RSS

Voto de silencio

19 May

Pinochet

Aunque el voto de silencio no es uno de los votos monásticos (voto de pobreza, obediencia y castidad) que toman los sacerdotes católicos, bien le haría al Papa practicarlo, sobre todo cuando no se tiene nada positivo, lógico o constructivo que decir.

Es cierto que este cura parece ser un tanto mejor que sus predecesores, pero nunca hay que olvidar con quiénes y con qué estilos se le está comparando. Si me comparan en velocidad con una persona sin piernas, es muy probable que yo resulte ser fondista olímpica; pero esto no es un asunto de comparaciones; de lo que se trata es de la propagación de un comentario totalmente desacertado cuya conclusión es insulsa, impráctica y totalmente injusta. Nadie dice o hace comentarios masivos sin una intención particular y específica. ¿Cuál fue entonces el raciocinio o la intención en los comentarios que el Papa Francisco tuvo para las personas que ayudan, trabajan o están activamente involucrada en la lucha por los derechos de los animales? De todos los grupos a los que podía atacar, se le ocurrió precisamente atacar a personas compasivas y humanitarias. ¿Qué te pasó Pancho? ¿Te quedaba muy ajustada la mitra?

La palabra “animalista” está tan desprestigiada y prostituida que yo jamás la utilizo. Quienes trabajamos y luchamos efectivamente por los derechos de los animales, somos activistas de esta causa y no “istas” del montón.

Es cierto que podríamos habernos dado por no enterados, pero no podemos ni debemos pasar por alto estos comentarios alusivos y propagados en masa. No podemos dejar de corregirlos dada la ignorancia suprema que reina entre los humanoides y, por qué no decirlo, entre los católicos, que, en algunos casos, y de acuerdo a sus conveniencias personales, siguen los mandatos de su líder político y religioso a pie juntillas. No hay que olvidar que, hace algún tiempo, al menor comentario y mandato clerical, miles de personas eran ejecutadas, quemadas, linchadas o desaparecidas del mapa. Fue la iglesia católica quien inventó la falacia sobre los gatos negros y fueron ellos mismos quienes lincharon y quemaron viva a Juana de Arco, supuesta defensora de su fe.

En su desatinado discurso, Francisco lamentó que haya gente que sienta compasión por los animales, pero que muestre indiferencia ante un vecino. Muy suelto de huesos, cuestionó el sentimiento de piedad de quienes prefieren ayudar a un perro o a un gato pero que – según él – son indiferentes antes el sufrimiento del prójimo.

Obviamente soy una persona parcializada en este tema, pero no podría nombrar a ningún activista por los derechos animales que no haya sido compasiva también con un ser humano. Es más, todos aquellos que nos acusan de no trabajar por la propia especie, generalmente son gente que no hace nada concreto por nadie.

El ser humano tiene derecho de elegir sus prioridades y ningún cura va a venir a exigirles que esas prioridades cambien. Quienes trabajamos por los animales tenemos tanta compasión que fácilmente la podemos extender a los humanos. Los ayudamos brindándoles información y previniéndoles sobre todos los daños que conlleva ser cementerios ambulantes de los cuerpos torturados y masacrados de miles de animales; ayudamos al planeta al luchar contra las industrias cárnicas y lácteas; nos preocupamos de la gente pobre, hambrienta y sin agua, demandando que los frutos de la tierra y el preciado elemento sean utilizado directamente por ellos y no por los intereses de lucro de las compañías que abusan y explotan tanto a humanos como animales; y sembramos principios de decencia, compasión, y empatía entre la niñez al fomentar la bondad y el respeto por todos los seres de la creación. ¿No son esas muestras suficientes de la compasión y piedad que Francisco exige para con nuestros semejantes?

¿De qué compasión y piedad puede hablar un cura que engulle las partes sufrientes de un animal masacrado brutalmente en un matadero? ¿Qué moralidad puede exigir un cura que permite que su iglesia bendiga los instrumentos de tortura del matarife en un coso taurino? ¿De qué decencia puede hablar el representante de una iglesia corrupta que ignoró el holocausto de millones de judíos o que no está dispuesta a sancionar severamente a sus curas pedófilos? ¡Por favor! Antes de incitar a la gente en contra de quienes defienden a los animales, Francisco debe mirar al interior de su propia casa, limpiarla, cambiarla, rectificarla y sancionarla. Solo en ese momento tendrá derecho a emitir una opinión acerca de la piedad y la moralidad de la gente.

Como parece que Francisco sufre de amnesia, será bueno dejarle unos cuantos nombres sueltos por allí: La conexión de su iglesia con dictadores asesinos como Franco, Pinochet y Perón; las cirugías estéticas y los pasaportes otorgados a los criminales nazis para que lograran escapar a Latinoamérica; el asesinato de Juan Pablo I; los miles de niños violados y abusados en escuelas o instituciones católicas del mundo entero; el escándalo del Banco del Vaticano; el escándalo del Sodalicio; la masacre de las culturas aborígenes en las Américas; las guerras Carlistas; el Tribunal de la “Santa” Inquisición, etc. La lista es tan larga que no existe suficiente papel para incluir todas las injusticias, salvajadas y masacres perpetradas por su iglesia, sus líderes y seguidores.

¿Y considerando todo esto, me van a venir a hablar de piedad, de compasión y de humanidad? ¡Si ni siquiera son capaces de seguir las enseñanzas y el ejemplo de su líder máximo, nuestro compañero de lucha y esenio vegetariano, Jesucristo!

El Papa y su iglesia son tan arrogantes que no serán capaces de ofrecer disculpas por esos comentarios; pero ni por un momento debemos permitir que ese discurso barato, ignorante y populachero nos afecte o infecte a los ignorantes necesitados de cualquier excusa para desestimar nuestros esfuerzos. Es probable que a sus palabras se las lleve el viento considerando que la mayoría de los católicos son católicos de “botica”; pero no podemos pasar por alto el desatino y la condena. Si los humanos no demuestran compasión o piedad por sus semejantes, es simplemente porque su naturaleza humana no se los permite. Es porque a estas alturas el mundo carece de esas virtudes y valores. Es cierto que existen millones de personas compasivas y humanitarias; pero también es verdad que hay gente inservible, malvada, despiadada, cruel y podrida en cuerpo y alma. Ser “humano” no es ni un privilegio, ni un honor. Somos simplemente otra especie, una especie diferente a la animal, que en mi opinión es superior al Homo Sapiens en muchos sentidos.

Y si por eso el “Santo Padre” que no es ni santo, ni padre, me condena al fuego tibio de un purgatorio inexistente, que así sea. Después de todo me hará el favor de colocarme en un lugar privilegiado para ver, en primera fila, como todos los explotadores y abusadores de los animales se achicharran en el infierno.

 

Tags: , ,

4 responses to “Voto de silencio

  1. Liliana Téllez Flor

    May 20, 2016 at 10:18 am

    Querida compañera, expresas lo que muchos aún católicos y ex-católicos , entre ellos YO, sentimos respecto a esta religión, sus guias?, dirigentes? no sé que llamarlos.
    Yo también pienso en un compañero llamado Jesucristo vegetariano, que andaba descalso o apenas con sandalias y dormía al aire libre y fue compasivo con TODOS sin las críticas absurdas que hace este señor Francisco
    Es indignante que por donde él pasa en su papa móvil ofendiendo a los pobres que dice amar “LOS HUMANOIDES -LIMPIAN LAS CIUDADES- ASESINANDO A TODOS LOS ANIMALES QUE PUEDEN OFENDER AL PODEROSO A SU PASO”
    Sabemos que cuando se lo comentaron en México el que se hace llamar defensor de la vida y seguidor de Cristo: sonrió.
    No nos puede llegar su discurso absurdo porque el y sus seguidores son de otra especie. La que
    critica el amor y compasión que sentimos por los Animales, la Naturaleza y los más sufridos a quienes haces alusión y siguen viviendo con todos los privilegios, viajando, para maleducar, irrespetar y comiendo cadáveres de seres indefensos <que lloraron desde mucho antes de ser sacrificados.
    Soy una fiel seguidora de tus ideas Maru y nunca te olvido. Viviendo en este infierno en que han convertido a mi país Bolivia, sigo luchando en medio de lo que la iglesia católica aprueba .
    Gracias por seguir siendo mi mentora, mi amiga y compañera de lucha.
    Liliana Adda-Bolivia

     
    • animalialatina

      May 20, 2016 at 7:24 pm

      Mi querida Lili, Muchas gracias por tus comentarios siempre tan sentidos y afectuosos. Me da gusto saber que compartimos el mismo pensamiento y que denunciamos la hipocresia de quien sea, cuando es necesario. Nadie se salva cuando se trata de poner los puntos sobre las ies en lo referente a los derechos de los animales. Tienes toda la razon en lo que opinas sobre el tal Francisco, sobre todo en el hecho de las matanzas de animales callejeros cada vez que llega a algun lugar a hacer su propaganda politica y su lavado de cerebro.
      Se perfectamente bien lo arduo de tu trabajo en un pais donde los derechos de los animales son aun incomprendidos y solo te puedo seguir admirando y alentando a seguir adelante, sin sentirte vencida o aplastada por la ignorancia y la crueldad de alguna gente. Sabes bien que cuentas conmigo para todo lo que necesites, amiga! Un abrazo!

       
  2. Gerardo Tristan

    May 21, 2016 at 9:33 am

    Ya debe dejar este tipo su tono paternalista( imperialista/patriarcal en escencia)y sinceramente intentar adaptarse a los tiempos. Su logica es pobre en este ” discurso” y su peso moral casi nulo. Habria que mandarle unos libros sobre anti-especismo y etica al cura argentino este y exigirle que honre y respete el nombre que lleva por lo menos! Saludos anti-especistas y solidarios!

     
    • animalialatina

      May 22, 2016 at 9:42 pm

      Hola Gerardo, Ojala que los libros surtieran efecto. Pienso que Francisco sabe muy bien como son las cosas; pero se hace el loco porque no le conviene aceptar que tenemos la razon. Sobre todo, en lo referente a su venia implicita a la mafia taurina.
      Si no me equivoco, nos conocimos en uno de las Conferencias por los Derechos por los Derechos de los Animales organizada por FARM. Creo que viniste con otra muchacha mexicana que tenia un programa de radio, si no me falla la memoria. Mi nombre es Maru Vigo de Arizona. Trabajo con activistas de habla hispana, con muchos grupos, pero mayormente con PETA.
      Si es asi, mandame por favor tu email para estar en contacto. Mi pagina en Facebook tambien se llama Animalia Latina.
      Saludos!

       

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

 
%d bloggers like this: