RSS

Tag Archives: Lima

Cuando un WUF es un ¡WOW!

WUF

Sé muy bien que estoy utilizando expresiones en inglés; pero en este caso, las onomatopeyas son precisas y correctas pues los angloparlantes utilizan esta última cuando algo les llama poderosamente la atención; cuando algo es verdaderamente impresionante. Este es el caso con los amigos de WUF Perú.

En uno de esos días en los que dedicaba tiempo a la investigación del movimiento en Latinoamérica, revisando noticias y novedades, tropecé con su bien organizada página web y quedé gratamente impresionada. Quien me conoce bien, sabe que es difícil impresionarme, pues, cuando se trata de los animales, siempre busco eficacia, compromiso y profesionalismo. Eso fue lo que encontré en WUF, pioneros del trabajo eficiente en lo referente a adopción de canes en el Perú.

Cuando lo comenté con gente de Lima, recibí mensajes en los que se les criticaba por no incluir felinos en sus programas. Para la gente que no valora los esfuerzos de mejora, aunque sean exclusivos, siempre es más fácil criticar sin fundamento que apreciar el esfuerzo de un colectivo que desea ayudar a reducir el número de perros abandonados en Lima. En lenguaje especista aquí cabría añadir la consabida frase “del perro del hortelano”; pero en mi larga experiencia como activista por los derechos de los animales, han sido innumerables las oportunidades en las que he visto a grupos de perros compartiendo generosamente la comida que una mano compasiva les alcanzaba. Nada está más lejos de la verdad que ese absurdo refrán, que como bien sabemos, utiliza a fauna de todo tipo para señalar las faltas, bajezas e ineptitudes de la gente.

WUF es una joven organización peruana cuya meta es reducir el número de perros abandonados en la ciudad de Lima. Promueven la adopción de animales rescatados y trabajan concienzudamente para concientizar a la población sobre la tenencia responsable de animales domésticos y la importancia de salvar a un animal en vez de comprarlo en una tienda o un criadero.

Muchos me dirán que su visión no tiene nada de novedosa o especial, pero en realidad sí lo es. Primeramente, porque son selectivos al escoger a los grupos rescatistas con los que trabajan y, en segundo lugar, porque tienen un equipo profesional poseedor de un plan de trabajo específico en el cual se contemplan las acciones y estrategias necesarias para valorizar el proceso de adopción y darles a los animales de la calle una opción concreta de ser adoptados en hogares de por vida.

Especifico la palabra “rescatistas” porque en el Perú no existen albergues para animales. Un albergue es un lugar que cuenta con las instalaciones, el personal calificado y los recursos económicos necesarios para servir de hogar temporal para animales que posteriormente serán puestos en adopción. Es un lugar inmaculadamente limpio, tecnificado y administrado por profesionales entrenados. Es probable que las personas que recogen animales de la calle estén convencidas de que tienen “albergues”, pero no es así. Existen personas que hacen todo lo humanamente posible por albergar a animales de la calle en condiciones adecuadas para un número reducido; están quienes llenan espacios con animales de la calle sin contar con las instalaciones y los medios apropiados y que viven de la caridad intermitente de la gente y, finalmente, existen los coleccionistas de animales que, en su estado mental dañado, se llenan de animales privándolos de su calidad de vida y manteniéndolos vivos inclusive cuando la eutanasia es su única opción.

Aunque suene poético o inalcanzable, la visión de WUF es construir un mundo donde los perros sean felices, pero, ¿quién dice que las esperanzas y sueños basados en acciones concretas y auto sostenibles no pueden convertirse en realidad? Cuando este tipo de visiones están basadas en propuestas efímeras e informales, todo se convierte en una fantasía que suena bien; pero cuando se siguen pasos específicos que tienen como meta cambiar la mentalidad e idiosincrasia de todo un país, eso es definitivamente un reto concreto y realizable.

Durante la última campaña de esterilización que organizamos en Lima, el pasado 3 de julio, mis colaboradoras de Lima me pidieron que solicitara apoyo con la difusión del evento a los grupos locales. Hicimos una convocatoria pública a través de redes sociales y aparte de los “Me gusta”, bendiciones, buenos deseos y demás comentarios típicos y alusivos, WUF fue la única institución que nos ofreció ayuda concreta con la difusión de la campaña y su posterior divulgación en el diario más importante del país, El Comercio.

Tuve el gran gusto de conocer a dos de sus representantes, Joaquín Santa María y Andrea Carrión y me parecieron jóvenes serios y comprometidos con la visión y la misión de su organización. Durante nuestras cortas, pero valiosas comunicaciones, nunca me pusieron condiciones o intentaron negociar algún beneficio para ellos. Todo lo contrario, siempre estuvieron listos para apoyar, compartir ideas y deseosos de poner en práctica lo que nosotros ya hemos aprendido. En este trabajo por los derechos de los animales, valoro mucho el hecho de que los jóvenes que tomarán la posta, no quieran tropezarse con las piedras con las que nosotros ya nos tropezamos antes. Ese tiempo que se ahorran; esos errores que se evitan, son cruciales para los animales que no tienen tiempo de esperar el momento de su bienestar, de su adopción, de su liberación.

Los chicos de WUF son la clase de gente que los animales necesitan, pues ellos creen en los beneficios mutuos de la colaboración con individuos o instituciones de comprobada reputación en lo que concierne a los animales. Fue una gran satisfacción para mí no tener que lidiar con los celos, caprichitos y envidias locales de gente que se encuentra más preocupada por tener su foto, su logo o su camiseta en los medios locales que en trabajar juntos cuando el ideal es común y la meta puede ser compartida. Como siempre digo, el desinterés mostrado en la propagación de la causa, es lo que verdaderamente ayuda a los animales; la explotación de los innumerables talentos de los voluntarios responsables es lo que nos hace avanzar; la ausencia de egos y la humildad para aprender de quien ya recorrió caminos y tiene más experiencias de vida, es lo que hace que se avance y se llegue más rápido al éxito.

Si quieres tratar con un grupo serio, responsable, y dedicado a que se reduzca significativamente el número de perros abandonados en las calles de Lima, colabora con WUF, ofrécele tus talentos, tu energía, tu dinero y comprométete seriamente con ellos. Si yo viviera en Lima, mi perro sería definitivamente un WUF.

Mis mejores deseos de éxito para nuestros nuevos amigos y colegas; que sus logros sean innumerables porque cada uno de ellos significará un perro menos en las crueles calles; que sus obstáculos sean superados y que su compromiso con los animales se difunda y propague entre todos aquellos que verdaderamente quieren ser agentes de cambio, renovación y empatía.

 

Tags: , , , , ,

La doble moral de la iglesia católica en el Perú

Cipriani hipocrita

No voy a enfrascarme en temas históricos que ya he tratado antes, pero parece ser que este año tampoco escucharemos la contundente prohibición, por parte de la iglesia católica, para que la mafia taurina siga utilizando sus íconos y símbolos.

Ante la mirada indiferente del público ignorante y los representantes de la fe católica, el matarife se arrodillará frente a una virgen en una capilla especial y macabramente diseñada para el asesino y sus secuaces y algún cura de mayor o menor jerarquía eclesiástica besará y bendecirá los instrumentos de tortura de la bestia. Los mismos instrumentos que el payaso cobarde utilizará para mutilar, aterrorizar y masacrar a dos criaturas del mismo Dios a quien rinden adoración.

Ya estamos acostumbrados a todas las incongruencias de la mafia taurina, a todas sus irracionalidades, sandeces y desatinos. Pero en el más alto nivel de descaro moral, se asocia la fiesta bárbara de los toros con la celebración del santo patrón de Lima, el Señor de los Milagros. En una mezcla diabólica de la más pura idolatría se mezcla la tradición creada por un negro esclavo con la paulatino y lenta destrucción de dos criaturas capaces de sentir dolor. Y luego de la fiesta de sangre y tortura, los malditos palurdos irán, enfundados de morado y con sendos nudos blancos en el cuello, llevando en hombros la imagen del Cristo sacrificado que los librará de sus pecados.

Ni los cánticos de lamento de las sahumadoras, ni el cambio de flores “benditas” del anda, ni las bendiciones de los curas cómplices, podrán salvarlos de los pecados cometidos en la plaza. Si en el mundo católico existe un cielo para los justos y un terrible infierno para los verdaderamente malvados, ya sabemos adónde irán a parar todos los participantes de este abuso.

No hay excusa para que la iglesia católica y sus representantes sigan apoyando un espectáculo deleznable y totalmente inconsecuente con las escrituras en las que creen. No hay orfanato, hospital o caridad alguna que justifique una alianza entre la iglesia católica y el demonio encarnado en las corridas de toros. ¿Existe alguna razón lógica, por ejemplo, para que el dueño de la plaza de toros de Pamplona sea la Iglesia Católica a través de una fundación de ayuda para necesitados? Como tampoco, y de acuerdo a los cánones de la iglesia, tampoco hay razón para que se obvie e ignore una Bula Papal de prohibición que nunca fue eliminada y que por lo tanto aún tiene vigencia.

El actual Papa Francisco, a pesar de ser más moderno y tolerante, aún no ha prestado oídos al justo reclamo de quienes trabajamos por erradicar esta lacra social de Latinoamérica. Ya es hora de que lo haga. ¿No tomó el nombre de nuestro San Francisco para honrar su memoria y seguir su ejemplo? Pues entonces ha llegado el momento de mostrar consecuencia, compasión y liderazgo y prohibir para siempre el uso de íconos asociados con su iglesia. La tradición de crueldad de la Santa Inquisición iniciada por Isabel la Católica con la venia papal que ahora se asemeja a su indiferencia ante la tortura de los toros y caballos en un coso taurino debe terminar para siempre.

Incluso en sus propias leyes, como por ejemplo en los artículos 2415-2418 del Catecismo de la Iglesia Católica, dice expresamente que “El dominio del hombre sobre los animales no es absoluto; el uso de recursos vegetales, minerales y animales no debe ir separado de los imperativos morales. Que  los animales son criaturas de Dios, que el hombre los debe tratar con respeto y que es contrario a la dignidad humana el causar a los animales sufrimiento o muerte innecesariamente”. Entonces, simplemente les exigimos que cumplan con lo que predican.

Y en Lima, el arzobispo Juan Luis Cipriani no es la excepción a la regla. No solamente estuvo involucrado en el régimen autoritario de Fujimori, es impopular entre la población, y pide consideraciones para curas pedófilos, sino que también utiliza la Plaza de Acho para celebraciones eclesiásticas de todo tipo. Y cada mes de octubre, cuando el pueblo limeño sale a las calles a acompañar al Cristo de Pachacamilla, ¡todos los cómplices de las masacres de Acho – religiosos y seglares- le piden su bendición!

¿Cómo va Dios, en su infinita bondad y sabiduría, bendecir a quienes destruyen su obra? ¿Cómo va a perdonar los pecados mortales de quienes se ensañan cruelmente con seres indefensos? ¿Cómo el olor de las flores y el incienso menguará el olor de la sangre inocente derramada?

No pedimos fe, ni racionalidad (porque entre las bestias humanas eso no existe); pero pedimos consecuencia. La consecuencia ética que no puede eximir a los abusivos asesinos de las culpas cometidas ante la vista y paciencia de una chusma igualmente patética, ignorante e indiferente que es bendecida por los representantes de una religión que pregona lo que no cumple.

Con elementos de su propia Biblia los emplazamos. Ya lo había dicho Isaías en el capítulo 66:3, “Matar a un toro es como matar a un hombre” ¿Qué puede ser más claro que esto?

El Cristo crucificado que los taurinos cargan en sus hombres es también la representación de los animales sufrientes. La cruz de Jesús representa la identificación total con los pobres y los débiles; pero más que nada representa la identificación con el sufrimiento de los indefensos e inocentes. Una religión que permanece apática y cómplice ante el sufrimiento de víctimas inocentes simplemente no puede ser una religión cristiana. Una teología que desensibiliza a niños en el nombre de una falsa cultura no puede ser digna de seguir.

La parte final del Himno del Señor de los Milagros dice “tu amor divino nos ilumine, nos haga dignos de tu bondad”. Pues eso esperamos todos los peruanos – católicos o no – que al librarnos de la abominación salvaje de las corridas de toros, podamos convertirnos, finalmente, en seres dignos, justos y merecedores de la gracia de Dios.

 
4 Comments

Posted by on November 18, 2013 in Corridas de toros

 

Tags: , , , ,

Corridas de toros en Plaza de Acho no cuentan con autorización municipal

corrida

La Municipalidad Distrital del Rímac informó que no permitirá las corridas de toros en la Plaza de Acho mientras que la empresa Taurolima, que organiza este tipo de eventos, no cuente con la autorización respectiva.

El alcalde del distrito, Enrique Peramás, señaló que los que deseen realizar shows taurinos deberán cumplir antes con sus obligaciones.

“Por una votación mayoritaria de los regidores se ha modificado un artículo del reglamento taurino, el cual señala que, a partir de la fecha, para poder llevar a cabo un espectáculo de este tipo, la empresa o persona que solicite el evento deberá acreditar el cumplimiento de sus obligaciones tributarias o administrativas con el municipio y, asimismo, otorgar una carta fianza bancaria”, explicó Peramás, según un comunicado de dicha comuna.

 
Leave a comment

Posted by on October 15, 2013 in Corridas de toros

 

Tags: ,

Correcciones para Doña Susana

Susana VillaranCuando uno es plenamente consciente de sus inconsecuencias, a veces, es mejor pasar por ignorante (en el exacto sentido de la palabra. Es decir, admitir que no se sabe de un determinado tema) o evadir preguntas concretas.

Este es el caso con la alcaldesa de Lima, Doña Susana Villarán. Y aunque esto no es estrictamente político, el tema tiene que ver con ello porque, después de todo, las decisiones que el Municipio de Lima tome nos afectan a todos los limeños.

Acabo de recibir un video que compartiré contigo al final de este artículo y debo admitir que me decepcionó bastante no por su falta de lógica, sino por su falta de compromiso. Uno no puede estar con Dios y con el diablo, ni tampoco podemos tomar posiciones tibias y grises ante temas o problemas específicos que no solamente afectan al público limeño, sino a la ética y verdadera cultura de todo un país que por aún mantener una cruel y sanguinaria tradición sigue siendo señalado como atrasado e ignorante en el mundo entero. La tradición taurina está desahuciada y da manotazos de ahogado por todas partes, pero aún respira…. aún sobrevive a la espera del golpe final que le asestaremos por la razón o por la fuerza ejercida por la vergüenza de un pueblo cansado de tanta maldad, iniquidad y sangre.

Al preguntársele si prohibiría las corridas de toros en Lima, Doña Susana procede a mencionar varias cosas que rápidamente analizaremos y corregiremos. Por una parte, es bueno saber con quién estamos tratando  y cuál es la perspectiva general de las autoridades que tal vez no tienen la facultad de prohibir algo, pero sí de alquilar el coso de Acho a la mafia taurina de Lima.

  1. Susana admite que le gustan las corridas de toros porque desde niña su padre la llevó a los toros. Los gustos por la tortura y el abuso no se adquieren automáticamente y por exposición. Si en la persona existe un sentido de justicia neto y sentimientos de compasión, jamás se podrá disfrutar de un espectáculo barbárico que consiste en la lenta tortura y destrucción de cualquier ser viviente. En muchos casos los niños no pueden librarse de ser llevados a donde los padres quieren, pero no por eso se convierten en aficionados de lo salvaje y cruento. Es, por ejemplo, el caso de los circos a los que, de pequeños, muchos de nosotros asistimos hasta que la información hizo que la venda cayera de nuestros ojos.
  2. Susana dice que a pesar de gustarle los toros, no asiste por respeto a las personas a las que no les gustan; por respeto a los derechos humanos. ¿Qué? Esta cantinflada no tiene el menor sentido. En lenguaje popular esto es lavarse las manos en el mejor estilo de Pilatos o hacerse de la vista gorda. Además de ratificar el hecho que la crueldad daña la moral de los humanos, aquí estamos hablando de derechos de los animales; de su derecho de vivir en paz, sin que nadie los lastime o brutalice.
  3. Susana dice que las corridas de toros son una fiesta. Tiene la razón parcialmente porque no son una fiesta brava, sino una fiesta bárbara; una fiesta para una chusma ignorante ávida de crueldad, sangre y muerte. Al final, no interesa mucho quien muera – el toro o el matarife – lo importante es disfrutar de la sangre y la brutalidad
  4. Susana dice que desde tiempos antiguos las corridas simbolizan un ritual que nos demuestra el conflicto de la naturaleza contra el hombre. ¿Debemos entonces aceptar sin chistar cualquier ritual y tradición impuesta anacrónicamente? Los rituales y las tradiciones se deben revisar de acuerdo a los tiempos y a los avances de los pueblos. Y es el deber moral y político de quienes dicen representar al pueblo revisarlos constantemente. No para darle la razón a un determinado sector del electorado, sino para trabajar por el progreso de todos. Si no fuera así, Ud., señora alcaldesa, jamás hubiera sido elegida ya que hasta hace relativamente muy poco las mujeres no tenían derecho al voto. Seguiríamos teniendo esclavos y los niños no serían vilmente explotados (lo cual si existe en el Perú entero y en la ciudad que Ud. dirige). El toro no representa la mayor fuerza de la naturaleza contra el hombre. El toro de lidia es un animal específicamente criado para ser masacrado en una plaza de toros. Si el hombre verdaderamente se atreviera a enfrentar a la fuerza de la naturaleza no tendría jamás la posibilidad de vencerla. La naturaleza no solamente es perfecta, sino que también es incontrolable cuando se desata. Ud. está simplemente repitiendo los mitos taurinos que seguramente aprendió de niña. Por otro lado, si es que verdaderamente tuviéramos que representar esa lucha de la naturaleza contra el hombre, o de lo autóctono contra lo español, lo podríamos hacer de manera alegórica o a través de alguna manifestación artística que no involucre la masacre y tortura de ningún animal.
  5. Susana dice que ella no va a prohibir nada porque es una persona liberal. Y como punto final asevera que ella prohibiría solo lo que le hiciera daño a los niños, a los adolescentes, a aquellos que no tienen la capacidad de defenderse (el subrayado es mío). Numerosos estudios científicos han demostrado que la exposición a la crueldad, en cualquiera de sus formas, afecta seriamente a los niños. Me pregunto si cuando ella era niña y contemplaba el acuchillamiento del toro o sus estertores de muerte cuando moría ahogado en su propia sangre, su mente quedó afectada con la indiferencia que ahora demuestra ante este hecho palpable, concreto, real… ¿No es el toro un ser que no tiene la capacidad de defenderse en un coso taurino? ¿No es un ser mermado de sus fuerzas, de su capacidad innata de defenderse? ¿No son las corridas de toros una de las expresiones  más abyectas de la degradación total del ser humano?

A la alcaldesa de Lima le debería dar vergüenza de que en la tres veces coronada Ciudad de los Reyes aún acontezcan espectáculos que la gran mayoría de los limeños repudiamos totalmente. Y también debe quedarle muy en claro que no porque acaba de salvarse de la revocatoria su permanencia en la alcaldía o en la política en general está asegurada.

La gente que no entiende el movimiento de defensa de los derechos de los animales subestima la fuerza de sus integrantes. La parte política y de cabildeo del movimiento en Latinoamérica no está aún tan estructurada y desarrollada como en otras partes del mundo; pero eso no quiere decir que una adecuada maquinaria política no se esté implementando. Este debe ser el caso con la alcaldesa Villarán si ella sigue prestándose a colaborar con la mafia taurina de Lima.

Hay muchos ejemplos de alcaldes progresistas que puede seguir. Uno de ellos, el del alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, quién valientemente puso a su ciudad en el mapa de las ciudades progresistas, respetuosas de la vida y de la verdadera cultura. Si Villarán ha tenido los ovarios necesarios para enfrentarse a los ambulantes y transportistas de una ciudad tan compleja como Lima, espero que reflexione y actúe, no de acuerdo a sus remembranzas infantiles, sino al clamor de justicia y decencia de la mayoría de los habitantes de Lima.

Hasta cuándo Lima seguirá manchada de sangre en el ámbito mundial, depende de ti y de tu activismo. Queremos una Lima libre de corridas de toros y no pararemos hasta lograrlo. Y también queremos políticos que nos representen adecuadamente de acuerdo a nuestros intereses, que en este caso, son intereses comunes de respeto, consideración, verdadera cultura y decencia para todas las especies.

 

Tags: , , ,