RSS

Tag Archives: delfines

La mayor matanza de delfines en el mundo sucede en el Perú

NO a la matanza de delfines

Otro motivo más de vergüenza nacional. Pero el tema debe ser expuesto, cuestionado, y repudiado para establecer las normas legales y punitivas que corrijan este gran problema.

Los delfines, que con su permanente “sonrisa” dan la impresión de estar eternamente felices son animales populares, extremadamente inteligentes y poseedores de un avanzado sistema de comunicación que es objeto de estudios científicos. Lamentablemente, su innata curiosidad por los humanos los lleva a muertes crueles y agónicas al extremo de haberlos puesto en peligro de extinción a nivel mundial.

La caza de delfines que ocurre en el Perú es la más grande del mundo pues normalmente en el mar peruano se dan muerte anualmente entre 5 mil a 15 mil delfines, no solo para consumirlo, sino también para utilizarlos como carnada para cazar tiburones, especie que igualmente se encuentra en peligro de extinción. Por este simple hecho la matanza en el Perú en este momento es mayor a la que comete en Taiji (Japón) e Islas Feroe (Dinamarca), considerados hasta hace algunos años como los mayores exterminadores de delfines del mundo y que han disminuido sus cifras porque el primero, luego del tsunami se quedó sin embarcaciones de caza del delfín y el segundo ahora practica una caza racional, sustentable y sujeta a cuotas controladas.

La caza del tiburón con anzuelos de carne de delfín en el Perú es hecha por los pescadores artesanales, con la exclusiva finalidad de apropiarse de sus aletas para exportarlas al Asia, donde están considerados como producto afrodisíaco. Los tiburones también se encuentran amenazados con la extinción, porque ningún país del planeta ha sabido dotarse de una legislación punitiva que lo proteja, conserve y someta su caza a planes de explotación racional y sustentable.

Las soluciones que se vienen proponiendo en el Perú por las asociaciones defensoras de la fauna marina son, entre otras, empezar una veda inmediata de la caza de tiburones ante la matanza ilegal y la sobrepesca masiva de estos animales, por una larga temporada a fin de impedir la caza de los delfines. El axioma es sencillo: si no hay caza de tiburón no habrá caza de delfines.

Gracias a la alerta de organizaciones peruanas como Mundo Azul, el Ministerio Público resolvió abrir investigación de oficio en Chimbote (Áncash), Callao (Lima) y Paita (Piura), donde tienen lugar la mayor parte de matanzas de delfines, para determinar a los responsables de la caza y matanza de delfines en el mar peruano y por ende de los tiburones.

Conforme lo ha señalado el procurador del Ministerio del Ambiente, Julio Guzmán, el Ministerio Público tiene a la mano expresos dispositivos del Código Penal que castigan con sanciones de hasta siete años de prisión para quienes efectúen pesca prohibida. La de los delfines está prohibida por tratarse de una especie en peligro de extinción. El procurador Guzmán ha hecho suya la denuncia de Mundo Azul y adelantó que hasta el momento están en curso unas 9,000 denuncias formuladas ante el Ministerio Público por delitos ambientales, de los cuales alrededor de 1,500 están relacionados con especies de flora y fauna de todo tipo, incluyendo la hidrobiológica. Lamentablemente, hasta el momento no hay ninguna persona condenada por caza furtiva de especies hidrobiológicas protegidas y es por esa razón que los ciudadanos debemos presionar a las autoridades y organismos respectivos para que hagan su trabajo eficientemente y dejen caer todo el peso de la ley a los infractores de las mismas.

Representantes de Mundo Azul han lanzado duras críticas al Instituto del Mar del Perú, que a pesar de conocer esta dramática realidad, no ha emitido alerta alguna. Estudios de esta entidad hechos desde hace 2 a 3 años, comprueban que más del 90% de desembarque de tiburones es debajo de la talla mínima legal cuando solo 10% está permitido, y que la caza de delfines para ser usados de carnada para los tiburones es un crimen ecológico. La matanza de los delfines es realmente criminal y cruel, porque son izados a la cubierta de las embarcaciones, donde son objeto de la extracción de sus aletas y luego arrojados al mar.

Otra práctica de control consistiría en la prohibición inmediata de la producción y venta de arpones, su posesión y uso. Basado en esta nueva legislación las autoridades portuarias deberán revisar las embarcaciones antes de su salida y al retorno para detectar la presencia de arpones y/o carne de delfín. Estos controles se deberán dar como un procedimiento estándar estricto.

A la reacción del Ministerio Público, se ha sumado la del Ministerio del Ambiente, que ha instalado recientemente la Comisión Multisectorial de la Gestión Ambiental del Medio Marino-Costero, y la creación de un grupo de trabajo para abordar las denuncias sobre caza ilegal de delfines y de tiburones de tallas menores en mar peruano. Gabriel Quijandría, viceministro de Desarrollo Estratégico de Recursos Naturales, ha destacado que esta comisión es una oportunidad para empezar a trabajar de manera coordinada la gestión del océano, de sus recursos y ecosistemas. En el ámbito marino costero hay una coexistencia de múltiples responsabilidades dispersas entre por lo menos 26 instituciones con algún tipo de injerencia y cada uno planifica y realiza sus intervenciones sin la suficiente coordinación. Esta desconexión debe acabar y pasar a una unificación de acciones inmediatas y efectivas que garanticen el bienestar y los derechos de la fauna marina del Perú.

 

Tags: , , , ,

India prohíbe delfinarios en todo el país

delfinario2Hace unos meses, existían tres proyectos para crear delfinarios en India, pero afortunadamente, el Comité de Bienestar Animal del país asiático acaba de prohibirlos totalmente.

Los delfinarios en Asia generalmente adquieren delfines y ballenas silvestres o las compran a los cazadores japoneses. Los animales llegan completamente traumatizados y son forzados a sobrevivir lejos de sus ambientes naturales y de sus familias y congéneres. En muchos casos son enviados a diferentes países donde vivirán una vida de cautiverio y miseria por el resto de sus días.

El único delfinario que se abrió en la India a finales de los años 90 Chennai poseía cuatro delfines importados de Bulgaria que murieron a los pocos meses.

El Comité de Bienestar Animal presentó como evidencia pruebas contundentes que demostraron la crueldad y la tortura que estos animales soportaban viviendo en estrechos tanques de concreto, con un alto índice de mortalidad, heridas y exhibiendo comportamientos anormales y peligrosos tanto para los animales como para los humanos que interactuaban con ellos en programas de natación. Por lo tanto, el Comité decidió prohibir todos los permisos para construir delfinarios en todo el territorio hindú.

Varios países como Costa Rica, Chile, y Croacia, ya han prohibido espectáculos con delfines, mientras que otros como Inglaterra y Brasil los han regulado tan estrictamente que resulta muy costoso poder operarlos.

La India se une entonces al grupo de naciones progresistas que han prohibido este tipo de espectáculos que no tienen lugar en el Siglo XXI.

 

Tags: , ,

Liberan a Tom y Misha

Los delfines Tom y Misha fueron finalmente liberados y, a las pocas horas, ya se encontraban socializando con otros delfines. Los transmisores de satélite conectados a sus aletas dorsales indican que ya han viajado por muchos kilómetros y que se encuentran en buen estado de salud.

Estos dos delfines fueron apresados y se mantuvieron en cautiverio por cuatro años como parte de un programa que ofrecía al público nadar con ellos. Tom y Misha fueron brutalmente capturados en Hisaronu, Turquía y, de inmediato, se les privó de cualquier ambiente natural, forzándolos a actuar frente a turistas. Su futuro parecía incierto hasta que la Fundación Born Free, una organización inglesa que lucha por los animales en zoológicos y acuarios, se empeñó en ponerlos en libertad.

Con la ayuda de PETA Alemania, activistas de todas partes del mundo y activistas turcos consiguieron liberara a Tom y Misha en una reserva marina del Mediterráneo para empezar a prepararlos para su liberación final en el océano.

Debido al estrés provocado por su confinamiento intensivo, cuando llegaron a la reserva, los delfines estaban débiles, letárgicos y habían bajado de peso. Pero después de un tiempo considerable y de muchos cuidados, ahora están sanos, fuertes, y lo más importante; están aprendiendo a cazar y alimentarse por sí mismos, lo cual significa que están casi listos para ser puestos en total libertad. Finalmente, podrán nadar cientos de kilómetros al día, y utilizar su sonar para explorar el océano.

No participes en ningún programa o espectáculo que incluya delfines en cautiverio. La única forma de interactuar con ellos es en libertad, en su hábitat natural, y bajo sus propios términos.

 

Tags: ,

Amazon.com prohibe venta de productos de ballenas y delfines

Gracias a las miles de cartas y correos electrónicos enviados por activistas y el público en general, desde el 7 de marzo, el gigante de Internet Amazon.com prohibirá oficialmente la venta de cualquier producto de ballenas o delfines en la página japonesa de la compañía. Los miles de mensajes enviados al Director Ejecutivo Jeff Bezos lo convencieron de suspender la venta de esos crueles productos.

Está científicamente comprobado que la carne de ballena contiene altos niveles de mercurio, mayores a los límites permitidos por el gobierno japonés, lo cual constituye un gran peligro para la salud humana.

Felicitamos a Amazon.com por haber escuchado al público y por tomar la decision correcta al declarar esta prohibición.

 

Tags: ,

Una sonrisa que engaña

La sonriente cara de los delfines hace creer a la gente, y sobre todo  a los niños, que estos inteligentísimos animales disfrutan de su cautiverio en jaulas de vidrio, haciendo miles de trucos que deleitan a grandes y chicos. Si los humanoides espectadores de sus privilegiados cerebros son testigos de sus habilidades y capacidades cognitivas, ¿por qué nunca han cuestionado su esclavitud y abogado por su libertad?

