RSS

Cuando la belleza se disfraza de crueldad

09 Mar

cortada

Mutilar a un animal es una de las peores formas de crueldad posible. Cortarle las uñas a un gato para evitar que dañe nuestros muebles es condenarlo a una vida de penalidades, dolor y sufrimiento. De la misma manera, cortarle la cola o las orejas a los perros, en nombre de ridículos estándares de raza, es un acto de crueldad que debería ser prohibido a nivel mundial.

El corte de cola que generalmente se realiza con muy poca o casi nada de anestesia cuando el perro es aún cachorrito es un procedimiento que ya ha sido prohibido en varias partes del mundo pero que aún es muy popular en los Estados Unidos y en Canadá.

La primera evidencia de los cortes de cola se registra en Roma. Los pastores romanos pensaban que cortándole la cola a los cachorros que cumplían 14 días de nacidos prevenía la rabia. Con el tiempo, les cortaban la cola para prevenir que se “lastimaran”.

En el siglo XVIII, los gobernantes de algunos países europeos, solían cobrar impuestos a todas las personas que tuvieran perros con la excepción de los perros que trabajaban a servicio del hombre. Por lo tanto, las colas de esos perros eran cortadas para distinguirlos de los demás. Nadie tiene que ser sabio para darse cuenta que, para evitar pagar impuestos, muchas personas procedieron a cortarles la cola a todos sus perrosPinPinPin

Aparentemente, la razón por la que esta mutilación aún prevalece puede encontrarse en un libro publicado en 1891 llamado “The American Book of the Dog”que promueve el corte de cola y orejas para alcanzar la apariencia “más adecuada”.

Aquellos que promueven esta crueldad argumentan que no solamente se trata de un tratamiento de belleza sino que también previene que el perro se lastime en el futuro. Dicen que, por ejemplo, a los perros de guardia se les podría jalar de la cola y los de caza podrían enredarse en los matorrales. Una encuesta realizada en Inglaterra en el 2010, comprobó que estas excusas no eran necesariamente ciertas.

El corte de cola ha sido prohibido en Australia y en la mayor parte de Europa. En Inglaterra y Gales, en el 2006, la ley conocida como The Animal Welfare Act prohibió los cortes de cola en todos los perros, con la excepción de los perros que trabajaban para las fuerzas del orden y la ley, el ejército, instituciones de rescate de emergencia, control de plagas, etc. Como podemos apreciar en este ejemplo, se incluyen a todos aquellos animales utilizados para servir al hombre en vez de sus propios intereses. Esta ley también estipula que el procedimiento debe ser relaizado por un veterinario en los primeros cinco días de vida del cachorrito.

En los Estados Unidos y en Canadá, donde no existen restricciones para ese procedimiento, muchas personas realizan este cruel procedimiento por sí solas. El procedimiento consiste en colocar una fuerte ligadura (frecuentemente una liga) en la cola del perrito para contener la hemorragia y esperar que la cola se caiga sola. Cuando el procedimiento es hecho por un veterinario, no hay uso de anestesia o de puntos. Los que defienden este acto indigno y cruel, dicen que el procedimiento no implica ningún tipo de dolor porque el sistema nervioso del cachorro aún no está desarrollado (¡nunca he escuchado algo tan absurdo!) pero numerosos estudios han demostrado que aunque el dolor que el cachorrito siente no se puede cuantificar exactamente, no se puede negar que está presente.

El corte de cola implica muchos riesgos médicos como infecciones, neuromas (el dolor cuando el tejido nervioso vuelve a crecer después de la amputación), e incluso incontinencia. También hace que el perro pierda una de las más importantes formas de comunicarse pues su cola es amputada. Un estudio realizado en la Universidad de Victoria en Canadá colocó a dos perros robots con una cola larga y una corta en un parque para perros. El estudio demostró que los perros del parque respondieron mejor a las señales visuales del robot de cola larga, ya que las señales emitidas por el perro robot de cola corta eran un tanto confusas.

Es cierto que algunos perros nacen sin cola o con solamente un muñoncito, pero definitivamente tienen muchas más capacidades para establecer relaciones sociales con sus congéneres. El estudio demostró entonces que las colas de los perros son un arma de comunicación canina vital y efectiva.Pin

Entonces, sigamos educando al público y trabajando arduamente hasta que todo tipo de mutilación contra los animales sea cosa del pasado.

 

 
Leave a comment

Posted by on March 9, 2016 in Animales de compañía

 

Tags: , , ,

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

 
%d bloggers like this: