RSS

Tag Archives: McDonald’s

Consejo de McDonald’s a sus empleados

McDonalds

En un sitio de Internet destinado a sus empleados, McDonald’s califica el combo de hamburguesa, papas fritas y el refresco como la opción “no saludable”, y aconseja a su personal evitarlo si desean preservar su bienestar.

La “opción no saludable” es como McDonald’s define para sus empleados la combinación de hamburguesa, papas y refresco que, irónicamente, es la base de su oferta como restaurant de comida rápida.

El calificativo podía leerse en la sección sobre dieta de The McResource Line, un sitio de Internet destinado a la consulta del personal de la conocida empresa, el cual, sin embargo, se encuentra fuera de línea desde el 25 de diciembre pasado por razones de “mantenimiento”, según reportaron RT y The Independent, entre otros medios.

“Aunque conveniente y económica para un estilo de vida ocupado, la comida rápida común es alta en calorías, grasa, grasas saturadas, azúcar y sal, y pueden situar a una persona en riesgo de de sobrepeso”, aseguraba McDonald’s a través del sitio mencionado.

Como “opción saludable”, la empresa aconsejaba un sándwich de jamón con ensalada y un vaso de agua, de nuevo irónicamente, como los que caracterizan a otra cadena de comida rápida: Subway. Igualmente se recomienda el consumo de frutas y verduras.

“Coma usted en lugares que ofrezcan una variedad de ensaladas, sopas y vegetales para mantener su salud en las mejores condiciones”, dice McDonald’s  y quizá, irónicamente, solo por esta vez, podríamos seguir su sugerencia.

Advertisements
 
Leave a comment

Posted by on January 17, 2014 in Veganismo

 

Tags: ,

Bolivia: El único país latinoamericano que llevó a la quiebra a McDonald’s

McDonalds Bolivia

El último McDonald’s en Bolivia cerró sus puertas en el año 2002, y recientemente se añadieron artículos en la constitución del país para evitar que la cadena de comida rápida vuelva jamás.

Tristemente, es difícil imaginar una ciudad del mundo que no esté repleta de arcos amarillos señalando hamburguesas y refrescos. Pero si viajas a Bolivia no verás ni uno sólo de estos, ya que el último McDonald’s cerró sus puertas en el año 2002 y, desde entonces, la nación andina ha defendido su independencia en cuanto qué cadenas de comida rápida sirven a sus ciudadanos.

Lo curioso es que a los bolivianos les encantan las hamburguesas. Pero prefieren comprarlas a las miles de mujeres indígenas que las venden en las calles que a una compañía global.

Las personas se forman en la calle para comer hamburguesas. Es como un McDonald’s masivo, descentralizado, controlado mayormente por estas mujeres”, apuntó Tanya Kerssen, quien guía tours de soberanía alimenticia en Bolivia. “Miran con sospecha a estas entidades extranjeras, y con toda razón. Prefieren comprar y tener una relación con personas de su propio país y comunidad”.

El presidente de Bolivia, Evo Morales, ha llevado a su país a ser el primer país latinoamericano que no tiene McDonald’s en sus calles. Lo más importante de todo es que, cuando Bolivia reescribió su constitución en 2008, el país se aseguró de tomar medidas para proteger su soberanía alimentaria, o control local, de intereses extranjeros. No solo se añadieron doce artículos en cuanto al control local sobre el alimento, sino que en los siguientes cinco años, Bolivia también añadió dos leyes de resistencia a la agricultura industrial.

Por su parte, Morales habló públicamente en contra de las cadenas de comida rápida de los Estados Unidos. “Imponen sus costumbres y sus alimentos”, le dijo a la ONU. “buscan beneficiarse y básicamente estandarizar la comida que producen a gran escala, de acuerdo a la misma fórmula y con ingredientes que causan cánceres y otras enfermedades”.

El fin del reino de McDonald’s en Bolivia coloca a la nación andina una selecta lista de países sin los arcos dorados del payaso Ronald, la cual incluye a Corea del Norte, Libia, Vietnam, Kazajistán y el Vaticano.

El fracaso de McDonald’s es también el fracaso de la globalización y el proceso de homogeneización cultural, como bien apuntó Morales, y el triunfo de la diversidad cultural y la identidad colectiva.

 
2 Comments

Posted by on January 17, 2014 in Alternativas éticas, Veganismo

 

Tags: , ,

McRata y un Día Institucional

Estaba por escribir sobre la incongruencia de celebrar el Día del Pollo a la Brasa en el Perú cuando otra noticia igualmente ridícula y repugnante apareció en mi computadora siempre lista a recibir noticias sobre animales. Ya es bien sabido que la gente cada vez tiene menos sentido lógico; pero de todos modos, vale la pena recrear el asunto. Aquí va: 

Hace unos años una familia entera en Toronto, Canadá trató de demandar ante los tribunales a la cadena de comida chatarra McDonald’s. Y no era para menos. Una de las niñas le hincó el diente a un Big Mac en cuya hamburguesa había una cabeza de rata. Al dar un mordisco a su Big Mac, la niña se dio cuenta de que en él estaba la cabeza completa de una rata, con ojos, dientes, hocico y bigotes. La niña, antes de notar el ingrediente extra, comió parte de la rata y del Big Mac.

El abogado de la familia aseguró que fue una experiencia terrible para la niña y que eso cambiará su percepción de este tipo de restaurantes por el resto de su vida. ¿Alguien lo duraría? Obviamente, la compañía negó tener cualquier tipo de responsabilidad en el asunto y la niña en mención, o se quedó traumada de por vida o aprendió a cogerle el gusto a las hamburguesas de roedor.

Ayer, no fue una cabeza sino una larga cola de roedor la encontrada en un Big Mac comprado en Chile. Si al muchacho que lo compró no se le hubiera ocurrido destapar el sándwich para observar que tipo de muerto se iba a comer, nunca hubiera podido identificar a la famosa colita que ahora ya le ha dado la vuelta al mundo.

El Departamento de Acción Sanitaria de Chile clausuró el local ubicado en Temuco, Chile y es probable que no pase nada más. Pruebas de laboratorio indicaron que la cola de ratón estaba sometida a un proceso de cocción, por lo que se produjo la contaminación en el mismo local, descartando así que todo haya sido un montaje.

Ahora bien, cualquier parte de una rata provoca repulsión a nivel mundial; pero, ¿nadie piensa en lo que realmente se oculta en un pedazo de carne que, de remate, se llena de agentes cancerígenos en una parrilla cualquiera? ¿Nadie piensa en el cadáver saturado de adrenalina, contaminantes, heces, antibióticos y hormonas que ingiere? Tal vez, en comparación, la cola de la pobre rata no se sitúa en un nivel letal tan alto como el de la comida chatarra basada en productos animales.

Y coronando lo paradójico, en el país de los super alimentos, en la tierra de la multifacética quinua, de la maca, de la kiwicha y del aguaymanto; al gobierno se le ocurre celebrar el Día del Pollo a la Brasa. Y no solamente se fomenta su consumo entre la población sino que también se alimenta con esta comida contaminante a los niños de un orfanatorio local. Atrás queda el hecho de que en el Perú, de acuerdo a la Asociación Peruana de Estudio de la Obesidad y Arterioesclerosis (APOA), la obesidad afecta al 26% de los varones y al 24% de las mujeres.

Los glotones que desmembraban el cuerpo de un animal inteligente y sensible se enfrascaban en su nube de grasa y aceite barato sin entender que esta enfermedad duplica el riesgo de presentar hipertensión arterial, infartos cardíacos, derrames cerebrales y diabetes.

Y a pesar de todas estas advertencias, de las amputaciones a famosos y desconocidos, de los botones que a diario revientan en camisas que ya no cierran, y de diagnósticos fatales que dejarán familias devastadas, el conglomerado propagandístico de la mano de las asociaciones avícolas, a quienes tu salud y bienestar les importa un soberano comino, siguen atosigándote con estúpidos comerciales que te incitan a seguir con tus costumbres trogloditas. A la celebración habría que incluirle el Día de la Ignorancia, o por lo menos, el Día de la Desinformación.

Lo peor fue ver a todos esos niños tirándose encima de mesas llenas de cuerpos mutilados y grasientos que cobrarán su venganza convirtiéndolos a ellos en cuerpos enfermos y grasientos. Sal a la calle un día cualquiera y observa a los grupos de escolares que pasan frente a tu casa. Comprobarás que cada vez los chicos son más obesos y rechonchos; y si a eso se le añade falta de actividad física, una alimentación rica en grasas y azúcares, antecedentes familiares de obesidad, así como problemas endocrinos, tienes entonces un coctel letal que muy pronto no se podrá controlar.

En los países latinoamericanos, ricos en recursos naturales que el mundo envidia, la ignorancia y la desidia de la población fomenta la carencia de una verdadera cultura alimenticia. La gente no sabe de la existencia de opciones vegetarianas y veganas, no sabe alimentarse y, en consecuencia, tienen una mala nutrición por deficiencia o por exceso en la ingesta de comidas.

Las “píldoras milagrosas“, o las “dietas mágicas” para combatir la obesidad NO existen.  Se requiere de un plan nutricional balanceado, que evite el sedentarismo y promueva la prevención de enfermedades peligrosas y letales. Ese balance ideal lo encuentras en la dieta vegana que te proporciona absolutamente todo lo que tu organismo necesita.

No necesitamos partes de roedores cocinadas a la brasa, ni tampoco un día en particular para celebrar el consumo de miseria, enfermedad y muerte. Cada día de nuestras vidas puede ser la celebración de un ciclo de vida ético, sano y preventivo que evitará que, un día de estos, la gran mayoría de los habitantes de Lima vayan a trabajar rodando y no caminando.

No te dejes engañar por la propaganda falsa destinada a las masas ignorantes o desinformadas. Cuestiona lo que tu televisor te pida que comas; cuestiona las razones ocultas en comerciales de muerte y miseria y elige libremente opciones éticas que no te convertirán en un cementerio ambulante en el cual, tarde o temprano, podrías terminar prematuramente.

 
Leave a comment

Posted by on July 19, 2012 in Veganismo

 

Tags: ,

Nuggets fatales

En Inglaterra, Stacey Irvine, una adolescente de 17 años que por 15 años, únicamente se alimentó con nuggets de pollo de McDonald’s tuvo que ser llevada de emergencia al hospital cuando se encontraba engullendo su ocasional dieta letal.

Stacey dejó de respirar y colapsó debido a la excesiva hinchazón de las venas en su lengua. Poco después, también fue diagnosticada con anemia y aterosclerosis avanzada.

Una vez más, comprobamos que comer los nuggets de McMuerte sólo te llevará al hospital, y de allí, prontamente al cementerio.

 
Leave a comment

Posted by on April 24, 2012 in Veganismo

 

Tags: , ,

McDonald’s… ¡No me encanta!

No sé quién es más asqueroso y repugnante…. el maldito coronel Sanders o el horrible Ronald McDonald que engaña a los niños diciéndoles que las hamburguesas crecen en árboles y que les regala juguetes plásticos baratos impresos con su conocido slogan “me encanta” (en inglés, “I’am loving it!”).

Lo que no nos debe encantar es que cada opción viene con regalos sorpresa a tiempo
retardado: arterias bloqueadas, ataques cardíacos, diabetes, obesidad, cánceres, etc. Pero por supuesto que mientras todas estas desgracias están sucediendo, te queda el consuelo de seguir jugando con tus juguetitos de plástico que te recordarán excesos de tiempos pasados. Cuando es usado para buenas causas, el  cerebro humano puede llegar a ser muy poderoso y eficiente; pero nunca entenderé cómo alguien puede esperar algo positivo o
saludable cuando se vive como cementerio ambulante.

¿Soy yo la única persona en el universo que entiende lo que sucede en un cementerio?
El cuerpo que yace en la tumba fría se descompone, se vuelve pútrido y se cae a pedazos acompañado de gusanos auto-generados que se encargan de convertir en polvo a todos los restos. Ahora bien, cuando el cementerio es portátil, todo lo que se va pudriendo por dentro definitivamente llegará a afectar nuestros órganos produciendo molestias, obesidad y enfermedades por doquier.

Bueno, en vez de comer la pútrida comida de McDonald o jugar con sus baratos juguetes chinos, los invito a jugar el nuevo juego de PETA “¿Dónde está el malvado Ronald?”. Todo lo que tienes que hacer es encontrar a ese horrible payaso y reventarlo a balazos……bueno, no necesariamente….como somos una organización pacífica, sólo tienes que encontrarlo. Cada vez que avances a un nivel nuevo, la cosa se vuelve más complicada.

 
Leave a comment

Posted by on September 25, 2011 in Activismo efectivo, PETA, Veganismo

 

Tags: ,

Cajita infeliz…. ¡y eterna!

La fotógrafa norteamericana Sally Davies continúa documentando en Internet la evolución de una hamburguesa “indestructible” de la cadena McDonald’s la cual compró hace más de 16 meses.

La artista inició su particular experimento con la intención de demostrar lo poco saludable que es la comida rápida. Bajo el nombre de Happy Meal Project -en honor al menú infantil que McDonald’s vende en todo el mundo- Davies ha retratado día tras día la evolución que han experimentado la hamburguesa y las papas fritas que siguen reposando en la sala de su casa en Nueva York.

“Todo empezó con una discusión con un amigo que posee varias hamburgueserías en Nueva York. Yo soy vegetariana y siempre le decía lo dañinas que podían ser las hamburguesas que devoran millones de estadounidenses. Él se reía y yo me fijé como meta demostrárselo”, dijo la fotógrafa, cuyos perros “ni siquiera se han acercado a la comida”.

“Ahora mismo la hamburguesa parece una piedra. Se ha encogido porque se ha deshidratado, lo mismo que el pan, que se empieza a resquebrajar. Las patatas fritas, sin embargo, están iguales que el primer día. Y no sólo se trata de McDonald’s, sino también de otras cadenas de comida rápida. Los estadounidenses son adictos a ese tipo de comida que está enfermando a todo el país” explicó Davies.

“El sector alimenticio se ha industrializado de tal manera que ya no se puede
encontrar comida real. Toda la comida tiene substancias preservantes y productos químicos; por eso es que es imposible que esta comida sea saludable” dijo Davies recordando que existen otros casos similares, como el de una maestra que guarda una hamburguesa desde hace 12 años y que sigue sin descomponerse.

McDonald’s ha negado el hecho de que  utiliza carne sin aditivos, pero todos ya estamos al tanto de que la carne es sinónimo de muerte, enfermedad, explotación y abuso.

 
Leave a comment

Posted by on September 25, 2011 in Veganismo

 

Tags: ,