RSS

HDP

18 Sep

PACMA

Los que defendemos a los animales, no dejamos de ser seres humanos con diferentes niveles de tolerancia a la crueldad que percibimos cada vez que un animal sufre miserablemente a manos de sub-especies humanoides aún empeñadas en llevar a cabo sus demoníacos propósitos de muerte y destrucción. No sería justo decir que en los momentos en los que somos impotentes testigos de la paulatina tortura y muerte de un animal capaz de sentir, no nos poseen sentimientos obscuros de venganza, de rabia y de odio hacia los abusadores que, en la mayoría de los casos, siguen impunes para continuar con su nefasta obra de muerte y aniquilación.

¿Quién de nosotros no ha tenido sueños de superhéroe alguna vez? ¿Quién no ha querido teletransportarse a algún lugar o situación de abuso para darles a los abusadores una sopa de su propia medicina? ¿Quién no ha querido alguna vez formar parte activa de un comando justiciero que impusiera la Ley del Talión?

Por lo tanto, ante tanto abuso, tanta explotación, tanta injusticia, y tanta ley escrita solo en un burdo papel, lo único que a veces nos queda es dejar suelta a nuestras lenguas para expresar, aunque sea por un instante, nuestro repudio total ante la crueldad establecida.

En muchas ocasiones, me han enviado comentarios preguntándome por qué tenemos que incluir a las madres de los abusadores en nuestros comentarios, llamándolos “hijos de puta”. El diccionario de la Real Academia de la Lengua Española ofrece un equivalente a esta expresión dándonos el sinónimo de “persona mala”. Pues bien, por supuesto que discrepamos con tal connotación o con la que insulta a una mujer que tal vez ha tenido el infortunio de caer en el mundo de la prostitución. Cualquiera puede cometer una maldad, intencional o no intencionalmente; pero lo que los HDP le hacen a los animales va mucho más allá de esos estándares.

La famosa injuria es muy popular en la lengua castellana y, desde El Quijote hasta nuestros días es aplicada a quien no tiene valores, decencia, empatía, bondad, o cualquier otra característica positiva del ser humano. Por lo tanto, si un abusador de animales cumple con sus infames propósitos y martiriza a un animal,sí es un hijo de puta. Y aunque su madre no se haya paseado por las calles buscando clientes con típico traje de piruja, definitivamente no hizo un buen trabajo criando al hijo de puta en mención pues nunca le instiló valores de compasión, respeto y empatía hacia cualquier otro ser capaz de sufrir. No será meretriz, pero buena madre tampoco fue.

Quien masacra a un animal hasta morir… es un hijo de puta.

Quien abusa a un menor, a una mujer o a un anciano… es un hijo de puta.

Quien no tiene valores, principios, respeto, ni dignidad…es un hijo de puta.

Quien se ofrece como salvador político y luego engaña al pueblo que lo eligió… es un hijo de puta.

Quien es corrupto y traidor y tiene la cara de negarlo… es definitivamente un hijo de puta.

Y en nuestro mundo de la liberación animal, tenemos miles de momentos y miles de circunstancias en las que el uso del famoso vocablo es más que necesario. Tomemos por ejemplo las salvajes “fiestas” españolas y latinoamericanas donde los animales son masacrados y abusados hasta morir, con la venia de la iglesia católica, los políticos de los puebluchos en los que estos actos suceden y la consabida excusa de la “tradición cultural”.

Hace unos días, el toro Rompesuelas murió cobardemente lanceado en Tordesillas. A la escoria humanoide que lo persiguió, asustó, torturó y masacró le importó un soberano pepino quebrar las reglas de su propio juego o el repudio internacional, porque lo único que querían era proseguir con su fiesta sanguinaria de violencia para probarse a ellos mismos que son muy hombres. Toda esa cloaca humanoide afirma que “ama y respeta” al toro, y que lo hacen para rendir honores a la Virgen de la Peña y para recordar que en 1534 (así es, lo han leído bien) la reina Juana I de Castilla (más conocida como Juana la Loca) solía contemplar el “festejo” desde una torre. La tipa no solamente era loca sino también terriblemente cruel pues desde su torre observaba toda la trayectoria del animal desde que era liberado hasta que los lanceros le daban muerte en el prado, situado justo frente a su palacio. A la tal Juanacha, no la podríamos llamar hija de puta pues su madre, la reina Isabel, siempre rechazó las corridas de toros, aunque nunca tuvo los ovarios de prohibirlas. En este caso histórico, la demente Juana, sería hija de puto, pues su padre el rey Fernando de Aragón, sí las apoyaba y fomentaba.

En el caso reciente del Toro de la Vega en Tordesillas, el toro, que es mostrado al pueblo unos días antes durante otro encierro, recorre las calles del municipio guiado por los corredores hasta un prado localizado al otro lado del río Duero donde, a caballo o a pie, hombres y mujeres armados con lanzas concursan para masacrarlo. El primero que pinche al astado con su lanza, que tendrá una punta de unos 40 centímetros y un mango de dos metros, será el encargado de darle muerte. El animal solo podrá salvarse de la muerte si es indultado, condición que se le otorgará si consigue cruzar los límites del palenque (el terreno delimitado para la celebración del torneo) o mantenerse vivo durante el tiempo suficiente como para que los organizadores consideren que se ha “merecido” el perdón. Los hijos de puta de Tordesillas, no han seguido nunca sus macabras reglas, pues indultar al toro significaría eliminar todos sus deseos enfermizos de sangre, crueldad y abuso. En 1993, hasta un hijo de puta miembro de la Guardia Civil, en un intento de devolver al animal a la zona controlada para proceder a encerrarle, le disparó un tiro en la cabeza, según reconoce el propio patronato.

Este año, nuestros amigos y colegas de PACMA en España realizaron un excelente trabajo de movilización que impresionó al mundo entero. El partido presentó al líder del PSOE, Pedro Sánchez una petición apoyada por miles de ciudadanos para eliminar dicho linchamiento colectivo. Hicieron lo mismo con el actual alcalde del municipio, el socialista Jose Antonio González Poncela, pero éste se mostró dispuesto a continuar con el tradicional evento.

Desde el patronato de El Toro de la Vega defienden que “el ser humano está éticamente por encima de los animales, lo contrario es precisamente esa perversión moral llamada animalismo que el PACMA representa”. ¿Se dan cuenta de que tan torcidas están las cosas para estos ignorantes hijos de puta?

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, aseguró que le “avergüenza” la celebración del Toro de la Vega en Tordesillas y se comprometió a prohibir este acto de “maltrato” a un animal si es elegido presidente del Gobierno, pero hay que tener en cuenta que esta salvajada no se realiza a nivel del gobierno central, sino municipal. El líder socialista alertó a su compañero de partido y alcalde del municipio vallisoletano de que “la decisión que ha tomado de celebrarlo la toma como alcalde de Tordesillas, no en representación del PSOE”. Asegura que el partido socialista  quiere acabar con ese festejo al considerarlo un acto de maltrato animal, pero no se lo ha pedido expresamente al alcalde, al entender que la decisión se enmarca dentro de la “autonomía municipal”.

¿Les queda claro por qué es absoluta y tremendamente importante investigar, preguntar y comprometer a los candidatos políticos ANTES de favorecerlos con nuestro voto?

No sé si los lectores creerán en la ley del karma, Hades, o las llamas eternas del averno, pero yo sí creo que el peor lugar de los infiernos, reales o mitológicos, está destinado para todos esos hijos de puta. Especialmente para aquellos que martirizaron a los animales.

 

Tags: ,

2 responses to “HDP

  1. Gabriel Morales Fallon

    October 27, 2015 at 7:09 pm

    Quienes trabajamos en esta causa pretendemos que a los animales se les reconozca un valor a sus intereses y que éstos no puedan ser vulnerados para satisfacer nuestras necesidades, muchas veces superficiales.

     
    • animalialatina

      October 27, 2015 at 7:31 pm

      Hola Gabriel. Asi mismo es.Por eso hay que seguir educando a toda la masa que aun se niega a reconocer sus derechos. Gracias por tu comentario y a seguir adelante!

       

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

 
%d bloggers like this: