RSS

Cuando un WUF es un ¡WOW!

14 Jul

WUF

Sé muy bien que estoy utilizando expresiones en inglés; pero en este caso, las onomatopeyas son precisas y correctas pues los angloparlantes utilizan esta última cuando algo les llama poderosamente la atención; cuando algo es verdaderamente impresionante. Este es el caso con los amigos de WUF Perú.

En uno de esos días en los que dedicaba tiempo a la investigación del movimiento en Latinoamérica, revisando noticias y novedades, tropecé con su bien organizada página web y quedé gratamente impresionada. Quien me conoce bien, sabe que es difícil impresionarme, pues, cuando se trata de los animales, siempre busco eficacia, compromiso y profesionalismo. Eso fue lo que encontré en WUF, pioneros del trabajo eficiente en lo referente a adopción de canes en el Perú.

Cuando lo comenté con gente de Lima, recibí mensajes en los que se les criticaba por no incluir felinos en sus programas. Para la gente que no valora los esfuerzos de mejora, aunque sean exclusivos, siempre es más fácil criticar sin fundamento que apreciar el esfuerzo de un colectivo que desea ayudar a reducir el número de perros abandonados en Lima. En lenguaje especista aquí cabría añadir la consabida frase “del perro del hortelano”; pero en mi larga experiencia como activista por los derechos de los animales, han sido innumerables las oportunidades en las que he visto a grupos de perros compartiendo generosamente la comida que una mano compasiva les alcanzaba. Nada está más lejos de la verdad que ese absurdo refrán, que como bien sabemos, utiliza a fauna de todo tipo para señalar las faltas, bajezas e ineptitudes de la gente.

WUF es una joven organización peruana cuya meta es reducir el número de perros abandonados en la ciudad de Lima. Promueven la adopción de animales rescatados y trabajan concienzudamente para concientizar a la población sobre la tenencia responsable de animales domésticos y la importancia de salvar a un animal en vez de comprarlo en una tienda o un criadero.

Muchos me dirán que su visión no tiene nada de novedosa o especial, pero en realidad sí lo es. Primeramente, porque son selectivos al escoger a los grupos rescatistas con los que trabajan y, en segundo lugar, porque tienen un equipo profesional poseedor de un plan de trabajo específico en el cual se contemplan las acciones y estrategias necesarias para valorizar el proceso de adopción y darles a los animales de la calle una opción concreta de ser adoptados en hogares de por vida.

Especifico la palabra “rescatistas” porque en el Perú no existen albergues para animales. Un albergue es un lugar que cuenta con las instalaciones, el personal calificado y los recursos económicos necesarios para servir de hogar temporal para animales que posteriormente serán puestos en adopción. Es un lugar inmaculadamente limpio, tecnificado y administrado por profesionales entrenados. Es probable que las personas que recogen animales de la calle estén convencidas de que tienen “albergues”, pero no es así. Existen personas que hacen todo lo humanamente posible por albergar a animales de la calle en condiciones adecuadas para un número reducido; están quienes llenan espacios con animales de la calle sin contar con las instalaciones y los medios apropiados y que viven de la caridad intermitente de la gente y, finalmente, existen los coleccionistas de animales que, en su estado mental dañado, se llenan de animales privándolos de su calidad de vida y manteniéndolos vivos inclusive cuando la eutanasia es su única opción.

Aunque suene poético o inalcanzable, la visión de WUF es construir un mundo donde los perros sean felices, pero, ¿quién dice que las esperanzas y sueños basados en acciones concretas y auto sostenibles no pueden convertirse en realidad? Cuando este tipo de visiones están basadas en propuestas efímeras e informales, todo se convierte en una fantasía que suena bien; pero cuando se siguen pasos específicos que tienen como meta cambiar la mentalidad e idiosincrasia de todo un país, eso es definitivamente un reto concreto y realizable.

Durante la última campaña de esterilización que organizamos en Lima, el pasado 3 de julio, mis colaboradoras de Lima me pidieron que solicitara apoyo con la difusión del evento a los grupos locales. Hicimos una convocatoria pública a través de redes sociales y aparte de los “Me gusta”, bendiciones, buenos deseos y demás comentarios típicos y alusivos, WUF fue la única institución que nos ofreció ayuda concreta con la difusión de la campaña y su posterior divulgación en el diario más importante del país, El Comercio.

Tuve el gran gusto de conocer a dos de sus representantes, Joaquín Santa María y Andrea Carrión y me parecieron jóvenes serios y comprometidos con la visión y la misión de su organización. Durante nuestras cortas, pero valiosas comunicaciones, nunca me pusieron condiciones o intentaron negociar algún beneficio para ellos. Todo lo contrario, siempre estuvieron listos para apoyar, compartir ideas y deseosos de poner en práctica lo que nosotros ya hemos aprendido. En este trabajo por los derechos de los animales, valoro mucho el hecho de que los jóvenes que tomarán la posta, no quieran tropezarse con las piedras con las que nosotros ya nos tropezamos antes. Ese tiempo que se ahorran; esos errores que se evitan, son cruciales para los animales que no tienen tiempo de esperar el momento de su bienestar, de su adopción, de su liberación.

Los chicos de WUF son la clase de gente que los animales necesitan, pues ellos creen en los beneficios mutuos de la colaboración con individuos o instituciones de comprobada reputación en lo que concierne a los animales. Fue una gran satisfacción para mí no tener que lidiar con los celos, caprichitos y envidias locales de gente que se encuentra más preocupada por tener su foto, su logo o su camiseta en los medios locales que en trabajar juntos cuando el ideal es común y la meta puede ser compartida. Como siempre digo, el desinterés mostrado en la propagación de la causa, es lo que verdaderamente ayuda a los animales; la explotación de los innumerables talentos de los voluntarios responsables es lo que nos hace avanzar; la ausencia de egos y la humildad para aprender de quien ya recorrió caminos y tiene más experiencias de vida, es lo que hace que se avance y se llegue más rápido al éxito.

Si quieres tratar con un grupo serio, responsable, y dedicado a que se reduzca significativamente el número de perros abandonados en las calles de Lima, colabora con WUF, ofrécele tus talentos, tu energía, tu dinero y comprométete seriamente con ellos. Si yo viviera en Lima, mi perro sería definitivamente un WUF.

Mis mejores deseos de éxito para nuestros nuevos amigos y colegas; que sus logros sean innumerables porque cada uno de ellos significará un perro menos en las crueles calles; que sus obstáculos sean superados y que su compromiso con los animales se difunda y propague entre todos aquellos que verdaderamente quieren ser agentes de cambio, renovación y empatía.

 

Tags: , , , , ,

2 responses to “Cuando un WUF es un ¡WOW!

  1. joselyn la madrid

    September 1, 2016 at 10:34 pm

    Hola, quisiera saber si el estado peruano ayuda en esta iniciativa, por lo menos con respecto al dinero… o es que todo es iniciativa propio. También, no solo en referencia a “WUF” sino a demás albergues como este, si el estado apoya hoy en día estas iniciativas o se hace de la vista gorda. Gracias.

     
    • animalialatina

      September 6, 2016 at 12:29 pm

      Hola Joselyn. WUF es una ONG privada. El estado peruano, como en la mayoria de paises latinoamericanos, presta un minimo apoyo a este tipo de iniciativas. Hay municipalidades donde se esteriliza gratuitamente a los animales de esas jurisdicciones en particular, pero la intervencion publica aun es minima.
      Ademas la palabra “albergue” no es utilizada con exactitud en Latinoamerica. Un ALBERGUE es un lugar establecido publica o privadamente para dar refugio temporal a animales en busca de hogar y promover su adopcion responsable; es un establecimiento con la infraestructura y organizacion idonea para servir a ese proposito. En los paises latinos, un cuarto maltrecho hacinado de animales puede ser considerado un “albergue”. Hay que tener muy bien presentes estos terminos.

       

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

 
%d bloggers like this: