RSS

Inconsecuencia y crueldad

Chupinazo 2014

En estos días, la actitud de los abusadores de animales ya no sorprende a nadie. Su claro especismo es tan obvio que ni siquiera vale la pena intentar argumentar con ellos; pero todas sus acciones deben llevar a la gente a la reflexión no solamente durante actos extremos como los sanfermines – fiestas bárbaras de sangre y podredumbre humanoide – sino también en cada acto personal y diario en los que la sangre no es necesariamente tan visible.

El último chupinazo de los gachupines bárbaros que siguen anhelando la España negra y pestilente lo dio nada menos que el representante local de la Cruz Roja Internacional. ¿Puede haber una inconsistencia de principios mayor  que eso? Esas son precisamente las inconsecuencias de quienes llevan en la sangre la torcida enfermedad del especismo. Al igual que los católicos hipócritas que prestan  a sus santos para la barbarie; los evangélicos que los critican teológicamente mientras invitan a los hermanitos a consumir sándwiches de pollo o quienes quieren salvar solamente a todos los perros y gatos del mundo organizando polladas o barbacoas pro-fondos. La verdad incomoda, ¿no es cierto? pero no deja de ser verdad. La inconsecuencia incomoda aún más.

Nada, absolutamente nada, justifica la actitud cruel – directa o indirecta – contra un animal. Y nadie puede negar que los animales sufren atrozmente para beneficio de los humanoides. Quien lo niegue no solamente vive en negación total y carencia de neuronas sino que también ejerce un alto grado de discriminación ante especies diferentes. El especismo ya no es solamente utilizado por los defensores de los animales; es un término que ya ha entrado al vocablo popular, al culto y al científico. Es un término moral y político que la sociedad en su conjunto ya no puede ignorar y que los enemigos de los animales se empeñarán en ridiculizar. Ninguna sorpresa a este respecto puesto que cualquier idea progresista o liberacionista siempre es rechazada al principio. Después de todo, ridiculizar una idea es muy distinto a rebatirla con hechos concretos y fehacientes. Sabemos bien que la razón está de nuestra parte, que es la parte de los animales y su legítima defensa.

Somos nosotros, sus abogados, quienes emergimos de la inconsecuencia de nuestro especismo pasado para apoyar el respeto a todos los animales y a las discriminaciones arbitrarias y crueles que los aquejan.

 

Tags: ,

Corridas suspendidas…por buenas razones

Corridas suspendidas

Las corridas de toros que estaban programadas para el pasado martes en la plaza de Las Ventas de Madrid han sido suspendidas al resultar heridos los tres toreros participantes.

Los toreros David Mora, Antonio Nazaré y Jiménez Fortes resultaron heridos y como resultado la corrida fue suspendida. El primer toro le partió el femoral a David Mora, Antonio Nazaré resultó lesionado en una rodilla y Jiménez Fortes fue herido en el muslo por el segundo toro.

El primer toro logró enganchar a Mora del pecho y lo zarandeó durante interminables segundos, hiriéndole en el muslo izquierdo. Fue trasladado a la enfermería para ser operado. Según las primeras informaciones de Canal Plus, “sufre una cornada muy grave de la que ha sido operado por espacio de hora y media y que tiene la arteria femoral afectada”.

Jiménez Fortes fue alcanzado por el segundo toro y Nazaré también resultó herido. Cuando el sevillano se metía en la enfermería para ser atendido de un golpe en la rodilla, Fortes perdía pie y era alcanzado de nuevo por el toro, hiriéndoles en el muslo derecho. Para colmo, el malagueño fue de nuevo lanzado por los aires al entrar a matar.

No escribo más porque mis ojos están llenos de lágrimas…..¡de gusto por un trío de karmas semi-cumplidos…..aún falta más!

 
Leave a comment

Posted by on May 26, 2014 in Corridas de toros

 

Tags: ,

Los animales también son madres

Madres

En este día especial para las madres humanas solamente es mi intención recordarle al público que también existen madres en el reino animal… aunque algunas personas aún se encuentren en negación sobre este aspecto para no afectar su comodidad diaria de consumo.

Las industrias que explotan a los animales no podrían subsistir sin robarles a sus hijos. Por eso, en este Día de la Madre, es justo resaltar la gran y vital importancia de la conexión que las madres animales tienen con sus hijos. El mismo nexo que cruza las barreras de las especies y que debería obligar a la gente a reflexionar para poder efectuar los cambios necesarios en su comportamiento con otras especies igualmente merecedoras de respeto y consideración.

¿Y cómo podemos empezar a manifestar este respeto? Pues no consumiendo ni sus cuerpos ni los productos que la naturaleza destinó para sus hijos. Todas las madres animales protegen a sus hijos del peligro y del dolor y establecen una estrecha relación con ellos mucho antes de que nazcan. Las gallinas se comunican con sus polluelos utilizando diferentes sonidos que les reafirman su protección y los terneros sufren terriblemente cuando son separados de sus madres para ser convertidos en carne de ternera.

Los sentimientos maternales de los animales son los mismos que las madres humanas sienten por sus hijos. ¿No sufrirían ellas de la misma manera si se les obligara a reproducirse constantemente para que miembros de otras especies pudieran utilizar su leche o huevos? ¿No sufrirían lo indecible al ver cómo gente maligna les arrebata a sus hijos recién nacidos para matarlos y ser consumidos? ¿Cómo se sentirían al condenar a sus hijos a una vida de terrible y constante explotación y miseria? A nadie le gusta ser propiedad de alguien. Nadie normal celebra el abuso….la tortura…. Nadie, en su sano juicio, puede amar al hijo propio y permitir impasiblemente la destrucción de los hijos ajenos.

Y, aunque entiendo que cada persona puede tener diferentes períodos de transición y de decisión, es vital que el cambio empiece ya mismo, sobre todo en un día en el que se celebra la vida y el amor incondicional que también se encuentra presente entre los seres que comparten esta tierra con nosotros.

 

Tags: ,

Zal, el perro de Jesús de Nazaret

Jesus & doggie

Comparto con ustedes una breve historia que me enviaron – muy oportunamente – en Viernes Santo.

Según el libro “Caná: Caballo de Troya 9” del escritor J.J. Benítez, Jesús de Nazaret tuvo un perro al que llamó Zal.

El perro fue un regalo de un amigo de Jesús, un chino llamado Yu que trabajaba junto al maestro. Zal era un cachorrito de tres meses cuando se lo regaló; una preciosa bola de pelo blanco, con ojos muy vivos de color miel…. casi ámbar.

Según dice el libro, cada vez que Jesús necesitaba dar un paseo para alejarse de sus discípulos y hablar con su padre Dios, lo hacía acompañado de Zal, el cual siempre estaba encantado de ir junto al maestro.

Cuenta la historia que cuando Jesús lo regañaba por haber hecho algo malo, al cabo de unos minutos, el perro volvía con su amigo humano y Jesús se tiraba al suelo para jugar con su perro, tal como lo haría cualquiera de nosotros. Uno de los juegos favoritos de ambos era cuando Jesús lanzaba palos al agua, en las playas de Saidán, para que Zal, nadando rápidamente, se los trajera de vuelta.

 
Leave a comment

Posted by on April 18, 2014 in Animales de compañía

 

Tags: , , ,

De casa de asesino a restaurante vegano

Dahmer's house

A estas alturas del partido ya sabemos que una de las características más importantes para identificar a los asesinos en serie es comprobar que en su pasado – sobre todo en su niñez y juventud -  estos individuos molestaron, torturaron o mataron animales.

Jeffrey Dahmer no fue la excepción. Aparte de los asesinatos, mutilaciones, violaciones y demás delitos contra los seres humanos, Dahmer torturaba, apuñalaba y asesinaba a indefensos animales simplemente por el placer de hacerlo.

Ingrid Newkirk, fundadora y presidenta de People for the Ethical Treatment of Animals (PETA) acaba de mandarle una carta a la inmobiliaria que está a cargo de la venta de la casa en la que creció Dahmer en Ohio. Y en la carta, manifiesta que PETA quiere comprarla para convertirla en un restaurant vegano. Este tipo de geniales ideas que solamente se le pueden ocurrir a Ingrid ha causado revuelo en los ámbitos noticiosos ya que este es el inmueble donde Dahmer cometió su primer crimen.

Ingrid habló con varios representantes de la prensa y dijo, “Queremos transformar un pasado negativo en un presente positivo. Y no perdió la ocasión para comparar a todas las víctimas animales de Dahmer con las 17 personas que asesinó. “PETA siempre busca la forma de que la gente preste atención a la inherente violencia en contra de los animales utilizados para la producción de carne, huevos y leche la cual implica procesos que resultarían totalmente chocantes hasta para la persona más dura de corazón. La casa de Dahmer nos da la oportunidad de fomentar la empatía por estas víctimas y hacerle ver al público que una dieta compasiva puede cambiarlo todo”, dijo Ingrid.

La casa localizada en Akron, donde Dahmer mató a la primera de sus víctimas en 1978, ha estado en el Mercado desde le mes pasado y PETA planea convertirla en un restaurant vegano. El inspector de zona de la ciudad, Bill Funk, dijo que la casa tal vez no pueda ser vendida para propósitos comerciales porque se halla situada en una zona residencial, pero un representante de PETA dijo que ellos están dispuestos a hacer todas las reformas necesarias para que su proyecto se haga realidad. Es más, ya hasta tienen listo el nombre y el menú del restaurante. Piensan llamarlo “Eat for Life: Home Cooking” y dicen que ofrecerán diversas entradas como brochetas de tofu con chipotle a la barbacoa, cazuela vegana de “pollo”, y crema agria vegana, entre otras.

El corredor de inmuebles Richard Lubinski, encargado de vender la casa opinó que esta venta sería positive y que ayudaría a quitar la mala reputación que el inmueble tiene en la comunidad.

Probablemente, no muchas personas estarían interesadas en comprar una casa como esta; por eso la idea de PETA llega en el momento preciso y con la intención adecuada… siempre con el propósito de ayudar a los animales en ¡TODAS las formas posibles!

 

Tags:

Más que buena compañía

Con abriguito

Cuando pienso en su pasado me la imagino mirando todo el tumulto de la calle con ojos grandísimos, asustados, indecisos….. tal vez escondida debajo de un carro mugroso o una carretilla estacionada. Me la imagino confusa, atolondrada, pensando a mil por hora qué hacer y adónde ir…… pero, como también sucede entre el género humano, el hecho de ser bonita, curiosa, pequeñita y definitivamente indefensa, tal vez apuró el hecho de que una mano bendita y generosa la sacara del marasmo en el que se encontraba. Me imagino que, de alguna forma, encontró alivio, cierto consuelo y un poco de paz al sentir seguramente la voz cariñosa de quien la rescató de la calle, de quién le brindó agua y alimento, de quién detuvo su paso por la vida para prestarle atención a un ser necesitado.

Muchas veces he pensado averiguar quién fue esa persona a la que mi familia y yo le debemos tanto. Tal vez ni siquiera fue una persona comprometida con la causa; pero me basta saber que fue una persona que no conforme con el paisaje de abandono e indiferencia rutinarios; detuvo su vida para ayudarla. Eso es todo lo que me importa.

No hay comparación entre el animalito que mi hermana llevó a casa con el que ella es ahora. Todos sus temores y traumas – porque los perros que pasan por muchos hogares temporales se deprimen y nunca están seguros si la casa en la que están será la definitiva – desaparecieron, porque sí es cierto que el amor te cura. Sí es cierto que la paciencia y el deseo de verte restablecida es la mejor medicina….definitivamente es cierto que las segundas o terceras oportunidades existen, sobre todo si tienes en frente de ti a un perro.

Creo que este sentimiento de inseguridad y casi, casi de resignación es el mismo que siente el niño del orfanato que es llevado a diferentes casas para “probar” si su presencia, comportamiento y carácter coinciden y convencen a los posibles futuros padres. Lo que ella no sabía es que perro que entraba a esa casa ya nunca más salía. Ella no sabía que era deseada, anhelada, esperada con mucho más ilusión que cualquier bebé humano.

Y en sus patitas sucias trajo miles de bendiciones para todos nosotros y en su corazoncito ya no tan palpitante, toda la lealtad y decencia que solo poseen los perros. Fue compañía para mi padre hasta el día en el que él se nos adelantó, es amiga y compañera de tardes de mi madre, alegría constante para mi hermana y la mejor hermanita menor que mi sobrina alguna vez pudo desear. Yo no la veo a diario, pero cada vez que recibo una foto o un video de ella, mi día se mejora. Y cuando la vuelvo a ver me recibe como si no me hubiera visto en siglos, haciéndome sentir el centro del universo en ese momento.

Ahora es más que una reina y cuando veo que hace lo que le da la regalada gana, me convenzo de que las tristezas de su pasado, o quedaron olvidadas o solo retornan en pesadillas ocasionales que ya ni siquiera le hacen mella. No me importa saber por qué terminó en la calle aunque probablemente fue a causa de una condición médica que requiere de gastos extras que pagaríamos gustosos aunque tuviéramos que traer su comida especial a pie desde el África. Todas las bendiciones que un perro trae a nuestra vida jamás se equiparan con lo que nosotros les damos.

Y he querido agradecerle y recordarla porque hoy se celebra el “Día de la Mascota”, aunque hay que aclarar que ni ella, ni ningún animal doméstico, son mascotas de nadie. La connotación de la mascota tiene un significado muy trivial y decorativo y además implica la presencia de un amo. Para nosotros ellos son animales de compañía, parte de la familia, amigos leales y confidentes inviolables. Son quienes alegran nuestra vida y nos sacan una sonrisa – aunque sea chueca y maltrecha – en los momentos en los que nuestros congéneres han pisoteado nuestra alma o nos han dado, una vez más, claras pruebas de su limitada y plástica humanidad.

Hermione para quienes pronuncian correctamente su nombre al mejor estilo de Harry Potter, o Shakira para quienes, privados de la correcta dicción, solamente se fijaron en sus caderitas alegres de cariño a prueba de balas. Ella responde a los dos nombres y hasta el que a veces uso para gastarle una broma que por siempre será privada. Estoy segura que en su superioridad espiritual, sabe que no se aplica a ella, pero en su deseo de complacerme y arrancarme una sonrisa, siempre se presta a la broma.

¡Pobre del infeliz que la abandonó creándonos una gran ganancia y felices de aquellos que abren las puertas de sus hogares a un animal necesitado. Gracias a los que no sucumben a la ridiculez del pedigree y se fijan en la raza espiritual de un animal que nos dará millones de veces más de lo que le dimos. Gracias a los que los adoptan, recogen y curan. Gracias a los más humildes que comparten el único pan que tienen con sus amigos de cuatro, tres o dos patas. No hay misericordia más grande que entender, compartir y sanar el dolor ajeno.

En el Día del Animal de Compañía – sí, así con mayúsculas – solo me queda decir: “Benditos perros que hacen el mundo más tolerable y que dejan sendas de plata…”

Con una pata colgando,
despojo de una pedrada,
pasó el perro por mi lado,
un perro de pobre casta.
Uno de esos callejeros,
pobres de sangre y estampa.
Nacen en cualquier rincón,
de perras tristes y flacas,
destinados a comer
basuras de plaza en plaza.

Cuando pequeños, qué finos
y ágiles son en la infancia,
baloncitos de peluche,
tibios borlones de lana,
los miman, los acurrucan,
los sacan al sol, les cantan.
Cuando mayores, al tiempo
que ven que se fue la gracia,
los dejan a su ventura,
mendigos de casa en casa,
sus hambres por los rincones
y su sed sobre las charcas.

Qué tristes ojos que tienen,
que recóndita mirada
como si en ella pusieran
su dolor a media asta.
Y se mueren de tristeza
a la sombra de una tapia,
si es que un lazo no les da
una muerte anticipada.

Yo le llamo: psss, psss, psss.
Todo orejas asustadas,
todo hociquito curioso,
todo sed, hambre y nostalgia,
el perro escucha mi voz,
olfatea mis palabras
como esperando o temiendo
pan, caricias… o pedradas,
no en vano lleva marcado
un mal recuerdo en su pata.

Lo vuelvo a llamar: psss, psss.
Dócil a medias avanza
moviendo el rabo con miedo
y las orejitas gachas.

Chasco los dedos; le digo:
“ven aquí, no te hago nada,
vamos, vamos, ven aquí”.
Y adiós la desconfianza.
Que ya se tiende a mis pies,
a tiernos aullidos habla,
ladra para hablar más fuerte,
salta, gira; gira, salta;
llora, ríe; ríe, llora;
lengua, orejas, ojos, patas
y el rabo es un incansable
abanico de palabras.

Es su alegría tan grande
que más que hablarme, me canta.
“¿Qué piedra te dejó cojo?
Sí, sí, sí, malhaya”.

El perro me entiende; sabe
que maldigo la pedrada,
aquella pedrada dura
que le destrozó la pata
y él, con el rabo, me dice
que me agradece la lástima.

“Pero tú no te preocupes,
ya no ha de faltarte nada.
Yo también soy callejero,
aunque de distintas plazas
y a patita coja y triste
voy de jornada en jornada.
Las piedras que me tiraron
me dejaron coja el alma.

Entre basuras de tierra
tengo mi pan y mi almohada.
Vamos, pues, perrito mío,
vamos, anda que te anda,
con nuestra cojera a cuestas,
con nuestra tristeza en andas,
yo por mis calles oscuras,
tú por tus calles calladas,
tú la pedrada en el cuerpo,
yo la pedrada en el alma
y cuando mueras, amigo,
yo te enterraré en mi casa
bajo un letrero: «aquí yace
un amigo de mi infancia».

Y en el cielo de los perros,
pan tierno y carne mechada,
te regalará San Roque
una muleta de plata.
Compañeros, si los hay,
amigos donde los haya,
mi perro y yo por la vida:
pan pobre, rica compaña.

Era joven y era viejo;
por más que yo lo cuidaba,
el tiempo malo pasado
lo dejó medio sin alma.
Y fueron muchas las hambres,
mucho peso en sus tres patas
y una mañana, en el huerto,
debajo de mi ventana,
lo encontré tendido, frío,
como una piedra mojada,
un duro musgo de pelo,
con el rocío brillaba.

Ya estaba mi pobre perro
muerto de las cuatro patas.
Hacia el cielo de los perros
se fue, anda que te anda,
las orejas de relente
y el hociquillo de escarcha.
Portero y dueño del cielo
San Roque en la puerta estaba:
ortopédico de mimos,
cirujano de palabras,
bien surtido de intercambios
con que curar viejas taras.
“Para ti… un rabo de oro;
para ti… un ojo de ámbar;
tú… tus orejas de nieve;
tú… tus colmillos de escarcha.
Y tú, —mi perro reía—,
tú… tu muleta de plata”.

Ahora ya sé por qué está
la noche agujereada:
¿Estrellas… luceros…? No,
es mi perro cuando anda…
con la muleta va haciendo
agujeritos de plata.

 
Leave a comment

Posted by on April 12, 2014 in Animales de compañía

 

Tags: , ,

Ocho alimentos que evitan el cáncer

cruciferous

Y para complementar tu buena dieta, no dejes de consumir también estos productos que son anti-cancerígenos.

  1. Vegetales marinos: Estos son super alimentos que previenen el cáncer de mama y ovarios. Son ricos en minerales, calcio y potasio, los cuales promueven un estado alcalino en el organismo. Recuerden que un organismo alcalino es necesario para que el cáncer no exista.
  1. Algas: Las algas chlorella y espirulina, por ejemplo, son dos de las más potentes algas que previenen el cáncer. Debido a su acción detoxificante (que incluye la eliminación de metales pesados) y de su acción positiva en el sistema inmunológico (al producir flora intestinal saludable y combatir el crecimiento excesivo de cándida) estas algas deben ser consumidas a diario cuando se está en remisión de cualquier tipo de cáncer.
  1. Hongos (Mushrooms): Los hongos medicinales como el reishi y el chaga poseen un gran número de moléculas bioactivas que incluyen agentes que previenen la proliferación y crecimiento de tumores. Incrementan el nivel de antioxidantes en el plasma e incrementan la inmunidad de las personas víctimas de cáncer en estado avanzado.
  1. Aloe Vera (Sábila): Esta planta posee propiedades inmunomodulatorias que evitan el crecimiento de tumores cancerosos.
  1. Cáñamo: Esta planta contiene algunos de los aceites más balanceados y ricos del planeta. El aceite de esta planta contiene además el 80% de todos los ácidos grasos esenciales para el organismo. Estos ácidos son fundamentales para la buena función inmunológica del cuerpo por sus propiedades antioxidantes y anti-inflamatorias. Esto ayuda a oxidizar las células y a restaurarlas, si es necesario. Considerando que el cáncer no puede sobrevivir en un ambiente altamente oxigenizado, esta planta se convierte en la mejor opción para curar el cáncer.
  1. Ajo: Estudios realizados en más de 3,000 pacientes por varios años demostraron que el riesgo de contraer cáncer se redujo en un 60% en las personas que consumían ajo. El truco consiste en aplastarlo y dejarlo reposar por 15 minutos para que el ajo libere sus enzimas y compuestos anti-cancerígenos.
  1. Cúrcuma: Este alimento combate a varios elementos cancerígenos como daño al ADN, inflamación crónica, y desorganización de las células. Cientos de estudios han demostrado que la cúrcuma es un super alimento que bloquea el desarrollo del cáncer de diferentes maneras.
  1. Verduras crucíferas: Alimentos como el brócoli, la coliflor y la col o repollo, han sido asociados a la reducción del riesgo a contraer cáncer y tienen la habilidad de detener el crecimiento de las células cancerosas que producen tumores en el seno, las paredes del útero, los pulmones, el colon, el hígado y la cerviz. El fitoquímico llamado sulforafano, puede estimular las enzimas que detoxifican los carcinógenos  antes de que éstos lleguen a dañar las células.
 

Tags: , ,

 
Follow

Get every new post delivered to your Inbox.

Join 70 other followers