RSS

Hitler nunca fue vegetariano

holocaust

La propaganda nazi, capaz de convencer a una gran mayoría de europeos durante la Segunda Guerra Mundial, fue una maquinaria efectiva, muy bien organizada y convincente. Sus maquiavélicos planes alcanzaron muchas metas y entre ellos, podemos citar la mentira de que Hitler amaba a los animales y era vegetariano.

No descarto la idea de que un ser cruel y despreciable como él les haya tenido afinidad. Hay que recordar que los animales son tan nobles que no saben distinguir a un monstruo de una persona buena. Durante su gobierno se pasaron algunas leyes a favor de los animales como la “regulación” del método judío de matanza que siempre ha sido muy cruel y, otra vez, “regulaciones” en la cacería. Quizás estuvo en contra del método de matanza judío simplemente porque era judío y sus leyes nunca fueron totalmente prohibitivas sino más bien, reformistas. El que tenía el poder absoluto, podría haber pasado leyes abolicionistas. Nunca lo hizo.

Como la mayoría de los dictadores, ávidos de poder y copiones del conocimiento ajeno, es muy probable que Hitler haya querido imitar el pensamiento de Wagner y Schopenhauer, a quienes admiraba, pero la verdad del caso es que la farsa de su vegetarianismo y amor por los animales fue una campaña propagandística muy bien organizada por su Ministro de Propaganda Joseph Goebbels, cuyo propósito era promover la mejor imagen del Führer y otorgarle un aire ascético.

Hitler sufría de muchos trastornos estomacales, gastritis aguda, sudoraciones y flatulencia excesivas y por esa razón cuidaba su dieta, pero nunca dejó de comer sus platos cárnicos favoritos: salchichas bávaras, albóndigas de hígado y piezas de caza rellenas y asadas.

Cuando llegó al poder disolvió todas las sociedades vegetarianas de Alemania, detuvo a sus dirigentes y clausuró la principal revista vegetariana del país. Durante la guerra, los nazis prohibieron todas las organizaciones vegetarianas en los territorios que ocuparon. Y Ian Kershaw, uno de sus biógrafos, narra que frecuentemente llevaba al cinto un látigo para perros con el que “disciplinaba” a sus perros. Tanto “amaba” a su última perra Blondie que cuando su captura era inminente, probó con ella el veneno que se supone acabó con su vida y la de su amante Eva Brown. La muerte de Blondie fue un acto cruel e innecesario pues, evidencia reciente y comprobable, sostiene que él y su amante huyeron a Argentina protegidos por el gobierno de Juan Domingo Perón.

Hitler admiraba al pro-nazi Henry Ford, el pionero de la industria automovilística de los Estados Unidos quien tomó la idea de la línea de ensamblaje después de visitar un matadero en Chicago. Hitler y los nazis simplemente reemplazaron a los animales condenados al matadero con judíos y fueron igualmente crueles e hipócritas con los seres humanos y los animales.

Mucha gente desinformada y ávida de defender sus hábitos cárnicos recurren a esta falacia para defender su consumo de cadáveres y secreciones animales, pero ahora ya sabes que sus argumentos carecen de validez histórica y ética.

Además, nuestros estilos de vida, no pueden estar basadas en lo que alguien más hizo o dejó de hacer. Podemos tomar los buenos ejemplos de gente evolucionada, pero no se puede justificar una o dos buenas características de gente maligna y cruel. Ser vegano no es una opción. Es un estilo de vida. No podemos caer en las garras del especismo para asumir que, nosotros, como seres humanos tenemos derecho a tomar una opción y otros seres no lo tienen.

Los miles de animales masacrados en los mataderos del mundo entero NO tienen NINGUNA opción y lo mejor que podemos hacer para liberarlos de manera efectiva y concreta es seguir educando con el ejemplo.

¡GO VEGAN NOW!

 

Tags: , , , ,

Mis respetos para ti, señora

mami

En nuestra vida de activistas hemos tenido muchas influencias: un líder, una persona a quien veíamos como ejemplo, un libro, una película o un evento transformador. A veces son tantas que nos las podríamos mencionar o recordar todas; pero la empatía o las primeras influencias que marcaron nuestra vida como tales tuvo que empezar en algún momento.

Los especialistas en Educación Humanitaria sostienen, desde el principio de los tiempos, que la formación ética de una persona empieza definitivamente en la niñez, principalmente en casa y luego en la escuela. Es allí donde nuestros padres siembran las semillas de compasión en nuestros corazones con la esperanza de que la cosecha de buenos frutos.

La jardinera de mi dedicación por los animales, sin lugar a dudas, fue mi madre. No tuve el privilegio ni la suerte de compartir los primeros años de mi niñez con algún animal que viviera con nosotros porque los animales de compañía con los que compartí esos años siempre fueron “prestados” hasta el momento en el que pudimos convencer a mi papá que ya era hora de abrir las puertas de nuestra casa a algún animal necesitado de hogar. Desde ese momento, yo adquirí hermanos y mis padres nuevos hijos a quien engreír y querer hasta el momento que cruzaron el Puente del Arco Iris. Casi todos ellos ya están allí, esperándome con mi papá. Esa espera es, tal vez, el mayor incentivo para morir una vez que haya visto muchos más logros para nuestra causa.

En mi adolescencia y juventud, nuestra relación tuvo muchos altibajos; mucha controversia y altisonancia; tal vez por ser tan parecidas, tan determinadas, tan perseverantes y tan tercas. Pero la vida no pasa por uno sin enseñarnos sabias e importantes lecciones. Y si algo he aprendido, con la ayuda de toda la buena gente que ha tocado mi vida, es a darme cuenta que absolutamente toda circunstancia tiene una razón de ser. Aprendí que nadie nace sabiendo cómo ser hija, madre o padre y que todos hemos hecho lo mejor que podíamos con el conocimiento que teníamos.

La figura que nunca se aleja de mi mente es la de mi madre llevándole comida a los pobre perros callejeros que vivían por los alrededores de mi casa. Mis primeros sentimientos de compasión, mis primeras lecciones de empatía hacia los animales, mis primeras nociones de realmente ponerme en la piel de otro ser, vinieron de ella y se quedaron grabadas en mí para toda la vida.

Mi madre me traspasó su sentido del deber, del esfuerzo en el trabajo, su amor interminable por la lectura y su sentido de la lealtad. Me enseñó a tener un ideal en la vida y a defenderlo hasta la muerte pese a los detractores, la crítica y la ignominia. Cada vez que algo malo pasaba o cada vez que algo iba mal con mi salud, me decía “Mañana, a esta misma hora, todo ya habrá pasado o habrá mejorado, hija”. Hoy, las circunstancias inexorables de la vida, que siempre dan vuelta; ahora que yo soy la madre y ella la hija; le digo lo mismo y con el mismo convencimiento. Las lágrimas que tal vez ella escondía en esas épocas para darme fuerzas, son las mismas que yo me trago ahora para animarla en su recuperación. En esa recuperación que yo sé que llegará porque ella es tan tenaz y perseverante como yo.

Sin ningún conocimiento científico o nutricional, y solamente basándose en su empírica percepción de las cosas, me privó del consumo de cerdos y mariscos y no me hacía tanto problema cuando me negaba a consumir el vaso de leche obligatorio de todo escolar de mi época. A ella nunca le gustó ni fomentó su consumo, reemplazándola por un rico y nutritivo vaso de avena de piña o manzana. Le agradezco inmensamente por ello. Sin saberlo, y aunque yo en esas épocas aún tenía la conciencia dormida, estaba ya creando a una vegana.

Cada vez que nuestra casa se abrió para recibir a un callejerito, repetía – creo que únicamente para demostrarnos que iba a suceder exactamente lo opuesto – que “sólo se podía quedar hasta que le encontráramos un hogar”. Esos plazos nunca se cumplieron y terminaron en un compromiso de por vida. Siempre fue una ley impuesta por ella no recordarles su pasado en las crueles calles para únicamente concentrarse en el hecho de que ahora eran amados, deseados, bienvenidos…. Todos ellos fueron más hijos de ella que yo. Y lo entiendo y comprendo. Yo, una limitada humana, jamás podría amar como ellos que la amaron de verdad y nunca la juzgaron. Más bien la acompañaron en sus alegrías y la consolaron en sus tristezas. Le hicieron la vida más llevadera cuando el destino me llevó a otros lares lejanos y le enseñaron que la vida sigue, pese a todo y a todos.

Ya entrada en años, se hizo vegetariana, y aunque a mí me hubiera gustado un cambio total al veganismo, le di el crédito que se merecía y la alenté siempre en su propósito. Hacer este cambio fue uno de los regalos más grandes que pudo haberme dado. Nunca se lo he dicho antes; pero se lo diré apenas la vea esta Navidad. No tendrá que darme ningún regalo más en todo lo que le quede de vida. Eso es más que suficiente.

Cuando se habla de las madres, siempre se dice que el mejor regalo que nos pueden dar es la vida. No lo creo. Eso es algo muy general y obvio. El mejor regalo que mi madre me dio a mí, no fue eso, ni sus buenos ejemplos, ni trabajar duro para darme una buena vida y una buena educación. No fue velar mi sueño cuando estuve enferma, ni haber sacrificado sus ahorros de toda la vida para darme una córnea. Nada de eso.

No fue darme el ejemplo de lo que significa ser una “señora” en toda la extensión de la palabra; ni ser valiente ante las circunstancias de la vida, ni luchar tenazmente hasta culminar una meta. El mejor regalo que me diste, mamá, fue abrir mi corazón, mi alma y mi mente a la causa sagrada de los animales. Tal vez la primera vez que te vi sentir compasión por un sufriente perro callejero, enfermo o hambriento, no te diste cuenta de la magnitud del ejemplo que dejabas en mí; pero ahora, más de medio siglo más tarde, te puedo asegurar, con la convicción del camino recorrido, que ese simple acto de bondad y respeto marcó mi vida para siempre y determinó mi destino y mi misión en este mundo.

¡Gracias mil por haberme enseñado el camino que hoy yo puedo enseñar a los demás! Mis victorias, pasadas, presentes y futuras estarán siempre dedicadas a ti, mamá.

 

Tags: ,

¡Cecilia es libre por fin!

cecilia

Cecilia, un chimpancé del zoológico de Mendoza en Argentina es a partir de ahora un “Sujeto de Derecho no Humano” de acuerdo a una corte de Mendoza.

Los periódicos lo califican como un hecho “inusual o insólito” pues el especismo y la negación de derechos básicos de cualquier criatura viviente aún le parecen cosa de otro mundo a la mayoría de la gente. Esto se logró gracias al fallo de la jueza María Alejandra Mauricio quien aprobó la excarcelación, o lo que en Justicia se denomina habeas corpus, presentada por la Asociación de Funcionarios y Abogados por los Derechos de los Animales (AFADA), apoyados por el Proyecto Gran Simio.

Cecilia, que por ser chimpancé debería gozar de la compañía de su familia y congéneres, tenía una vida solitaria en el zoológico de Mendoza. Sus compañeros habían muerto y por más de 30 años tuvo que soportar una vida miserable ante la indiferente mirada de quienes aún no entienden que los animales no existen para entretenernos

El respeto y la consideración que los animales se merecen no puede estar basada en su nivel de inteligencia, pero es preciso destacar que los chimpancés son animales sumamente inteligentes, sociables y sensibles. Son capaces de solucionar problemas matemáticos, aprenden el lenguaje de los signos utilizando más de 300 palabras, usan herramientas, tienen conciencia de sí mismos, capacidad simbólica y transmiten su cultura de generación en generación; pueden aprender el lenguaje de los signos con un vocabulario de unas 300 palabras, y son incluso superiores a nosotros en muchas habilidades de memoria matemática. Cooperan con sus congéneres, pero también pueden ser manipuladores y mentirosos, una astucia muy humana para la que hace falta un desarrollo cognitivo complejo. Solo ellos y nosotros sabemos elaborar una mentira.

Debido a las horribles condiciones de vida en las que Cecilia vivía, la jueza Mauricio admitió el trámite habeas corpus considerando a Cecilia “persona no humana” y ordenó su traslado a un Santuario de Chimpancés de Sorocaba en el Estado de Sao Paulo en Brasil donde finalmente convivirá con otros animales de su especie en condiciones óptimas para ellos.

En este caso el habeas corpus descosifica a los animales y los reconoce como seres con derechos. No se trata de otorgarles los mismos derechos que poseen los humanos, sino de aceptar y entender de una buena vez que son seres vivos, sujetos de derechos y que les asiste, entre otros, el derecho fundamental a nacer, vivir, crecer y morir en el medio que les es propio según su especie.

Cuando era pequeña, una de las películas que más impactó esos años de mi vida fue la famosa “Bajo el Planeta de los Simios”. Nunca me gustó su protagonista, Charlton Heston, pero los personajes que interpretaban a los simios me fascinaron. La analogía del zoológico humano me hizo pensar, seriamente y por primera vez, en la tremenda injusticia que implica encarcelar y esclavizar a otros seres sintientes, alejándolos de sus hábitats naturales, de sus familias, de sus amigos, de su vida natural y libre.

Escenas de esta saga quedaron grabadas en mi mente para siempre y pasaron a formar parte de los cimientos de mi activismo por los derechos de los animales. Con el tiempo, la saga continuó y con la ayuda de la tecnología moderna se filmó “El Origen del Planeta de los Simios”, una película hecha enteramente con animatrónicos e imágenes generadas con computadoras, para evitar utilizar el uso de cualquier animal. Nunca olvidaré la escena crucial de la película cuando César finalmente detiene el golpe que uno de sus abusadores le iba a propinar y dice “¡No!”. Y con ese rotundo y profundo “NO” él marca el final de la explotación de su especie.

Cuando soy consciente de la forma en la que estos magníficos animales sufren en circos, zoológicos y laboratorios de experimentación, sueño con un César que vuelva a detener el abuso y la explotación en cada uno de esos lugares. Pero, de inmediato, la fantasía se convierte en realidad y sé que cada uno de nosotros puede y debe ser ese César liberador y justiciero. Está en nuestras manos luchar por sus derechos y educar a la gente. Es nuestro deber ser su voz.

Hace un tiempo, con la finalidad de evitar el uso de simios en la industria del entretenimiento, PETA (People for the Ethical Treatment of Animals) y la compañía BBDO crearon un anuncio público en el que se utilizó un chimpancé totalmente computarizado, un CGI (imagen generada por computadora) como se le conoce en inglés. Tal fue la perfección y el detalle utilizado en su producción que el mundo quedó paralizado ante tanto realismo. Este chimpancé es el presente y el futuro, un mundo en el que no necesitamos utilizar a los animales para nada. Lo interesante es que la producción de BBDO quiso que su chimpancé fuera aún más real que los utilizados en “El Origen del Planeta de los Simios”. Y para lograr su meta, contrataron a un actor para centrarse en sus expresiones faciales y movimientos físicos y luego sobre imponer las imágenes animadas de los rasgos del chimpancé. ¡Hey!, no hay que olvidar que, después de todo, compartimos 98% de nuestro ADN con ellos.

Fue tanto su nivel de perfeccionismo que se le dio un poro a cada folículo piloso de la piel del chimpancé. Los resultados fueron asombrosos, como podrán apreciar en el video que adjunto.

Finalmente, debo decir que la noticia sobre Cecilia es, en verdad, esperanzadora pues el cruel zoológico que fue su sucia y deplorable cárcel se convertirá en parque ecológico y ella, por primera vez en su vida, podrá gozar de su merecida y bien ganada libertad.

 

Tags: , , , ,

Criando niños compasivos

compassionate-kid

Leyendo algunos artículos sobre la inteligencia emocional, encontré uno con el que coincido totalmente. Dice el artículo que la compañía de un animal, sobre todo durante la niñez, es un componente vital en el desarrollo de la inteligencia emocional del ser humano. Este tipo de inteligencia mide el nivel de empatía y la capacidad de comprender y conectarse con otros seres. De acuerdo a recientes investigaciones, esta inteligencia es el mejor indicador del éxito que un niño tendrá en la escuela. De hecho, muchos maestros de educación inicial reportaron que este tipo de inteligencia es mucho más importante que la habilidad de leer o utilizar un lápiz.

Y hay que tener en cuenta que, a diferencia del cociente intelectual que ya se encuentra establecido desde el nacimiento, la inteligencia emocional puede aumentar, ser cultivada y aumentada brindándoles a los niños la oportunidad de compartir su vida con un animal.

Los niños que comparten su vida con animales:

Desarrollan sus niveles de empatía:

Muchos estudios realizados en los Estados Unidos y en Inglaterra como aquel desarrollado por el psicólogo Robert Poresky de la Universidad Estatal de Kansas, han demostrado que existe una marcada correlación entre la estrecha relación con un animal y altos niveles de empatía. Esa no es una idea nueva pues ya en 1699 el filósofo John Locke afirmaba que desde su infancia los niños debían aprender a cuidar a sus animales para aprender a ser personas sensibles.

Aprenden a ser responsables y aumentan su auto-estima:

Los niños son capaces de ser responsables de sus animales cuando se les enseña a desarrollar diferentes tareas de acuerdo a su edad. Por ejemplo, pueden cepillarlos, pasearlos, servirles su comida, cambiar el agua y bañarlos cuando sea necesario. Cuando los niños realizan estas tareas, las hacen bien y reciben elogios por ello, su auto-estima se eleva y se sienten orgullosos de contribuir al bienestar de sus animales.

Tienen menos estrés:

Ha quedado comprobado hasta el cansancio que la compañía de un animal, o el solo hecho de acariciarlos o pasar un tiempo con ellos conlleva innumerables beneficios físicos y emocionales. Por ejemplo, reduce notablemente los niveles de estrés en los seres humanos, les levanta el ánimo, los mantiene alejados de la depresión y los ayuda a bajar la presión arterial.

Aprenden a leer sin presiones:

Aprender a leer puede ser una experiencia estresante para algunos niños. Y esa tensión se incrementa cuando no lo pueden hacer bien o tienen que demostrar sus errores en frente de toda una clase. Una manera de solucionar ese problema sin dañar la auto-estima de los niños es hacer que le lean a un animal. Al hacerlo, pueden tomarse el tiempo necesario para aprender a pronunciar palabras difíciles sin ser juzgados por nadie. Al gozar de la compañía de un animal que los escucha amorosa y pacientemente, los niños desarrollan la confianza necesaria para esforzarse en la tarea de leer correctamente.

Expresan sus emociones más libremente:

Es muy común que los niños hablen libremente con sus animales y los conviertan en sus confidentes. En algunos casos, es difícil que los niños hablen con adultos acerca de sus más poderosas emociones porque piensan que nos serán entendidos. Por el contrario, al hablar con un animal se sienten en confianza y liberados de cualquier tipo de crítica.

Es por eso que en lugares donde los niños se recuperan de situaciones altamente traumáticas, la presencia de un animal confidente es sumamente valiosa e irremplazable.

 

Tags: , , ,

Tu perro sabe exactamente lo que le dices

dogs-mri

Esta afirmación no toma por sorpresa a nadie que alguna vez haya compartido su vida con un perro. Ellos son seres sumamente inteligentes e intuitivos; pero ahora la ciencia lo confirma.

Cuando le hablamos a nuestros perros ellos no solamente escuchan las palabras que usamos sino también la manera en la que las decimos. Las palabras que seleccionamos y nuestra entonación son entendidas exactamente por los perros. En un estudio publicado el pasado mes de agosto en la revista Science, los científicos demostraron que el cerebro canino procesa la información de una manera muy similar al cerebro humano.

Realizar el estudio no fue cosa fácil. Se tuvo que entrenar a un grupo de perros para que se mantuvieran totalmente quietos dentro de un escaneador que les tomaba varias resonancias magnéticas. Durante muchos meses, 13 perros húngaros (6 Collies, 4 Golden Retrievers, 2 Pastores Alemanes y un Perro Chino Crestado) aprendieron a acostarse sin mover ni un músculo en el escaneador para que el etólogo Eötvös Loránd de la Universidad de Budapest realizara las tomas necesarias.

Se demostró que los 13 perros respondieron a varias vocalizaciones como gruñidos, ladridos, gemidos, y gritos de personas y de otros perros. Los sonidos de felicidad o de temor activaron las mismas áreas cerebrales en las dos especies.

Los mismos perros escucharon grabaciones de sus guardianes humanos hablando en formas diferentes: alabándolos, hablando de forma neutral, alabándolos en un tono neutral, y utilizando palabras neutrales en un tono de halago.

Los resultados de las neuro imágenes mostraron que el hemisferio izquierdo del cerebro de los perros respondió a las palabras utilizadas y que el hemisferio derecho respondió a la entonación. Pero fue preciso utilizar una palabra de halago en un tono del mismo tipo para que el centro de recompensa de los perros se activara.

Esto explica entonces que tu perro sabe muy bien cuando lo estás halagando y sabe que lo haces de veras.

 
Leave a comment

Posted by on November 10, 2016 in Animales de compañía

 

Tags: , ,

Los animales están de duelo (y la gente con cerebro también)

gandhi-quote

El 9 de noviembre de 1938 empezó en Alemania la Kristallnacht o la Noche de los Cristales Rotos, la fatídica noche en la que los nazis, las juventudes hitlerianas, la Gestapo y miembros de la población civil lincharon y masacraron a miles de miembros de la población judía.

El 9 de noviembre de 1989 caía el Muro de Berlín poniendo fin a décadas de separación y abuso y el 9 de noviembre del 2016 los estadunidenses eligieron como presidente a un hombre insano que quiere levantar otro como símbolo de racismo y prejuicio.

La mayoría de estadunidenses frustrados, sin esperanza, desinformados, y sin educación, votaron por un tipo que no tiene ningún tipo de experiencia política o plan de trabajo en lo referente a lo económico, social o de seguridad de estado. Se ha elegido a un tipo que se mofa de los discapacitados y les falta el respeto a las mujeres y a los miembros de las fuerzas armadas. Se ha elegido a un acosador sexual y a un racista que, apoyado por grupos de odio como el Ku Klux Klan, permitirá que cualquier demente porte armas y las utilice a su antojo.

Se ha elegido a un tipo que, con la ayuda de los hipócritas evangélicos, intentarán decirme que debo hacer con mi cuerpo y a quien el sueldo igualitario para las mujeres le importan un soberano rábano. Se ha elegido a un megalómano que alzará los precios de los seguros médicos y pondrá obstáculos a las personas con condiciones previas de salud

El “mejor país del mundo” como siempre lo calificaban hoy marcó su sentencia e inició su camino al fracaso total. Los tontos, ingenuos o ignorantes pronto comprenderán que todas las ilusas promesas de su nuevo presidente caerán en saco roto. Los Estados Unidos no pueden sobrevivir sin el trabajo de las personas que buscan legalizar su situación en el país o sin la mano de obra en la fabricación de bienes y productos en países extranjeros. El hipócrita nuevo presidente no solo ha construido muchos de sus edificios con el esfuerzo y sudor de trabajadores indocumentados, sino que también ha hecho miles de negocios con países a los que ahora presenta como enemigos. Ha prometido miles de trabajos de manufactura en lugares donde él sabe muy bien que la automatización ya los ha reemplazado y se siente orgulloso de haber engañado a una masa ignorante llena de odios y prejuicios.

Pero los más perjudicados con los resultados de esta elección serán los animales por los que él no tiene ni consideración ni respeto. Por ejemplo, si llega a intentar construir su maldito muro en la zona fronteriza entre los Estados Unidos y Arizona, eso producirá un daño irreversible al delicado ecosistema de la zona que es un área de migración de aves que se trasladan de norte a sur en el continente americano. Esa área es el hogar de un gran número de mamíferos, aves y plantas que incluyen al Correcaminos Americano y nuestros majestuosos saguaros, el símbolo más representativo del Sudoeste Americano.

En la frontera viven muchas especies que necesitan cruzarla para aparearse como el Jaguar Norteamericano que se encuentra en peligro de extinción. Los osos negros, que fueron introducidos en Texas en los años 90, entrarían a la lista de animales en situación vulnerable al no poder cruzarse con los osos mexicanos. El muro que actualmente existe en la frontera ya ha afectado a algunos animales como el león montañés, el gato montés y la lechuza pigmea, pero por supuesto que todo este problema no tiene la menor importancia para el nuevo presidente quien cree que el cambio climático es una farsa inventada, inexistente, ridícula.

Podemos esperar que los animales silvestres sigan siendo brutalmente cazados en cacerías cerradas – donde los animales no tienen escapatoria – con todas las armas que ese demente permitirá usarse, siguiendo el ejemplo de sus hijitos; los hijitos de papá que necesitan acechar y matar brutalmente a un animal para sentirse hombres.

En estos cuatro años de oscuridad y retraso, no habrá mucha esperanza para los animales que sufren terriblemente en los mataderos o para los que aún se usan para el entretenimiento de las masas ignorantes. ¿Crees que a Donald Trump le importa alguien más que no sea Donald Trump? ¿Crees que le importa que la población siga enfermándose al consumir los cadáveres de animales infestados de antibióticos, bacterias y antibióticos? ¿Crees que le importará el consumo masivo y escondido de productos transgénicos por parte de los más pobres y más desinformados?

¿Crees que a alguien que compra esposas por catálogo y manosea muchachitas le importará un pepino algún tema verdaderamente social o humanitario? ¿Crees que le importarán los millones de animales abusados en los laboratorios de experimentación o los abandonados en los albergues de la nación?

Los activistas por los derechos de los animales no nos rendimos fácilmente. Después de todo, hemos estado luchando contra la ignorancia y el abuso por siglos y esto no será la excepción. Nuestra labor será ardua y hasta es posible que nos impongan muchas más restricciones bajo el Acta patriótica que nos considera terroristas locales; pero eso nunca ha sido un impedimento para quienes sabemos que la guerra se gana después de muchas batallas. Y aunque a veces nos parezca que no lo estamos haciendo a la velocidad deseada; puedo asegurarles que vamos ganándola.

Luego de haberse publicado los nefastos resultados, las típicas voces conciliadoras de siempre han dicho que un Trump mucho más calmado ha afirmado que será el presidente de todos los estadunidenses. Eso es muy fácil de decir después de que se ha ofendido a casi medio país. No gracias, un acosador, ignorante xenófobo jamás me representará o será mi presidente. Muy por el contrario, estableceré un sistema práctico y constante de protesta permanente por estos cuatro años, que, si mis predicciones son correctas, se reducirán a un plazo más corto cuando los electores descarriados se den cuenta del tremendo error cometido.

 
Leave a comment

Posted by on November 9, 2016 in Activismo efectivo

 

Tags: , , ,

Cuando tu gato te habla

maullidos

Los gatos son animales maravillosos e independientes a quienes, en la mayoría de los casos, les encanta hablar constantemente con sus guardianes. Comprenderlos es muy importante pues eso nos hace entender sus intenciones, humores y necesidades. Entenderlos correctamente hará que tu relación con él sea más fuerte y agradable.

Maullidos:

El maullido es la vocalización más importante de los gatos. Es más, si un gato crece sin la presencia de humanos, es probable que nunca sepa cómo maullar. Los gatitos aprenden a hacerlo para comunicar sus necesidades a su madre a diferencia de los gatos silvestres que no lo hacen.

Un maullido usualmente indica que el gato necesita algo: comida, atención, o que se encuentra atrapado en algún lugar de la casa. Sus maullidos también pueden ser un saludo amistoso o un signo de afecto. Si notas que sus maullidos son excesivos, es conveniente que lo lleves al veterinario pues podría estar sufriendo de alguna enfermedad.

Ronroneos:

El ronroneo de un gato es un sonido melodioso, hipnótico y relajante. Generalmente indica que tu gato está contento y satisfecho. En algunas ocasiones puede significar que tu gato está estresado y ronronea para calmarse. Por ejemplo, cuando lo estás transportando al veterinario o cuando un nuevo animal llega a la casa. Es fácil notar la diferencia si prestas atención a la situación y al lenguaje corporal de tu gato. Si tu gato está maullando como respuesta a una situación estresante, estará tenso y sus orejas estarán bajas, planas y casi pegadas a su cabeza.

Charlas:

A los gatos les encanta “hablar” incesantemente con ese particular toque felino especialmente cuando se encuentran cerca de una ventana contemplando a los pájaros o a las ardillas que viven en tu jardín o patio. Ese sonido de charla constante producido por sus dientes demuestra que están emocionados por las criaturas que están observando y su frustración por no poder atraparlas.

Aullidos:

Este aullido felino es una versión más intensa que un maullido típico. Usualmente son usados para comunicarse con otros gatos e indica que el gato está mortificado o preocupado por algo. Es el sonido que los gatos utilizan cuando, por ejemplo, se encuentran disputando un territorio. Los gatos que no están esterilizados normalmente utilizan este sonido para encontrar parejas para aparearse.

Estos aullidos excesivos podrían indicar la presencia de alguna enfermedad, así que llévalo al veterinario si es que persisten o no hay razón para que sucedan.

Silbidos o siseos:

Con este sonido tu gato definitivamente quiere llamar tu atención. Los gatos utilizan este sonido amenazador cuando se sienten amenazados o cuando quieren intimidar o asustar a alguien. Estos siseos normalmente vienen acompañados de otros signos de agresión como una espalda arqueada u orejas planas y bajas.

Gruñidos:

Los gruñidos generalmente vienen acompañados de siseos y otros sonidos amenazantes. El gato gruñe cuando está asustado, molesto, o cuando siente que alguien está invadiendo su territorio. Nunca te enfrentes a un gato que gruñe porque los sonidos que emite indican que está listo para atacar y pelear. Entiende que su amenaza va en serio y aléjate de él inmediatamente dándole la oportunidad de que se calme.

 

Tags: , ,