RSS

Selva Humana

08 Oct

Excalibur

En un incorrecto uso del lenguaje, se habla de la “ley de la selva” como una metáfora del salvajismo, la crueldad y el deseo sanguinario que se supone impera entre los animales de la jungla que deben recurrir a sus más primitivos instintos y bajas pasiones con la finalidad de sobrevivir. Nada más alejado de la verdad, pues aunque la ley de la selva pueda a veces parecernos extrema y brutal, encierra en ella misma la utilización de un círculo natural que no recurre al abuso, la explotación o a la esclavitud de ninguno de sus participantes.

Fue el filósofo Thomas Hobbes quien dijo que “el hombre es un lobo para el hombre”. Me imagino que cegado por los ridículos estereotipos de siempre, él también cometió el error de comparar a esos magníficos animales con los seres humanos. Vivimos en una sociedad que cada día se torna más cruel y violenta. El hombre – en su carrera especista – sigue imponiendo su voluntad y su poder sobre los más débiles sin mostrar ni un atisbo de consideración para con nadie.

Y hoy, en el más claro ejemplo de prepotencia y abuso, se sacrificó al perro Excalibur, animal de compañía de María Teresa Romero y Javier Limón, ambos recluidos en un hospital debido al virus del ébola, quienes aparte de sufrir las consecuencias de su tragedia personal ahora tendrán que lidiar también con la injusta y prematura muerte de su amado perro.

Sin pruebas, análisis, ni estudios de ningún tipo las autoridades españolas decidieron que por el solo hecho de haber sido el compañero de María Teresa y Javier, Excalibur debía morir. Imagino su confusión, su desesperación, su terror al morir solo en compañía de humanoides disfrazados con trajes de seguridad prestos a servir de verdugos ante tal inocente víctima… Sé muy bien que la vida no es justa; que este mundo nuestro que a veces nos da señales de impactante belleza es cruel, crudo e impertérrito; pero por unos breves momentos tuve la esperanza de que las autoridades españolas actuaran con inteligencia, profesionalismo y lógica. Nunca pensé que consideraran el aspecto de los derechos de los animales; pero creí que, por lo menos, iban a esperar a tener pruebas concretas de que Excalibur presentaba un riesgo para la población.

Nuestros compañeros en España dieron la lucha y estamos muy orgullosos de su trabajo. Pasaron la noche en vela y trataron de evitar la matanza, pero su presencia fue violentamente desplazada por la policía nacional y municipal que acordonó  la zona y retiró a Excalibur de su hogar. El público en general piensa que matando a Excalibur se quiere expiar la responsabilidad del gobierno, haciendo ver como si actuaran de forma contundente cuando la verdad es que la actuación de Ana Mato, Ministra de Sanidad, Servicios Sociales  e Igualdad de España ha sido ciertamente deplorable.

Mientras que el mundo se encuentra pasando por una corriente alarmista en referencia al virus, muchos olvidan (o quieren que el público olvide) que la fiebre hemorrágica viral llamada ébola, no solamente se transmite por humanos, sino por animales vivos o muertos. Una de las epidemias que hubo en el mundo, y que no sucedió en África, ocurrió por el consumo de carne de cerdo. ¿Suena familiar?

El uso del lenguaje ya no acepta ridículas frases como “no era más que un perro”. En este mundo en el que, gracias a nuestra intervención y activismo, cada día estamos más conscientes del especismo diario ya no se puede desvalorar la vida y esencia misma de un animal. Es imposible seguir considerándolos objetos, productos o banalidades de las que nos servimos. El valor de la vida de un animal es exactamente similar a la de los humanos que tienden a explotarlos pues ellos son miembros de otras naciones mucho más avanzadas y desarrolladas, poseedoras de sus propios lenguajes, intereses y derechos. No es antropoformismo, no es un deseo de darles características humanas ni considerarlos hermanitos desprotegidos; este es un caso de igualdad  según los derechos de cada especie.

No olvidemos que para ser respetado, lo relevante es ser sintiente, es decir, poder sufrir y disfrutar. Que alguien tenga una mayor o menor capacidad racional, o que tengamos simpatía por alguien, no es lo importante para que sea tenido en consideración moral. Por lo tanto, los animales al ser criaturas que poseen esta capacidad y que pueden verse afectados por los actos de otros, deben ser respetados.

La selva humana no se parece en nada a la real creada por la naturaleza que es perfecta y no comete errores. En esa jungla de dictadores de pulgar opuesto hoy se cometió una ignominia para dar paso a la gloria de un mártir. Descansa en paz, Excalibur. Ya estás en el Nirvana de los animales lejos de la mano negra, cruel y corrupta de quienes te asesinaron.

 
Leave a comment

Posted by on October 8, 2014 in Animales de compañía

 

Tags: , , ,

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

 
%d bloggers like this: