RSS

Lo que no les gusta a los perros

07 May

Monday dog

Muchas veces, en el afán por demostrarles amor a sus perros, la gente llega a extremos que son incómodos para ellos. Creo que el peor de ellos es querer antropoformizarlos; es decir pensar que son seres humanos y no caninos. No hay nada de malo en tratarlos con amor y consideración, o engreírlos con los mismos afectos que demostramos a los más consentidos de la casa; pero nunca hay que dejar de recordar que ellos tienen sus propias necesidades y niveles de aceptación.

La forma en la que algunas personas se comportan y le demuestran afecto a los perros no siempre es la correcta. Aquí te dejo una pequeña lista de las principales actitudes y acciones que a veces suceden y que suelen molestar mucho a los perros.

  • Palmadas en la cabeza: Si eres observador notarás que tu perro siempre cerrará los ojos y agachará la cabeza como señal de rechazo a esas efusivas palmadas. Sustituye esa muestra de afecto por una leve caricia, una buena rascada o un masaje en el lomo.
  • Abrazos de extraños: Por naturaleza los perros no son una especie que disfrute de los abrazos. Recuerda que ellos son parientes de los lobos. Si observamos con detalle situaciones en las que los humanos abrazamos a los perros, podremos ver que el lenguaje de los canes indica que ese abrazo está siendo un tanto molesto. Algunas de las señales que indican que el perro está estresado durante un abrazo son: voltean la cara hacia otro lado, lamerse los labios, bostezar y poner la cola en una posición rígida y hacia abajo. Si un perro decide que no quiere recibir un abrazo, puede mostrar signos de agresión. Esto sucede comúnmente con niños que intentan abrazar a un perro.
  • Abrazos repentinos: Recuerda que no debes sorprender a nadie con un abrazo para evitar sustos. Aunque entiendo muy bien que amas a tu perro con locura, no es necesario ser tan efusivo y darle abrazos asfixiantes y un tanto perturbadores a cada rato. Conocer bien a tu perro te hará saber cuándo quiere un abrazo sutil y cuando está dispuesto a recibir un abrazo más largo y cariñoso. Él sabe que lo amas pero prefiere que se lo demuestres con juegos, paseándolo o realizando actividades con él.
  • Ropa y disfraces: Las gorras, suéteres, camisetas, o sofisticados vestidos y disfraces no son nada cómodos para la mayorí­a de los perros. Muchas veces se estresan mientras los visten y durante todo el tiempo que llevan la ropa puesta. Si hace calor, un disfraz puede sofocar a tu perro. Si te gusta ponerle ropa, asegúrate de que a tu perro no le moleste y no se sienta estresado mientras la lleva puesta. Por supuesto que hacemos algunas excepciones de acuerdo al clima como suéteres en invierno y en perros pequeños y/o con poco pelo o impermeables en época de lluvias y en perros delicados o muy pequeños. Pintarles el pelo, las uñas, ponerles zapatos o incómodos lentes es de lo más detestable para ellos. Una cosa muy importante es no vestirlos con atuendos ridículos que los humillan. Los perros son animales muy inteligentes que con sus expresiones faciales o movimientos te hacen ver muy claramente si están disfrutando de algo o no. A ti no te gustaría hacer el ridículo en público y que se burlaran de ti, ¿no es cierto? Pues a tu perro tampoco.
  • Cargadas repentinas: Ya sean cachorros o razas miniatura, los perros pequeños son adorables. Es casi inevitable querer cargarlos a todas horas. Pero, imagínate lo frustrante que puede ser estar caminando o concentrado en alguna actividad y que repentinamente alguien te cargue mientras sientes y ves cómo te elevas del suelo y todo da vueltas. No es gracioso ni divertido y a un perro puede llegar a ponerle los nervios de punta.
  • Gritos o ruidos estridentes: Si a los humanos ese tipo de gritos o voces nos resultan totalmente insoportables, imagínate cómo serán para los perros que tienen un súper oído. ¿Puedes imaginar lo intimidante que sería ver cómo un ser más grande que tú, se acerca directamente a tu cara gritando con una voz estridente? ¿O que niños correteen a tu alrededor con voces chillonas amplificadas al mil por ciento? A los perros, es más, a los animales no les gusta la música estridente y de volumen alto. Puede ser que sea tu forma favorita de escuchar música, pero NO es algo que le guste a tu perro. A los animales les gusta la música clásica, la instrumental o la de fondo. Lulú, una de las perritas de mi niñez, amaba los boleros de Los Panchos y la música de Paul Mauriat; pero como buena perrita anti-taurina, detestaba los rimbombantes pasodobles. No hace falta mucha explicación para saber que los gritos y escándalos pueden estresar mucho a un perro.

La gente cree que a los perros les gustan muchas cosas que en realidad no disfrutan: contacto visual directo, colocar nuestra cara muy cerca a la de ellos, quitarles sus juguetes, despertarlos cuando están dormidos, etc.

Obviamente, con tu propio perro las reglas son diferentes porque cada perro es criado de forma diferente y tiene diferentes niveles de tolerancia dentro de su ambiente y con las personas que ama; pero para evitar problemas, por favor ten mucho cuidado con los perros que no sean de tu familia.

 
2 Comments

Posted by on May 7, 2013 in Animales de compañía

 

Tags: ,

2 responses to “Lo que no les gusta a los perros

  1. Elizabeth Vigo

    May 7, 2013 at 11:39 am

    hmmmm, interesante…

     
  2. animalialatina

    May 7, 2013 at 12:16 pm

    Hola Eli. Gracias por tu comentario. Luli era realmente selectiva en sus gustos musicales.

     

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

 
%d bloggers like this: