RSS

Tag Archives: Capitán Julito

Enriquece tu vida: Adopta a un animal

Julito medallaCuando alguien abre las puertas de su casa y su corazón a un animal que necesita hogar, los humanos tendemos a decir que hemos salvado una vida. Y aunque eso es 100% cierto, con el pasar del tiempo, la convivencia y al disfrutar de todas las ventajas que nos proporciona nuestro nuevo amigo animal, es válido decir que ellos también nos salvaron la vida de alguna manera.

Tener un animal de compañía no solamente es beneficioso para nuestra salud física y mental, sino para nuestra salud espiritual. Todos necesitamos sentirnos queridos y saber que podemos ser escuchados y confiar en alguien especial, que estará con nosotros en todo momento; sobretodo en los ratos malos de la vida. Vale la pena asumir la responsabilidad de la adopción porque la relación un animal de compañía, no sólo es gratificante sino que despierta sentimientos positivos, nos humaniza, nos enriquece e incluso nos puede llegar a cambiar la vida.

La mejor forma de ofrecer un hogar a un animal necesitado, es adoptándolo. Y al tomar esta decisión, es importante considerar la adopción de un animal adulto. Obviamente es muy tierno adoptar y ver crecer a un cachorrito o a un gatito; pero esta opción conlleva muchas responsabilidades y obligaciones que algunas personas no pueden acatar. La solución entonces es adoptar un animal adulto.

Un animal adulto se acostumbra muy fácilmente a la rutina diaria de tu casa y aprende muy rápidamente lo que debe o no debe hacer. La inteligencia de los animales, sobre todo si la estimulas con juegos, paseos, y premios te sorprenderá.

Diferentes estudios sobre comportamiento demuestran que la interacción con animales produce beneficios emocionales y físicos, tanto en niños como en adultos. Los niños aumentan su autoestima y son más populares entre sus compañeros. Adquieren habilidades para cuidar a otros, desarrollan más rápidamente su comunicación no verbal, comprenden su naturaleza y ciclos vitales, y al mismo tiempo, demuestran empatía y una actitud más responsable frente a su salud y bienestar.

Esta interacción se hace parte de un proceso de aprendizaje basado en experiencias positivas, donde los episodios significativos en la vida un niño o niña en relación con sus animales, estarán relacionados afectivamente con su conducta futura y su interacción con otros seres vivos, especialmente personas. Su compañía tiene además un efecto beneficioso en las familias, pues pasan más tiempo interactuando entre ellos y desarrollando nuevos espacios de comunicación, ya que los padres necesitan enseñar a sus hijos cómo deben comportarse con sus animales para que puedan tener una relación segura y placentera. A ello se suman actividades divertidas, conversaciones amistosas y ejercicio cotidiano, además de la relajación y el alivio de las presiones que provee su compañía.

En este sentido sus beneficios pueden ser desde un catalizador de emociones hasta una forma natural y profunda de potenciar la interacción familiar o incluso mitigar la soledad. Aspecto muy importante si consideramos que la sociedad moderna cada vez más se enfrenta a la soledad como parte de su experiencia de vida. Por otra parte, a los beneficios emocionales que implica para los niños el vivir con animales se suman estudios que indican que los pequeños que viven desde su nacimiento con animales domésticos tienen menor riesgo de padecer alergias comunes porque desarrollan un sistema inmunológico más fuerte y que asisten más a clases.

Los animales mestizos son fieles y cariñosos amigos que nada tienen que envidiar a los animales de raza ya que suelen ser muy inteligentes y fácilmente adiestrables. No sufren degeneraciones por consanguinidad y gracias a las “mezclas” de las que provienen disfrutan de peculiaridades que los hacen únicos, irrepetibles, exclusivos.

Asimismo, presentan una admirable resistencia física y una gran longevidad y a menudo son más tranquilos y equilibrados que los perros de pura raza. Los constantes cruces realizados por los criadores de animales pueden provocar trastornos físicos y genéticos y alteraciones de comportamiento en algunos ejemplares de raza; sin embargo la selección natural de los mestizos evita casi en su totalidad dichas alteraciones.

Y el modelo perfecto para terminar este artículo es el caso de Julito, un perro mestizo, que de abandonado y callejero se convirtió en capitán de la Policía del Perú. Julito, cuyo nombre real es Julio Iglesias, fue rescatado de las calles de Lima por el oficial Carlos Iglesias quien lo nombró su acompañante oficial en su lucha contra el crimen. Hace doce años, el oficial descubrió las habilidades de Julito cuando éste lo ayudó a capturar a un sujeto que cargaba 500 envoltorios de pasta básica de cocaína. Julito se convirtió  en todo un perro policía, combatiendo todo tipo de crimen en varias dependencias policiales, los dos siguen trabajando juntos para mantener a su comunidad libre de indeseables y malhechores y es por eso que todos juntos celebraron el cumpleaños de Julito frente a la comisaría que ostenta una pequeña estatua del héroe canino.

Esta es solamente una de las miles de historias de devoción, lealtad y amor a prueba de balas que los animales adoptados nos regalan cada día. Ellos nos dan absolutamente todo de sí. A cambio, nosotros solamente les debemos dar responsabilidad total, amor y respeto por siempre. Somos nosotros, los seres humanos, quienes salimos ganando en el intercambio. De eso que no les quede la menor duda.

Adopta a un animal necesitado… ¡y salva dos vidas!

Julito comisaria

Julito cumple

Advertisements
 
Leave a comment

Posted by on February 20, 2013 in Animales de compañía

 

Tags: , , , ,