RSS

Tag Archives: PETA

The 2017 Nancy Alexander Activist Award

NAAA - Con Nancy Alexander

Entender racionalmente que uno merece un premio es cosa seria. Al menos, para mí, siempre lo ha sido. Como si se tratara de un instinto automático, algo dentro de nuestro cerebro nos dice que, para merecerlo, uno tendría que haber hecho mucho, mucho, más. Pero en ese momento, la mente que, en ocasiones, es más tardía que el corazón, nos lleva al principio de la lucha. A esos tiempos en los que hablabas un lenguaje que casi nadie entendía y te empeñabas en difundir un mensaje cuyo tiempo aún no había llegado. Es en ese preciso momento cuando te detienes, miras hacia atrás y te das cuenta de todo lo que tu mínimo aporte pudo influenciar.

Los premios se dan por diferentes motivos y provienen de diferentes fuentes; pero cuando provienen de gente y organizaciones que admiras y respetas el premio final es ya haber sido considerada para obtenerlo. Es una de esas ocasiones en las que un sueño del que tal vez no eras plenamente consciente, se concretiza y se lleva a cabo entre gente con la que quisieras convivir siempre; activistas que son igualmente o más merecedoras de la distinción.

Y sigues pensando y te das cuenta que el mayor premio fue haber contribuido a haber salvado vidas valiosas, preciosas y únicas. Ningún galardón puede igualar a la satisfacción del trabajo bien hecho; nada puede equipararse al sacrificio voluntario que tal vez te alejó de alguien o algo o al cansancio agotador que hiere tu cuerpo, pero engrandece tu corazón.

Como sabiamente dijo Ralph Waldo Emerson, “Dejar este mundo mejor por una condición mejorada y saber que por lo menos una vida se ha salvado porque tú exististe; eso es haber tenido éxito en la vida”. Llevo su poema completo en mi agenda y lo leo frecuentemente, sobre todo, cuando las fuerzas faltan y la energía se desploma. Es el bálsamo que todo activista por los derechos de los animales necesita para seguir adelante, pese a todos y a todo. Somos una raza invencible y perseverante; pero cuando nuestra humana imperfección aflora, no hay nada mejor que detenerse por un momento y pensar que absolutamente todos nuestros actos sumaron a la causa.

Este año tuve el honor y el privilegio de recibir el Nanci Alexander Activist Award de manos de la propia Nanci. Activista de altura, de convicción, Nanci ha pasado toda su vida ayudando a los animales incansablemente desde la organización que fundara, la Animal Rights Foundation of Florida y alimentando éticamente al público desde el magnífico restaurant Sublime en Fort Lauderdale en Florida. Al tener una posición económica privilegiada, ella pudo haber optado por contribuir a otras causas; pero su corazón escuchó el llamado de la voz sufriente de los animales y ella siguió ese camino.

El honor se hace aún más significativo cuando detrás de mi nominación está People for the Ethical Treatment of Animals (PETA) y su fundadora, Ingrid Newkirk, una mujer para la que no existe un premio suficientemente grande pues su compromiso con la causa de los animales no tiene parangón en este universo.

He recibido el NAAA en nombre del compromiso que tengo con todos los animales y su liberación y en nombre de todas aquellas personas que, en diferentes momentos y proyectos me proporcionaron su ayuda, apoyo, y talentos particulares. Nunca hubiera podido hacerme merecedora a ningún premio si no hubiera contado con su afecto y su confianza.

Si hay algo de lo que siempre estaré orgullosa es de pertenecer y colaborar con la organización de defensa de los derechos de los animales más importante del mundo, PETA. Con ellos me formé, me entrené y aprendí a ser efectiva para la lucha. Con ellos compartí mis frustraciones y mis logros. A ellos les debo que mi vida tenga un verdadero significado y una misión con la que continuaré aún en vidas futuras. No miento, ni exagero cuando, en la máxima expresión de mi parcialización, los coloco en un pedestal al que ningún otro grupo podrá llegar.

De regreso de Florida, en el avión, miro mi hermosa placa y empiezo a pensar en el lugar perfecto para colocarla. Hay varias opciones, pero termino situándola en mi recámara, en un lugar en el que inevitablemente la veré al despertar. Allí estará como un recuerdo simbólico de lo que debo hacer todos los días de mi vida: seguir trabajando incansablemente por los animales hasta el día en el que finalmente crea que merecí ganarla.

Mil gracias a Nanci Alexander, a Ingrid Newkirk y a PETA. Mi compromiso con la causa de los animales se renueva y se fortalece y mi voluntad para seguir educando a la gente continúa indesmayablemente.

Nietzsche decía que “aquellos que eran vistos bailando, eran considerados locos por quienes no podían escuchar la música”. Es mi nuevo propósito entonces seguir tocando esa música a volúmenes tan altos y contundentes que no podrá haber oídos que no la escuchen.

Advertisements
 
2 Comments

Posted by on March 27, 2017 in Activismo efectivo, PETA

 

Tags: , ,

La envidia es el homenaje que la mediocridad le rinde al talento

proud

Napoleón I estaba en lo correcto cuando dijo que la envidia era una declaración de inferioridad. Esto lo vemos y lo comprobamos todos los días, especialmente cuando el envidioso queda atascado en el odio y la crítica vehemente mientras que el objeto de su envidia avanza a pasos agigantados hacia metas concretas. Eso precisamente es lo que ha estado sucediendo últimamente con los “enemigos” de PETA que ávidos por sembrar el desprestigio y la confusión han llenado las redes sociales con comentarios carentes de bases y pruebas concretas en contra de una organización que goza del apoyo incondicional de millones de personas en el mundo entero. Cuando la gente se sienta frente a una computadora y cree a pie juntillas todo lo que se publica en el Internet, es su naturaleza humana la que los lleva a juzgar y a criticar sin interesarse, ni por un minuto, en evaluar situaciones extremas que solamente tienen el propósito de engañar a la opinión pública o por lo menos, sembrar la confusión y la duda.

Para quienes aún no lo saben, el trabajo vital que PETA realiza al sureste de Virginia y al noreste de Carolina del Norte ha venido ayudado a miles de animales de compañía por más de una década. Los trabajadores de campo de PETA enfrentan, a diario, terribles casos de crueldad, abuso y abandono. Trabajan las 24 horas del día, 7 días a la semana y las llamadas de emergencia a sus “pagers” no cesan de llegar. En medio de huracanes, olas de calor extremo, tormentas de nieve, vórtices polares, PETA rescata gatos atrapados en árboles o desagües; patitos perdidos en drenajes; perros encadenados y condenados a sufrir las inclemencias del clima y cualquier otro animal que necesite ayuda. Algunos animales rescatados se reúnen posteriormente con sus agradecidos guardianes y otros son llevados a diferentes albergues donde tendrán la posibilidad de ser adoptados. PETA ayuda a que algunos guardianes se queden con sus animales ofreciéndoles entrenamiento y consejos para mejorar su comportamiento y ayudándolos a encontrar viviendas que acepten animales.

Aunque PETA cuenta con un programa de adopción, no tiene un albergue tradicional. La gran mayoría de animales que PETA acepta son animales que han sido rechazados por otros albergues del área. Los rechazan porque son animales obviamente inadoptables debido a problemas de enfermedad extrema, agresión incontrolable, o porque son muy viejos y se encuentran sufriendo. Cada año PETA produce un reporte en el que se indica claramente el número de animales que han recogido, que han sido adoptados y que han sido eutanizados, con la esperanza de seguir incentivando al público para que los problemas de abuso, negligencia y abandono de animales de compañía en todo el país terminen.

PETA se hace responsable por los animales que nadie quiere: los enfermos, los heridos, los viejos, los agresivos, los anti-sociales, los abandonados que son tirados a la calle cuando ya nadie los quiere.  PETA también recibe animales que son rechazados en albergues “no-eutanásicos”. El personal de PETA hace todo lo humanamente posible por ayudarlos, los alimenta, cura sus heridas, les proporcionan un lugar para descansar y los tratan con mucho cariño; pero, algunas veces, estos animales necesitan descansar finalmente de todos sus sufrimientos y son humanamente eutanizados. Si el público no desea lidiar con estas muertes, la respuesta al problema es la prevención y la tenencia responsable de animales domésticos. Debemos detener a los guardianes irresponsables, a los criadores y a los propietarios de granjas de cachorritos, que motivados por el lucro, producen más y más animales que eventualmente serán abandonados a su suerte.

PETA tiene tres clínicas de esterilización móviles que operan en áreas de bajos ingresos en Virginia y Carolina del Norte. Las clínicas ofrecen cirugías de esterilización gratuitas o a muy bajo costo al igual que otros servicios como tratamientos anti-parasitarios y  vacunas. Desde que la primera clínica inició sus operaciones en el 2001, PETA ha esterilizado más de 100,000 animales.

No debemos olvidar que muchos rumores falsos, engañosos y malintencionados son esparcidos y propagados en las redes sociales por organizaciones como el mal denominado “Centro de Libertad del Consumidor” (Center for Consumer Freedom), un grupo compuesto por la tabacalera Philip Morris, la compañía de bistecks Outback, Kentucky Fried Chicken, ganaderos, y otros abusadores que matan a millones de animales anualmente. A esta organización no la mueve la compasión o la preocupación por los consumidores, sino simplemente la codicia. Es precisamente por eso que la conocida publicación USA Today ha sugerido que cambien su nombre por el más apropiado apelativo de “FatforProfit.com”.

En esta época tecnológica en la que la información está al alcance de nuestras manos, lo único que el público necesita es investigar quién y por qué razones grupos como ese pueden estar tan interesados en desprestigiar a PETA, a sus empleados y a sus dirigentes. Es muy fácil criticar y juzgar cuando uno nunca ha caminado en los zapatos de alguien que lidia con la crueldad y el abuso todos los días de su vida; cuando los ojos de un animal sufriente nos suplican que terminemos con sus suplicios. Desde la comodidad de sus computadoras es mucho más fácil y, en mi opinión, más cobarde, producir adjetivos peyorativos y diatribas contra una organización no solamente efectiva sino también consecuente.

Calificarnos de “extremistas” cuando se trata de aliviar el sufrimiento de los animales, no es un insulto. Todo lo contrario, es un halago, pues para nosotros no hay excusa para el maltrato ni la crueldad. Calificarnos de “terroristas” es también inexacto; los terroristas están en los mataderos, en los circos, en los laboratorios de experimentación y en los cosos taurinos. Los terroristas son los especistas que abusan de otras criaturas creyendo tener el derecho a masacrarlos. Calificarnos de “enemigos de la raza humana” es un error, pues nos pasamos la vida educando, convirtiendo, y previniendo para que los animales no-humanos no sufran consecuencias desastrosas en sus vidas.

La causa de los animales, como toda otra causa social, ha pasado por las clásicas etapas de burla, negación, controversia y aceptación. ¿No fueron Gandhi, César Chávez, Martin Luther King y otros luchadores sociales también considerados locos, extremistas y terroristas en sus respectivas épocas? Así es, y ciertamente podemos decir que estamos en muy buena compañía.

He tratado de ser totalmente objetiva al presentar esta información sobre PETA, porque en el plano personal debo confesar (y todo el mundo lo sabe) que estoy totalmente parcializada con su trabajo, sus estrategias, sus proyectos, y sus decisiones. Al ser también humanos, cometer errores u omisiones es una posibilidad, pero en las décadas en las que he estado asociada con ellos no he sido testigo de ninguno. PETA cuenta con mi total e incondicional apoyo en todo sentido: económico, moral, emocional y de acción efectiva. Todas mis lealtades están con ellos, no solamente porque conozco personalmente a varios de sus empleados, dirigentes y el trabajo que realizan, sino porque su compromiso con la causa de los animales es concreto, real, diario y efectivo.

PETA salva vidas y trabaja incansablemente por los derechos de los animales. Y si te queda alguna duda, aquí te dejo una pequeña muestra de lo que he afirmado:

 
2 Comments

Posted by on February 4, 2015 in Activismo efectivo, PETA

 

Tags:

Pokémon y PETA defienden a los animales

Pokemon

Ya saben ustedes que para estos juegos yo no sirvo, pero de todos modos les quería informar que PETA acaba de lanzar su nuevo juego “Pokémon: Red, White, & Blue”.

Este es un juego dirigido a concientizar al público sobre la verdad detrás de las “infelices” cajitas de McDonald’s. A simple vista pueden parecer alegres y divertidas cajas llenas de juguetes; pero nada podría estar más lejos de la verdad.

No permitas que se les lave el cerebro a los niños haciéndolos indiferentes e insensibles desde una edad temprana. Los productos de McDonald’s están llenos de crueldad, dolor y enfermedades para todos.

Como dicen nuestros amigos y colegas de PETA, “Si los Pokémon vinieran a nuestro planeta se sentirían horrorizados al descubrir cómo se trata a los animales y lucharían por defenderlos”.

¡A divertirse entonces con este nuevo juego! Aquí te dejo el enlace: http://bit.ly/1caPLOG

 
2 Comments

Posted by on October 14, 2013 in Activismo efectivo, PETA, Veganismo

 

Tags: , , , , , ,

La carne del futuro

PostEsta semana nos sorprendimos con la noticia de que, por primera vez, se había creado una hamburguesa cultivada enteramente en un laboratorio. Lo que algunos medios de comunicación están llamando “Frankenburger” y el tipo de experimento que grupos de defensa animal como PETA ha venido financiando desde hace mucho tiempo.

De acuerdo al informe que nos envían nuestros activistas en Londres, la única contribución de la vaca fueron unas pocas células madre del músculo extraídas de su trasero. La primera hamburguesa sintética fue cocinada este mediodía en Londres y catada por su creador y otros dos expertos. La buena noticia es que nadie enfermó. La mala, que sobró la mitad.

Se podría decir que hacer la hamburguesa ha costado cinco años y 248,000 euros, pues eso es lo que ha tardado y gastado el equipo dirigido por Mark Post, de la Universidad de Maastricht, en desarrollar su proyecto de investigación. Pero no sería del todo justo: la fabricación de esta hamburguesa concreta solo ha llevado tres meses. Y eso es “menos de lo que tarda en crecer una vaca”, como señaló bromeando el propio Post durante la presentación a la prensa de su trabajo. El científico espera, como es lógico, que los costes y los plazos se reduzcan si la técnica llega a la práctica industrial.

Para Post la hamburguesa cultivada no es un divertimento, sino una necesidad ética, económica y alimentaria. Según las proyecciones de la FAO, la demanda mundial de carne se incrementará en dos tercios de aquí a 40 años, y Post sostiene, como otros científicos, que los sistemas actuales de producción son insostenibles.

“En el futuro cercano, tanto la carne como los cereales se convertirán probablemente en productos de lujo”, sostiene el investigador, “y ello debido a la creciente demanda de cultivos para alimentar al ganado y producir carne”. Post y sus colaboradores de la Universidad de Maastricht proponen su hamburguesa cultivada como una auténtica alternativa a ese escenario insostenible.

Según sus propios cálculos, las ventajas de la nueva hamburguesa sobre la carne producida por los métodos convencionales son un argumento elocuente: un 45% menos de gasto energético, un 96% menos de emisiones de gases de efecto invernadero, y un 99% menos de superficie cultivada. El ganado, y en especial el vacuno, contribuye al cambio climático con su frecuente emisión de metano, producto de la pesada digestión del pasto, un gas cuyo efecto invernadero es 21 veces más poderoso que el del dióxido de carbono.

“El incremento de la demanda de carne incrementará de forma significante los niveles de metano, dióxido de carbono y óxido nitroso, y causará una pérdida de biodiversidad”, sostiene Post. “La carne de vacuno cultivada en laboratorio es probablemente una opción más sostenible, que cambiará para siempre nuestra forma de comer, y de pensar sobre lo que comemos”.

Los científicos han partido de unas pequeñas muestras de tejido muscular tomadas de una vaca con una intervención mínima e indolora. Ese tejido contiene dos tipos de células madre, las precursoras del músculo y las de la grasa, y de momento solo han trabajado con las primeras. Las han cultivado en placas, las han estimulado a crecer y proliferar y han hallado la forma de convertirlas en tiras de tejido muscular de alrededor de un centímetro de largo. Hacen falta unas 20,000 de esas tiras para crear una hamburguesa del tamaño típico.

