RSS

Monthly Archives: December 2011

Gatito millonario

Hace unas semanas, María Assunta, la viuda millonaria de un magnate de bienes raíces italiano, murió a la edad de 94 años. Al no tener hijos que heredaran su vasta fortuna, María decidió dejársela a su gato Tomasso. Este simpático gatito que fue rescatado por la Sra. Assunta recibió la nada despreciable suma de 13 millones de dólares además de propiedades en Roma, Calabria y Milán. La vida de Tomasso realmente ha progresado. De los obscuros callejones de Roma a la posición del tercer animal más rico del mundo.

El plan inicial de la Sra. Assunta era dejar su fortuna a alguna institución de protección animal que pudiera encargarse adecuadamente de Tomasso; pero al no encontrar ninguna que cumpliera con sus expectativas y requisitos, decidió dejarle todo a su gato quien estará a cargo de la enfermera de Assunta hasta el último día de su felina vida.

Stefania, enfermera de María y flamante guardiana de Tomasso declaró a la prensa que la Sra. Assunta sufría de una permanente soledad, y que el único consuelo que tenía en esta vida era la compañía y el amor de su gatito de cuatro años, Tomasso.

¡Ojalá que Tomasso comparta su buena fortuna con los animales necesitados de Italia!

 
6 Comments

Posted by on December 16, 2011 in Animales de compañía

 

Tags:

Corazón de oro

Los seres humanos tienen la costumbre de cambiar un poco en estas épocas de fin de año. De alguna manera, el mundo se detiene por unos instantes y empieza a dar en vez de recibir esparciendo alegría, gentileza, compasión y perdón.

La Navidad – dice la gente – es mágica y saca a relucir lo mejor de una especie en decadencia; pero los otros seres que comparten el planeta con nosotros, no necesitan de la Navidad para demostrar sus mejores cualidades, su bondad y nobleza. Para ellos dar amor incondicionalmente es cosa de todos los días. Aquí les va un ejemplo. Lily perdió la vista cuando era apenas una cachorrita; pero tuvo la gran fortuna que su amigo Maddison decidiera convertirse en su lazarillo.

Cuando, debido a una enfermedad, se le tuvieron que extirpar los ojos a Lily, nadie le auguraba un futuro muy prometedor; pero nadie contaba con el gran corazón de Madison o con su determinación de no dejarla sola nunca.

Se convirtieron en amigos inseparables y ahora se encuentran en proceso de adopción en un albergue londinense. Los dos tendrán que ser adoptados juntos porque no hay poder en este mundo que los mantenga alejados.

Cuando están al aire libre Maddison camina cerca de Lily y la toca ligeramente indicándole por dónde ir. Lily puede fácilmente percibir cuando Maddison está cerca y su momento favorito es cuando los dos duermen juntos. Los dos amigos han desarrollado su propio sistema de comunicación ya que Lily usa diferentes tipos de ladridos para indicarle a Maddison lo que ella quiere hacer.

En este mundo plástico donde a menudo escuchamos lamentos por lo que no tenemos, es sumamente reconfortante saber de historias como esta. Todos los días, el corazón de oro de Maddison hace que los ojos del corazón de Lily brillen con una luz imposible de apagar.

 
2 Comments

Posted by on December 16, 2011 in Animales de compañía

 

Tags:

Promesa de Año Nuevo

En estas fechas de apuro, de correteaderas, de compras y preparativos, tratemos de alejarnos de lo tradicional y plástico e ir más allá de lo esperado. En vez de trazarnos metas consabidas que se olvidan apenas empieza el siguiente año, tomemos el compromiso de hacer algo por quienes verdaderamente nos necesitan. Siempre hay un niño necesitado de cariño o consejo; o un anciano deseoso de tener compañía. Si prestamos atención a la vida que se desarrolla a nuestro alrededor, podremos encontrar algo concreto por hacer.

Por supuesto que en mi caso, me parcializo totalmente con mi causa y misión en esta vida, y los invito a hacer algo efectivo y real por un animal necesitado. El regalo perfecto que les podemos dar es luchar concienzuda y profesionalmente por sus derechos pues un activista debidamente entrenado es la mejor arma contra la crueldad, la explotación y el abuso.

Tal vez sea hora de pasar volantes educativos por tu casa; de convencer a tus vecinos que esterilicen a sus animales domésticos o de abrir tu casa temporalmente a un animal en proceso de ser adoptado o rescatado de las calles.

Tal vez es tiempo de reciclar la crueldad aún existente en tu closet, o limpiar tu casa de productos cruelmente probados en animales… Tal vez es tiempo que decidas no tener más sangre en el plato que te sirven a la mesa.

Lo único que sé es que en este nuevo 2012 debemos renovar nuestro compromiso con la sagrada causa que defendemos; pues dar tregua, significa claudicar. Gracias a los esfuerzos comunes de todos los activistas en el planeta, llegamos a la culminación de un año con muchas victorias y logros; pero en Latinoamérica aún necesitamos tener más.

Sé de sus esfuerzos, de sus penas, de sus cansacios y frustraciones. De la billetera vacía después de auxiliar a un animal o de la llena que nunca alcanza para ayudarlos a todos. Sé de las derrotas, las penas, las lágrimas y el sentido común que nos invita al retiro; pero – en medio de todo eso – con la similitud de la famosa Estrella de Belén que iluminó la obscura noche, seamos capaces de ver la luz que nos empuje a seguir adelante pese a todo y a todos.

Nunca olvidemos que el hombre justo no es aquel hombre que no comete injusticia, sino es aquel que pudiendo ser injusto no quiere serlo. Nuestra lucha se basa en la justicia, en devolverles a los animales sus merecidos e innatos derechos. Reivindicarlos en su esencia y entender que son nuestros hermanos. Unos hermanos menores a quien la gente perversa, ignorante y cruel abusa sin piedad.

Y tenemos miles de hermanos que nos necesitan; miles de voces que nos llaman. No hagamos oídos sordos a su clamor, y en este año que se avecina prometamos luchar a brazo partido por el más hermoso de sus anhelos: su libertad.

Yo tengo tantos hermanos
que no los puedo contar.
En el valle, la montaña,
en la pampa y en el mar.

Cada cual con sus trabajos,
con sus sueños, cada cual.
Con la esperanza adelante,
con los recuerdos detrás.

Yo tengo tantos hermanos
que no los puedo contar.
y una hermana muy hermosa
que se llama ¡Libertad!

 
Leave a comment

Posted by on December 15, 2011 in Activismo efectivo

 

Tags:

Saludo infalible

He estado trabajando casi todo el fin de semana y recién me doy cuenta que hoy ya no es hoy. Que hoy ya es 12 y que pese a mi intención de escribir esto el día 11, una vez más – y sin remedio – el tiempo me ha vuelto a ganar la partida.

Ayer fue mi cumpleaños. Recibí las llamadas y felicitaciones de muchísima gente. De mis colegas de causa, de conocidos, de la gente que tuvo la gentileza de saludarme, de quienes se acordaron a tiempo y de la gente que verdaderamente me valora y quiere. No tengo millones de dólares, euros, pesos o soles; pero son multi millonaria en amigos verdaderos. Amigos de cientos de años… Gente que ha estado conmigo en buenas, malas y peores; gente que sabe que detesto las camas sin hacer pero que adoro los batidos de fresas. Gente que sabe las cosas que tengo pendientes de hacer antes de que me vaya de este mundo…..gente que me da felicidad y alegría con las simples cosas de la vida.

Y es que mi onomástico cae en medio de días muy particulares. Me flanquean (muy apropiadamente) el Día Internacional de los Derechos de los Animales y el Día de la Morenita del Tepeyac; la madre espiritual de todos los mexicanos que nunca le falla a los que le piden con la debida devoción. A pesar de que todos conocen muy bien mis creencias religiosas y los latigazos que siempre les he dado a los católicos cómplices de la crueldad contra los animales, no deja de sorprenderme el fervor de la gente, la devoción de los pobres que no tiene nada más que su fe….Cada año, mientras trabajo, escucho la serenata a Lupita, los comentarios, las gracias alcanzadas, y los milagros. Este año – con respeto y guardando las distancias- le pedí que tuviera compasión de su pueblo y ayudara a que las malditas corridas de toros se acabaran en México para siempre. ¿Me escuchará y me otorgará por fin ese regalo de cumpleaños?

Cuando Dios miró hacia la tierra el día en que decidió darme el soplo de vida, se quedó pensando en las cualidades que me regalaría, pero se tomó mucho más tiempo decidiendo cuál sería mi misión en la vida. Me tomó 21 años descubrirla totalmente, acostumbrarme a ella, abrazarla, amarla…pero finalmente se me hizo claro que yo llegué aquí para servir a una causa que me iba a brindar momentos claro-oscuros, con alegrías, pero también con dolor. Lo entendí, lo acepté y moriré luchando como la buena soldada que soy.

No ha sido solamente un cumpleaños más, ha sido un año más de lucha y agradecimiento para quienes ayudaron a forjar esta causa en mi alma y para quienes me ayudan a mantenerme mentalmente sana cuando la crueldad de la gente contra los animales inunda mi alma y me deja seca, muerta en vida y sin esperanza.

En medio de todas las llamadas y mensajes, este año volví a sentir  la falta de la llamada de mi padre. Su saludo infaltable con su voz pausada, cariñosa y agradecida…. ¡cuánta falta me hace aún! Y precisamente por haber nacido en diciembre, la cosa nostálgica a veces se pone peor…..porque la distancia muerde y la independencia a veces se transforma en soledad. Porque la patria llama y la vida avanza sin pedirnos permiso. Me pregunto entonces si es normal que recuerde vívidamente tantas cosas de mi niñez; que pueda recitar de manera precisa detalles que tal vez nadie recuerde.

Cada navidad mi papá bajaba cajas etiquetadas que muchas veces no coincidían con sus contenidos….Y cada año, armaba su nacimiento haciendo nacer a Jesús en un pesebre de piedras, madera o en una maravillosa cueva cercana a un manantial. Ahora entiendo, que el niño que no pudo ser, era quien movía sus manos en estos delicados proyectos que al final se tornaban en precisos y bellos paisajes en los que el mismo Niño Jesús hubiera querido nacer.

Pero en lo que ocupaba más tiempo era en la distribución y ubicación de los animales. Aún recuerdo que el día que me dijo que todos los animales del mundo vinieron a ver a Jesús se enfrascó conmigo en un tremendo debate ecológico porque le dije que eso era geográficamente imposible. A él eso no le importaba en lo más mínimo porque prontamente colocaba camellos en desiertos de arena real, gallitos en los techos de casitas alumbradas con foquitos de mil colores, y corderitos que obedientemente seguían a sus madres en fila india. Pedazos de espejos estratégicamente camuflageados se convertían  en lagos para patos y cisnes y nunca se olvidó de hacer aparecer en el camino al pesebre a perros y gatos de razas indefinidas. “Jesús nació pobre y como no tenía nada, el buey, la vaca y las ovejitas lo cobijaron del frío. Los animales no tenían qué regalarle, pero vinieron a verlo nacer y ese fue su regalo” – dijo él – y desde ese día para mí eso fue ley.

Cierro los ojos y lo veo, limpiando su LP de Villancicos Amazonenses y dándome una lucecita de Bengala a riesgo de enfrentar mil preguntas acerca de su funcionamiento. Lo veo llegando a la casa con su panetón y parchando sus lucecitas viejas para que duraran un año más. Y es en ese momento cuando el vacío de su presencia se hace abismal; cuando sé que el teléfono no sonará con su saludo de cumpleaños y sus mejores bendiciones. De inmediato pienso en su viejo disco y lamento no saber qué pasó con él. Las canciones son tan viejas que probablemente nadie las conozca o recuerde, pero de repente se me ocurre buscarlo en YouTube… ¡Y lo encuentro! Y – aunque al principio no lo puedo creer – sé que hubo una razón para que lo hallara – Fue su manera particular de enviarme su infalible saludo por el día en el que nací.

Desde el cielo de los animales donde se encuentra muy bien acompañado por todos los animales que están con él, me recordó que el camino que escogí en esta vida siempre fue el mejor para mí. Y que los humildes animales que fueron testigos del nacimiento de un Redentor, cuyo ejemplo mucha gente no sigue, fueron los seres escogidos para darle la bienvenida a este mundo.

Todos los animales de tus nacimientos, sus formas, sus caras, y sus colores viven en mi memoria de la misma manera que tú vives en mi corazón, papá.

 
Leave a comment

Posted by on December 12, 2011 in Activismo efectivo

 

Tags:

Día Internacional de los Derechos de los Animales

Ayer se celebró en todo el mundo el Día Internacional de los Derechos de los Animales. De esos derechos que la mayoría de la gente confunde, no entiende o no respeta.

Siempre hemos dicho que no queremos para los animales los mismos derechos que los humanos tienen. Estos seres maravillosos y superiores no necesitan – por ejemplo- el derecho al voto. Aunque si lo ejercieran, probablemente elegirían a autoridades más capaces, no nos involucrarían en guerras inútiles y estúpidas y lógicamente – al no ofrecer sus vidas en los crueles mataderos – mantendrían a sus votantes en excelente salud física y mental.

Los derechos que los animales merecen son principalmente el derecho a la vida, a disfrutar de la libertad, a la felicidad, a pasar el resto de sus vidas en sus hábitats naturales, con sus familiares y congéneres; el derecho a que nadie los explote, los utilice, los maltrate y los veje. ¿Es mucho pedir? Definitivamente, no.

Las tradiciones impuestas por siglos de explotación e ignorancia oprimieron a miles de seres humanos sin que – en su tiempo – nadie las cuestionara. El peso del racismo, la intolerancia y el sexismo cayó como maza fulminante sobre miles de personas de razas, creencias y sexos diferentes; personas a las que se les consideró inferiores, sin intelectualidad o alma. Para el explotador siempre es más fácil despojar a su víctima de cualquier vestigio de humanidad, valor o mérito. Basados en estos principios, miles de niños irlandeses fueron considerados indignos de recibir educación; miles de mujeres sufragistas fueron forzadas a comer (con métodos similares a los utilizados para obtener el paté) en sucias cárceles y miles de niños aún trabajan como esclavos en fábricas del mundo para abastecer las demandas de la gente plástica.

El famoso presidente mexicano Benito Juárez no se equivocó cuando dijo que “el respeto al derecho ajeno es la paz”. Y es precisamente esa paz la que buscamos para nuestros hermanos animales. No los queremos ver en los platos, ropas o entretenimiento de la gente; no los queremos ver sufriendo miserablemente en laboratorios para encontrar un paliativo a condiciones que los mismos humanos crearon en contra de sus cuerpos y tampoco los queremos ver desangrándose lentamente en espectáculos barbáricos y anacrónicos bajo la errónea etiqueta de cultura.

¿Es tan difícil desasociarse de lo correcto, de lo justo, de lo que debe ser? ¿Es reconfortante para algunos humanoides burlarse de nuestros esfuerzos, de nuestro trabajo o de nuestras esperanzas? ¿Es más simple criticarnos por no ayudar a otros humanos – grandes o pequeños; viejos o jóvenes? Pero lo que no ven más allá de sus narices es que al luchar por los derechos de los animales, también estamos luchando por los derechos de los humanos. Al sembrar semillas de decencia, de justicia y de empatía, colaboramos a construir un mundo mejor; al promover los principios éticos más básicos, ayudamos a que los ciudadanos del mundo tomen mejores opciones; al tratar de levantar a este mundo caído, atribulado y cansado, creamos esperanza. Y no hay nada mejor que sembrar esperanzas concretas entre quienes sufren.

En este día mi corazón se parte en dos mitades. Una lleva mi pensamiento a todos los animales por quienes respiro, vivo y trabajo. A los liberados que me reafirman la satisfacción de saber que cualquier pena y esfuerzo bien valieron la pena y a los aún prisioneros para pedirles que me esperen a mí o a cualquiera de mis compañeros, porque definitivamente llegaremos a acabar con sus penurias, cueste lo cueste y caiga quien caiga.

La otra mitad está ocupada con el recuerdo de mis compañeros. Los que luchan aquí conmigo,  tal vez sin tanta sangre y brutalidad en medio de una crueldad secreta, tecnificada y refinada, pero – más que nada- a los que luchan en países donde la impunidad contra nuestros hermanos está a la orden del día. A todos ellos que han perdido familiares, amores, trabajos, dinero, casas, sueños, futuros, y juventudes por dedicar su vida entera a esta lucha que a veces parece ser interminable. Nadie nos prometió un lecho de rosas; todo lo contrario. En esta causa la sangre abunda, el sudor mana masivamente y las lágrimas nunca son suficientes; pero – al final del camino- no hay recompensa más grande que ver nuestra mirada reflejada en los ojos de un animal libre a quien le reivindicamos sus derechos.

En las palabras de Ella Wheeler Wilcox: “Yo soy la voz de los que no tienen voz; a través de mí los animales hablarán hasta el día en que los oídos sordos del mundo puedan oír la maldad que contra ellos se comete. Yo soy quien protegerá a mis hermanos, lucharé sus luchas y me convertiré en sus palabras hasta que el mundo haga lo correcto.”

Estos son los derechos de los animales. Léelos….apréndelos…..respétalos…..

 
Leave a comment

Posted by on December 12, 2011 in Activismo efectivo

 

Tags:

Aviso clasificado

Negra soltera busca la compañía de un hombre. La raza no es importante. Soy una buena niña a quien le encanta jugar, disfrutar de largas caminatas en el bosque, ir de paseo en auto, acampar y pasar largas noches invernales frente a una agradable chimenea. Estoy dispuesta a comer de tu mano durante cenas a la luz de las velas y a esperarte ansiosa y desnuda para besarte cuando llegues a casa del trabajo todos los días. Interesados llamar al (404) 875-6420 y preguntar por Annie. Estaré esperando tu llamada…

Pero la negra de la foto de arriba no era la descrita en el anuncio…150 hombres calenturientos descubrieron que se habían comunicado con la Sociedad Humanitaria de Atlanta.

Tal vez esta ingeniosa manera de buscar padres adoptivos para los miles de animales de compañía necesitados de un hogar les pueda dar una idea.

A continuación, la bellísima negra del aviso.

 
2 Comments

Posted by on December 10, 2011 in Animales de compañía

 

Tags: ,

Universidad de Michigan cancela experimentos con gatos

¡PETA acaba de meter otro gol de media cancha!

Después de más de un año de presión por parte de PETA y más de 100,000 personas que escribieron cartas y organizaron protestas, la Universidad de Michigan anunció que reemplazará a los gatos que venía utilizando en sus experimentos de entrenamiento para sobrevivencia de vuelo con modernos simuladores humanos. Esto significa que a los gatos nunca más tendrán que insertarles tubos de plástico duro en sus gargantas, a la fuerza y antes de matarlos.

El anuncio fue hecho un día después de que PETA revelara que la universidad compraba gatos perdidos, robados o callejeros de un traficante de animales muy conocido y que las autoridades universitarias le mentían al público sobre la suerte que corrían estos animales.

PETA continuará ejerciendo presión para que la universidad cancele su laboratorio de entrenamiento de trauma en el cual se utilizan cerdos y opte por el uso de simuladores para, de esta manera, reemplazar a los crueles y arcaicos experimentos con animales.

 

Tags: ,