RSS

¡Cuidado con los estafadores!

03 May

Estafa

Son muy pocas las personas que pueden resistirse ante la cara triste de un perro abandonado, ante la sangrienta foto de un toro lacerado hasta morir o ante las innumerables fotos de animales abusados con las que nos bombardean todos los días. La gente inescrupulosa y estafadora, cuenta con ello y sabe perfectamente bien que a más trágica la foto, más fácil será atacar la sensibilidad y el bolsillo de las personas de buena fe.

En la mayoría de los lugares del mundo, todas las organizaciones que trabajan por causas sociales deben demostrar su acreditación. Sus logos, símbolos y materiales constituyen propiedad intelectual y solamente pueden ser utilizados con su permiso. Si algún individuo u organización desea solicitarlos para un fin común, pide permiso para hacerlo siguiendo los protocolos de profesionalismo establecidos. En la mayoría de los países donde las leyes se cumplan y las irregularidades se sancionan, nadie puede usufructuar con lo que no le pertenece.

Por el contrario, en Latinoamérica, donde las leyes a este respecto son más relajadas, es común ver plagios, estafas y todo tipo de infracciones a los derechos de autoría. Sobretodo si se trata de “grupos” que dicen trabajar por causas nobles generalmente relacionadas con niños, ancianos, animales, indigentes, etc. Hay estafadores tan convincentes que el público no duda de ellos ni por un instante. La buena fe de las personas que quieren ayudar se ve abusada una y otra vez.

Estos estafadores también saben que la mayoría de las personas quieren ayudar pero por motivos de tiempo limitado no pueden hacerlo. Es entonces que utilizan su más conocida arma: la de pedir dinero que proporcione una “apoyo inmediato”. El público, motivado por su deseo de hacer un bien, saca la billetera y entrega una donación pensando que con eso ayudará a un animal necesitado, o recibe la información de la cuenta personal del susodicho estafador para que realice un depósito.

Es muy cierto que los animales necesitan de todo tipo de apoyo: activismo concreto, voluntariado, dinero, etc. pero es también muy importante que el público no se deje engañar por  quienes, sin credenciales reales o morales, abusan de su confianza. Lamentablemente, la criminalidad de unos pocos, pone en riesgo la credibilidad de muchos. El público tiene todo el derecho de pedir información, credenciales, hacer preguntas y pedir cuentas.

En la mayoría de los países civilizados, todas las organizaciones sin fines de lucro, están obligadas a rendir minuciosas cuentas de lo que hacen con el dinero que reciben. Sean estos centavos o millones de euros o dólares. Asimismo, cualquier persona que contribuye con el funcionamiento de una determinada organización, tiene el derecho de pedir cuentas de sus estados financieros anuales, libros de caja, inversiones y demás. La transparencia es garantía de cooperación futura y permanente.

Por eso, alerto a  la población para que esté al tanto de los estafadores que en realidad, no ayudan a nadie más que a sus intereses personales. Y los invito a que, cuando estén en duda sobre la credibilidad de una organización o sus representantes, sigan las siguientes pautas:

  • Cuando veas el logo o los materiales de alguna organización importante o de trayectoria internacional, pide que la persona a cargo de identifique con una credencial autorizada.
  • Pregunta si tienen permiso para utilizar los logos, símbolos, o la propiedad intelectual de dichas instituciones. Si no la tiene, anota su nombre y pídele el correo o el teléfono del representante autorizado de su grupo.
  • Cuando alguien te diga que tiene un título o una profesión específica, pregunta a qué universidad asistió o pide que te muestren una identificación profesional. El haber escrito un artículo para un periodiquillo amarillista no convierte a nadie en periodista; de la misma manera que haberle sostenido la pata a un gato mientras le aplicaban una inyección no te convierte en veterinario.
  • Pregunta si la supuesta “organización” es un grupo legalmente establecido en el país. Si te dicen que no, pregunta por qué no lo es.
  • Toma fotos de lo que ves. Si la persona a cargo se siente incómoda por ello, eso te da una clara pista de que tal vez se trate de estafadores.
  • Nunca contribuyas a cuentas personales de individuos que no tienen organizaciones debidamente establecidas y legalizadas. Si lo haces, estarás tirando tu dinero a la basura.
  • Si te dicen que “aún no tienen una cuenta bancaria” pregunta por qué. Pregúntales cuanto tiempo tienen operando y verás que sus respuestas carecen de todo sentido.
  • Siempre pregunta qué es lo que se hará con tu dinero y pide que se te envíe un informe al respecto.
  • Fíjate muy bien en el aspecto externo de quienes dicen ser representantes de instituciones establecidas. ¿Se ven sucios, descuidados o desarreglados? Un activista profesional está siempre bien presentado porque ha sido entrenado para ser la voz de los animales. Si sientes la imperiosa necesidad de darle una limosna a quien tienes en frente, probablemente no estés lidiando con un activista profesional. Además, los activistas profesionales nunca están peleados con el jabón.
  • Fíjate en la utilización de su  lenguaje escrito y oral. ¿Hay mala pronunciación de palabras? ¿Ves errores ortográficos gravísimos o comunicados eternos que no llegan a ningún punto? Esa es una banderita roja que te indica que no estás tratando con un activista profesional.

No dejes que nadie se aproveche de tu buena fe ni de tu deseo de querer ayudar a la causa de los animales. Pero por favor, ayuda a instituciones legítimas que te proporcionen información fidedigna y te rindan cuentas claras. Sé selectivo al determinar a qué grupo quieres apoyar y has todas las preguntas que quieras. A las personas que trabajamos en esto seriamente, las preguntas no nos molestan; al contrario, son una clara indicación de que quieres asegurarte que estás ayudando a los animales de manera efectiva, concreta y profesional.

 
Leave a comment

Posted by on May 3, 2013 in Activismo efectivo

 

Tags: ,

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

 
%d bloggers like this: