas y la panza, hablándoles con vocecitas tan agudas que podrían quebrar docenas de copas de cristal, comprándoles juguetes, saliendo a jugar al parque con ellos, etc. Pero ellos, nos demuestran su amor de diferentes maneras, con claros signos de su aprecio y cariño. Tu perro no te puede comprar chocolates o rosas, pero sí puede darte a entender que tú eres el centro de su universo.

Si tu perro muestra uno de los siguientes signos, que no te quede duda que te ama con locura:

  • La llegada a casa: Tu llegada a la casa es una fiesta para ellos. Te saluda moviendo la cola (o la caderita, si no la tiene), ladra, gime y salta de alegría. Si encima de todo esto, se apura en traerte su juguete favorito, puedes estar seguro de que te ama totalmente. Pero, de acuerdo a un artículo publicado en el Blog del Wall Street Journal, si hace lo mismo con cada persona que llega a la casa, puedes estar seguro de que tienes un perro amorosísimo dispuesto a repartir su amor incondicional con mucha gente.
  • El movimiento de cejas: De acuerdo a la página web Care2.com, los perros también expresan su afecto mediante expresiones faciales. En un reciente estudio hecho en el Japón, unos perros fueron presentados a su guardián, a un extraño, a un juguete para perros y a un objeto que a ellos no les gustaba. Cuando los perros vieron a su guardián inmediatamente levantaron las cejas (especialmente la ceja izquierda); cuando vieron al extraño definitivamente hubo menos movimiento facial y hubo movimiento de la ceja derecha. Similarmente, cuando vieron a alguien con los que tenían algún tipo de relación, los perros movieron sus orejas hacia atrás. Y si se trataba de un objeto que no les gustaba, movían la oreja derecha para atrás.
  • La mirada de amor: En un segmento del programa 60 Minutos de la cadena CBS, se presentó Brian Hare, un experto en perros, para hablar sobre las formas en las que los perros expresan su amor. De acuerdo al experto, cuando tu perro te mira a los ojos, él te está “abrazando con sus ojos”. ¿Por qué? Porque cuando tu perro te mira, está segregando una substancia llamada oxitocina. Esta es la misma hormona que ayuda a las madres a formar una conexión muy fuerte con sus bebés recién nacidos. Este contacto visual definitivamente indica el amor que tu perro te tiene. Ahora bien, para nada recomiendo que te involucres en un concurso de fijar la mirada con tu perro a ver quién pestañea primero porque eso, en el lenguaje de los perros, lo puede atemorizar o confundir al pensar que estás retando su jerarquía en el orden de la “jauría doméstica” de tu casa. Aquí solamente me refiero a la mirada tierna que tu perro puede intercambiar contigo por unos breves instantes.
  • El bostezo juntos: Todos sabemos que el bostezo es contagioso. Es más, te apuesto que el solo hecho de leer sobre el bostezo en este artículo, te hará bostezar. Pero, ¿sabías que los perros también experimentan la misma sensación? De acuerdo a la publicación Live Science, un estudio ha demostrado que el bostezo indica empatía, de manera que cuando tu perro bosteza contigo, él está estableciendo un vínculo con su guardián humano. En el estudio mencionado, los perros bostezaron más veces cuando sus guardianes humanos lo hicieron en comparación a cuando lo hicieron personas extrañas. ¿Parece difícil de creer? Lo puedes probar en casa; pero, por favor, no te desanimes si tu perro no lo hace de inmediato ya que él quizás no pueda reconocer o prestar mucha atención a tu bostezo.

Hay muchas formas científicas de confirmar que tu perro te ama, pero ten presente que las reacciones varían en cada animal. La mejor manera de saber que tu perro te ama es confiar en tu instinto.

Si tu perro para las orejitas al oír tu voz, se pone triste al darse cuenta que saldrás de la casa, salta lleno de alegría a tu regreso (aunque solamente te hayas demorado unos minutos), se engríe contigo en la forma que sólo él sabe hacerlo, o se acurruca a tu lado para sentirte cerca a él, estoy completamente segura que su corazón es 100% tuyo.

 
 

Tags: , ,

Límpiale el cucú

dog scooping

En Latinoamérica le llamamos de muchas maneras: cucú, pompis, trasero, poto, etc. Lo importante es saber que hoy nos estamos refiriendo a la parte trasera de nuestro perro y a la limpieza diaria que requiere.

Para todos los guardianes de estos nobles animales, es muy importante saber que la limpieza del trasero de nuestros perros, no solamente puede causar malos olores sino también serios problemas de salud que. En algunos casos, pueden ser contagiosos para las personas.

A veces, cuando no se percibe el mal olor, el perro tratará de demostrar su incomodidad frotando su trasero en el piso. En el momento que lo vemos hacer eso, es importante revisar y limpiar el área ya que si el pelo que rodea su ano y que continúa estando sucio puede causar irritación e inflamación.

Muchos veterinarios y peluqueros de perros (groomers) recomiendan que el pelo alrededor del ano se mantenga corto. Esto previene que el pelo alrededor se enrede y pegue, lo cual puede ocasionar infecciones y muy mal olor. Si las glándulas anales no han sido limpiadas propiamente, ellas también pueden verse involucradas haciendo que el perro tenga dolorosos problemas al defecar, infecciones y abscesos. Obviamente, si notas que éstos ya existen, lleva de inmediato a tu perro a su veterinario.

El excremento del perro puede ocasionar enfermedades, o por lo menos es portador de bacteria y parásitos que pueden ocasionarlas. Esta es una pequeña lista de las enfermedades que tú podrías adquirir si no eres cuidadoso con la higiene de tu perro:

  • Salmonela
  • E-coli
  • Campilobacteriosis
  • Yersiniosis
  • Ciclóspora
  • Giardia
  • Criptospordium
  • Lombrices intestinales
  • Lombriz solitaria
  • Tactoplasmosis

¿Qué puedes hacer al respecto?

La prevención es lo más importante.

  • Si el pelo alrededor del ano se mantiene limpio y corto, el pelo no se enredará y pegará allí. Si llevas a tu perro a alguna peluquería canina, dile a su peluquero que preste especial atención a esta parte del cuerpo de tu perro. De esa manera, será mucho más fácil asear a tu pero en casa. Además, ya que estamos hablando de la higiene correcta, también mantén las áreas de la vulva y el pene de tus perros limpia.
  • Si es posible, limpia el ano de tu perro cada vez que vaya al baño. Si eso no es posible de manera inmediata, ten siempre a la mano, toallitas húmedas (las que también se usan para bebés) para proceder al aseo de tu perro. En algunos países se venden toallitas húmedas especiales para perros con piel sensitiva, pero si no las encuentras, los pañitos húmedos para bebé son una buena alternativa. También ten contigo, en todo momento, desinfectante en gel (o alcohol en gel) para tus manos.
  • NO utilices tijeras regulares ya que intentar cortar el pelo del perro en esas áreas sensitivas es muy peligroso y podrías cortarlo. Es una buena idea invertir en tijeras profesionales para peluqueros de perro. Estas tijeras están especialmente diseñadas para evitar ese tipo de accidentes.
  • Si el pelo de tu perro se ha enmarañado o está pegado, lava el área con agua tibia y jabón y luego usa un peine, preferiblemente un peine para pulgas, para poder desenredar la materia fecal pegada al pelo. Luego usa las tijeras especiales para cortar alrededor del área. Esta es la manera más fácil y menos dolorosa para que tu perro quede limpio.
  • Recuerda que el punto es mantener el pelo corto de manera normal y natural en esas áreas. Si lo cortas demasiado corto y muy cerca a la piel, eso le puede producir picazón e irritación.
  • Coloca a tu perro en una mesa o superficie alta para que te sea más fácil ver lo que estás haciendo. Si tu perro no ha sido entrenado para pararse y estarse quieto por unos momentos, es conveniente que alguien te ayude a detenerlo. Recuerda que a nadie le guste que le estén manipulando esa área del cuerpo. Levántale la cola con cuidado y procede a la limpieza.
  • Cuando le limpies el área de la vulva o el pene, haz que tu perro se recueste en su espalda para que puedas proceder a la limpieza con más facilidad. En este caso, la ayuda de otra persona también es bienvenida y sirve para ayudar a calmar a tu perro.
 

Tags: ,