La primera y de momento única hamburguesa cultivada en el laboratorio fue cocinada por el reputado chef de Cornwall Richard McGowan, que ejecutó una faena de aliño a base de aceite de girasol, dos trocitos de mantequilla y una pizca de sal. En esta ocasión solo había dos comensales: los críticos gastronómicos Hanni Ruetzler, de Viena, y Josh Schonwald, de Chicago. Post también le hincó el diente a su propia criatura.

“Su sabor es bastante intenso, y realmente está cerca de la carne, aunque no es tan jugosa”, dictaminó Ruetzler tras la cata. Los dos críticos coincidieron en alabar la textura. “A mí me parece carne, no se desmorona”, dijo Ruetzler. “La sensación en la boca es como la de la carne”, añadió Schonwald. “Echo de menos la grasa, resulta demasiado magra, pero el bocado tiene el tacto de una hamburguesa; lo que resulta claramente distinto es el sabor”.

El carácter demasiado magro de la hamburguesa cultivada se debe seguramente a que su método de construcción ha sido demasiado simple. El grupo de Maastricht partió de solo uno de los dos tipos de células madre que contiene la carne, las precursoras del músculo. Post planea ahora añadir a su receta unas cuantas células madre precursoras de la grasa, en la esperanza de mejorar su textura, y tal vez también su sabor, puesto que la grasa es responsable de algunas propiedades organolépticas de la carne.

Post y los dos críticos gastronómicos solo se comieron la mitad de la hamburguesa pionera. Una periodista pidió comerse la otra mitad, sin éxito. Post se la llevó a sus hijos quienes, según dijo, estaban ansiosos por probarla.

 
 

Tags: , ,

98% Humano

98% HumanoSi la gente que abusa de los animales tomara en cuenta que los grandes simios son 98% similares a los humanos, tal vez su trato para con ellos sería diferente. Los que trabajamos por los derechos de los animales no necesitamos de ningún porcentaje en particular; pero tal vez para los abusadores humanos esto marcaría una diferencia.

Otra vez la genialidad de PETA nos vuelve a sorprender con la presentación de su nuevo anuncio de servicio público 98% Human, narrado por el actor ganador del Oscar, Adrien Brody y magistralmente creado por la agencia BBDO y por la prestigiosa compañía de producción y animación computarizada The Mill.

Este nuevo video ilustra las trágicas vidas de los animales involucrados en la industria del “entretenimiento” y le pide al público que piensen cuidadosamente en el mensaje y se pongan en el lugar de los animales.

Los grandes simios son utilizados como “actores” luego de que se les arranca brutalmente de sus madres, sus familias y sus ambientes naturales para entrenarlos con métodos crueles y abusivos. Cuando llegan a la adolescencia, alrededor de los 7 u 8 años de edad, se vuelven muy fuertes y muy peligrosos como para poder manejarlos sin problemas. Después de algunos años en la industria del entretenimiento o comerciales, se les descarta vendiéndolos a zoológicos ambulantes o a otros lugares aún peores.

El nuevo anuncio de PETA demuestra que con el avance actual de la tecnología, se puede presentar al público animales actores de forma computarizada (como el del anuncio) sin lastimar a ningún animal real.

Cada vez que veas un  comercial que utilice animales, contacta al canal de televisión y a la compañía para asegurarte que no se utilizó a ningún animal en su creación. Si se utilizó a algún animal, expresa tu contrariedad y exígeles que no lo hagan nunca más, a riesgo de perder tu patrocinio. Envíale la información obtenida a todos tus conocidos y pídeles que hagan exactamente lo mismo. ¡Nunca dudes en el poder que tienes como consumidor!

Aquí te dejo el excelente video de PETA. Está en inglés, pero te aseguro que no necesitas saber ningún idioma para entender su mensaje.

 

Tags: , ,

PETA pone en su lugar a bullies cibernéticos

PETA dog parkEl término “bully” se está volviendo internacional. Se aplica a personas, generalmente estudiantes, que acosan de todas las maneras posibles a sus compañeros de clase, empujándolos a tomar decisiones extremas que a veces terminan en suicidio o asesinato. Y una de sus formas más frecuentes es hacerlo mediante los medios sociales creando campañas de desprestigio y difamación que mucha gente se encarga de propagar sin detenerse a pensar si son ciertas o no.

En la mayoría de los casos, el público no educado en los asuntos que se discuten, produce comentarios negativos y llenos de odio destinados a dañar la credibilidad o la reputación de entidades establecidas. Todo el mundo tiene derecho a tener una opinión determinada; pero nadie tiene el derecho a promover mentiras o falsas acusaciones sin presentar pruebas fidedignas.

Recientemente, PETA ha sido el blanco de estos ataques por la simple razón de que PETA nunca rechazará a ningún animal que llegue a sus instalaciones para ser eutanizado. No interesa si estos animales están a punto de morir, son viejos, están heridos o son altamente agresivos. PETA nunca les cerrará las puertas que otros albergues denominados “no eutanásicos” les cierran sin contemplaciones. Ellos quieren mantener sus manos “limpias” evadiendo la responsabilidad social que todos tenemos. Después de todo, es mucho más fácil criticar a quien sí trabaja en vez de auto-evaluarse.

El Internet está lleno de críticas en contra de PETA y de su política de eutanasia cuando es absolutamente necesaria. El grupo denominado The Center for Consumer Freedom que generalmente está en contra de cualquier causa social tiene un especial interés en desacreditar a PETA; pero ellos no pueden engañar al público informado o a personas que, como yo, somos testigos directos y presenciales del extraordinario trabajo que PETA realiza. Las personas que defienden a los albergues no-eutanásicos están negando una realidad inevitable y no se centran en la solución más factible para el problema: programas masivos y móviles como los que PETA ofrece en áreas de bajos recursos económicos, educación masiva del público y aprobación de leyes que hagan que la esterilización de animales de compañía sea obligatoria y que sancionen la crianza de más animales.

Son muchos los técnicos que trabajan en albergues de admisión abierta y que tienen que eutanizar animales a diario. Nadie en su sano juicio se puede acostumbrar a esta cruda realidad laboral. En un momento determinado de su vida profesional, la mayoría de estas personas caen en profundas depresiones, son víctimas de la denominada fatiga de compasión o incluso llegan a atentar contra sus vidas. Estas personas merecen todo nuestro apoyo y no las críticas de gente que probablemente nunca ha hecho nada concreto por ningún animal. Estas personas lidian con animales en agonía, a punto de morir, animales desfigurados, heridos, lacerados, muertos de hambre o con pesadas cadenas que ya forman parte de sus carnes. Animales infestados por parásitos externos e internos, atropellados o quemados. Animales para quienes la dignidad y paz de la eutanasia es la única alternativa posible. ¿Cuántos de Uds. podrían realizar un trabajo así todos los días del año?

Que quede absolutamente claro que lo que PETA hace es ofrecer un alivio final para todas esas criaturas sufrientes. A nadie le gusta eutanizar a un animal; y si queremos reducir el alto número de muertes, debemos comprometernos a trabajar efectivamente en una solución concreta. Debemos impulsar campañas masivas de esterilización, apoyar leyes relacionadas con el tema de control de la sobrepoblación de animales domésticos, y promover la adopción de animales en vez de su compra en criaderos que bajo ningún concepto pueden ser catalogados como “responsables”.  Como bien lo dijo Ingrid Newkirk, presidenta de PETA, “Si queremos un país sin muertes, debemos trabajar por un país sin nacimientos”. Nada puede ser más claro.

PETA no solamente provee clínicas móviles de esterilización en áreas de bajos recursos donde miles de animales son esterilizados cada año; proporciona cómodas y abrigadoras casitas para perros  durante los crudos inviernos mediante su programa “Ángeles para los Animales”; ofrece atención veterinaria para las personas que soliciten este tipo de ayuda, y cabildea constantemente para pasar leyes que beneficien a todos los animales, sino que también trabaja arduamente para reunir animales con sus legítimos guardianes, como lo hizo durante el Huracán Katrina.

Los animales a su cuidado no se pasan toda una vida en jaulas viviendo vidas sosas y aburridas; tienen cuartos amplios con todo lo que necesitan y ningún animal jamás ha desaparecido cuando han estado a su cargo. Los animales que llegan a su albergue reciben asistencia veterinaria continua y se les pasea y se juega con ellos en su Parque Canino Bea Arthur (mira la foto que acompaña este artículo o la cámara web permanente en este enlace: http://features.peta.org/PETADogPark/) En suma, reciben la atención y el afecto que merecen.

La gran mayoría de los animales adoptables que no son enviados a albergues de admisión abierta van a hogares temporales o permanecen en sus oficinas hasta que se les consiga un hogar de por vida. Los animales a su cuidado jamás pasan el resto de sus vidas en jaulas o caniles donde están físicamente vivos pero emocional y socialmente muertos. Vivir en esas condiciones no es vida para nadie. Los animales merecen disfrutar de vidas plenas donde todas sus necesidades sean debidamente atendidas y respetadas.

Esto y mucho más es lo que PETA hace cada segundo del día. Y ellos seguirán concentrándose en su trabajo por la total liberación de todos los animales sin prestar atención a las cobardes zancadillas que los “bullies” cibernéticos, los ignorantes o la gente desinformada quiere imputarles. PETA y los trabajadores de los albergues que practican la eutanasia, cuando es absolutamente necesaria, no merecen nuestras críticas sino nuestra consideración, comprensión y apoyo.

Por eso, no te dejes engañar con mentiras infundadas acerca del trabajo consecuente y continuo que PETA realiza a favor de los animales. Apoya todas sus iniciativas, sé parte de sus Equipos de Acción, escribe correos electrónicos apoyando sus campañas, y envíales donaciones para que puedan ayudar a aún más animales.

Trázate una meta concreta y trabaja individual o colectivamente en ella. Nunca pienses que tus esfuerzos, por muy pequeños que sean, son en vano. Organiza alguna actividad pro-fondos para esterilizar a los animales de personas de bajos recursos o proponte esterilizar a todos los animales de tu barrio o comunidad. Educa a la gente constantemente y rompe todos los mitos relacionados a la esterilización de animales.

Nuestro poder como activistas radica en nuestras acciones concretas y no en la palabrería infundada de quienes prefieren ignorar una realidad que, aunque lacerante y amarga, puede cambiarse bajo el liderazgo de grupos magníficamente organizados como PETA.

 

Tags: , , ,

No más circos con animales silvestres en el Reino Unido

no circuses

Los circos con animales silvestres en Inglaterra serán finalmente una cosa del pasado. Se ha presentado una ley en el Parlamento Británico para que esta medida entre en acción en el 2015.

Esto significa que en el Reino Unido los animales ya no serán abusados y explotados para el entretenimiento de la gente. Nunca más se negará a elefantes, camellos o cebras su derecho a vivir en su medio ambiente natural con sus congéneres. Nunca más tendrán que vivir hacinados en estrechas jaulas o pasar innumerables horas siendo transportados en climas extremos. Nunca más se les forzará a entretener a un público indolente con trucos baratos que van en contra de su naturaleza.

Al Primer Ministro  David Cameron, se le encargó pasar esta ley en el 2011, pero, ineficientemente, él se tardó mucho tiempo en hacerlo a pesar del mayoritario apoyo del público. Una consulta popular realizada en ese mismo año y que incluía a la Asociación Veterinaria Británica, demostró que el 94% de la población apoyaba esa medida y estaba totalmente en contra de espectáculos arcaicos. El gobierno finalmente escuchó al público y tomó esta medida que definitivamente favorece a los animales.

PETA UK agradece a los miles de activistas que ayudaron a que esta ley se hiciera realidad. Logramos la meta de la prohibición mandándole un claro mensaje a los explotadores de animales, “Sus circos no existirán NUNCA MÁS”.

Esta medida es una gran victoria para los animales en el Reino Unido quien hoy se vuelve un país mucho más compasivo y ético.

 

Tags: ,