Los delfines son mamíferos marinos, pertenecientes al orden de los cetáceos, y el más popular entre ellos es el conocido como “nariz de botella”, aunque existen más de 40 especies diferentes. Este es el delfín que acompañó nuestra niñez como Flipper, cuyo entrenador, muchos años más tarde, denunció todos los maltratos a los  que se le sometió.

Este delfín puede medir hasta 4 metros y pueden llegar a pesar hasta 300 kilos. Tienen la cabeza grande, el hocico alargado y un orificio respiratorio en la parte superior de la cabeza, llamado espiráculo que les permite respirar y comunicarse. Con él silban y lanzan ráfagas de sonidos llamadas clicks, que les permiten comunicarse entre ellos. Son excelentes nadadores debido a sus cuerpos aerodinámicos y su piel suave, pueden llegar a sobrepasar los 50 km. por hora, lo que lo convierte en el animal más veloz dentro del grupo de los cetáceos. En su ambiente natural pueden nadar hasta 80 kilómetros al día, manteniendo la respiración hasta 20 minutos y buceando a profundidades de más de 500 metros.

Estos inteligentes y altamente sociales animales viven en grupos numerosos (en algunos casos hasta de un millar de individuos), y establecen fuertes lazos sociales tanto con sus familias sanguíneas como con otros individuos de su clan. Establecen fuertes lazos emocionales entre madre e hijos y también con delfines enfermos o heridos. Muchas veces se les ha visto ayudando a otros delfines a subir a la superficie para respirar.

Cada año, miles de personas acuden a los delfinarios de todo el mundo sin comprender que a estos animales se les secuestra de sus entornos naturales, se les separa de sus familias y compañeros de grupo, y se les caza con redes. Los que sobreviven, son condenados a vidas de esclavitud en tanques de cemento donde viven escuchando al zumbido interminable del sistema de filtración, los gritos de la audiencia y la música estridente que acompaña sus presentaciones. Allí sufren lesiones y enfermedades debido a las condiciones sanitarias del agua, del aislamiento y la falta de estímulos ambientales y sociales.

Por lo menos un tercio de los delfines nacidos en cautiverio mueren. La reproducción fuera de su hábitat natural es muy baja, por lo que las capturas de delfines silvestres continúa.

Los métodos de captura son muy violentos y producen un alto nivel de estrés, no sólo en los animales capturados, sino también en todo el grupo. Muchos animales son seriamente dañados y los que no mueren directamente asfixiados entre las redes o se lastiman gravemente, son abandonados a su suerte. El 53%  de los delfines capturados mueren dentro de los primeros tres meses de encierro. Para un delfín, las piscinas en las que viven son crueles cárceles donde no pueden comportarse  naturalmente.

Los delfines llevan a cabo los trucos porque son alimentados para hacerlos. Una de las primeras cosas que aprende un entrenador acerca de los delfines es que ellos no actúan inmediatamente a menos que tengan hambre. Por eso los delfines son alimentados durante el show. Cada vez que el delfín hace algo bien, el entrenador toca el silbato y le lanza un pescado. A menudo son ellos mismos los que empiezan el show cuando están hambrientos. Los entrenadores llaman a esto “recompensa positiva”. Sin embargo, desde la perspectiva de los delfines, es privación de comida. Si el delfín no lo hace bien, no obtendrá alimento. El hambre fuerza a los delfines a ignorar sus instintos naturales más básicos mientras que el público ignorante o indiferente ríe y aplaude ante su cautiverio y explotación.

 
 

Tags:

Delfín juega con iPad

Hacer piruetas en el aire o recoger pelotas del agua no es suficiente diversión para Merlín. A este simpático e inteligente delfín le gusta más la tecnología moderna y jugar juegos en una iPAD.

El investigador de delfines Jack Kassewitz, creó una aplicación para iPAD llamada “Igual o Diferente” especialmente para Merlín. Él le muestra al delfín la imagen de un determinado objeto en la pantalla (por ejemplo, un patito amarillo) y después de tocar la imagen con su boca, Merlín se lanza a encontrar el objeto que la pantalla le muestra. A Merlín le divierte tanto este juego que cada vez que recoge el objeto indicado le da un golpecito con aleta pectoral. En el lenguaje de los delfines, esto se interpreta como un ¡chócala! luego de hacer algo bien hecho.

Kassewitz espera que, en un futuro cercano, juegos de iPAD como éste puedan conducir a crear un lenguaje común entre los delfines y los seres humanos, similar al lenguaje de símbolos que ya se usan con simios.

Los delfines son criaturas poseedoras de una extraordinaria inteligencia y por eso mismo ni deben ser esclavos en parques acuáticos de ningún tipo, ni utilizarse en cautiverio como “terapia” personas enfermas. Ellos tienen derecho a vivir libres en el mar, con sus familias y congéneres, atendiendo a sus propios intereses.

Este video de la película Zeus y Roxanne es uno de mis favoritos.

 

Tags: