RSS

PETA a la vanguardia de la experimentación alternativa

24 Apr

peta caring consumer

Cuando se trata de utilizar productos utilizados en animales, casi nadie se detiene a pensar en esta conexión. El limpiador de hornos que hemos utilizado por largo tiempo, nuestro champú favorito o el maquillaje que utilizamos cada día generalmente no establece ningún tipo de vínculo entre su uso y el inmenso sufrimiento de los animales a quienes se envenena, intoxica, mutila y destruye lentamente en nombre de una seguridad para el consumidor.

Por otro lado, cuando se trata de la experimentación animal con fines médicos o veterinarios en países latinoamericanos encontramos una serie de violaciones de la más alta índole ya que no hay ni reglamentos, ni leyes que protejan a los animales que, generalmente atrapados en las calles, sirven de objetos de práctica a pseudo profesionales cuyo sentido ético pongo a prueba.

En muchos casos, y de manera errónea y primitiva, se afirma que tenemos que experimentar con animales porque no sería correcto o decente experimentar con seres humanos. El especismo sale a relucir al otorgar a la especie humana un sentido de superioridad que en realidad, no tiene; pues el concepto de respeto a la vida, de compasión ante el sufrimiento y el anhelo de poder vivir en paz es un común denominador entre todos los seres vivientes. No se trata de amarrar a un humano (ni siquiera a una persona abandonada, retrasada mental o a un criminal) a un aparato estereotáxico para perforar su cerebro en busca de una cura para el Alzheimer sino de optar por métodos alternativos y modernos de la mano de una medicina preventiva que informe al público de los miles de peligros de una dieta o modo de vida perjudiciales.

No se trata de escoger a una víctima determinada, se trata de entender que el conglomerado médico-farmacéutico coludido para seguir explotando a los animales a costa de la ignorancia y la dejadez de la gente, no gana absolutamente nada si el público se mantiene sano e informado. De la misma forma, las irresponsables industrias de cosméticos mal informan a los consumidores diciéndoles que tienen que probar sus productos en animales para garantizarles que no serán perjudiciales o los engañan diciendo – o hasta imprimiendo en sus etiquetas – que sus productos no son probados en animales.

Latinoamérica recibe productos provenientes de grandes compañías transnacionales pero allí también se están desarrollando empresas locales que no utilizan animales para probar sus productos. Lo mejor que el consumidor puede hacer para estar absolutamente seguro de esto es contactarlas y pedirles que reciban la certificación de organizaciones como PETA (People for the Ethical Treatment of Animals). Sus páginas de Internet y sus telefonistas pueden garantizarnos que sus productos no son probados en animales hasta la saciedad; pero esa no es una garantía suficiente. Nada puede reemplazar la garantía de la organización de defensa de los animales más importante del planeta.

¿Qué tipo de compañías están en la lista de compañías que no prueban en animales?

La lista incluye solamente cosméticos, artículos de higiene personal y artículos de oficina. El proyecto denominado Consumidor Responsable de PETA es una iniciativa que surge a partir del hecho de que la ley no exige pruebas en animales para este tipo de productos. Las compañías que fabrican estos productos no tienen excusas para seguir probando en animales y por lo tanto deben ser boicoteadas hasta que cambien sus procedimientos.

La lista no incluye compañías que crean productos que por ley deben ser probados en animales (medicinas, pesticidas, sustancias químicas para la comida, tintes, etc.). PETA se opone a cualquier tipo de pruebas con animales y sus esfuerzos en esta área se enfocan en las agencias gubernamentales que las exigen. Las compañías y los consumidores – principalmente- deberían ser los llamados a poner presión en estas agencias para que utilicen métodos efectivos y alternativos.

El boicot comercial es la forma más efectiva de poner presión en las compañías, pero esto involucra un compromiso por parte de las personas que quieren ayudar a los animales. Mucha gente que conozco dice que aunque los animales le importan mucho, no pueden vivir sin sus productos o cosméticos favoritos. Entiendo que favorezcamos ciertos productos a los que estamos acostumbrados, pero, ¿no es más importante no seguir siendo cómplice del inimaginable sufrimiento de los animales de laboratorio? ¿No podemos vivir con otro producto similar que no involucre la constante tortura de un animal en un centro de experimentación? ¿No podemos hacer uso del sentido común al manejar o utilizar productos químicos o tóxicos? El champú que lava tu cabello y lo deja limpio y reluciente es el mismo producto que ha dejado ciegos a miles de conejos, ratas o monos al destrozarles lenta y paulatinamente las retinas, las córneas y los nervios ópticos.

La lista de productos no probados en animales puede incluir compañías que manufacturan las dos clases de productos: los que legalmente deben ser probados en animales y los que no, y por eso las compañías especifican que no realizan experimentos con animales que no sean legalmente requeridos.

¿Cómo se agrega una compañía a la lista?

Las compañías incluidas en la lista han firmado un acuerdo con PETA donde aseguran que cumplen con los Estándares de Compasión para Animales (CSCA), impulsado por la Coalición de Información al Consumidor sobre Cosméticos (CCIC), un grupo de siete organizaciones protectoras de los animales que incluye a PETA La política de CSCA ayuda a los consumidores y compañías a identificar los productos que cumplen sus estándares éticos.
El convenio con PETA exige a las compañías que no lleven a cabo experimentos con animales durante el proceso de fabricación y término del producto y se les pide que mantengan esta política en el futuro. CSCA exige que las compañías cumplan los lineamientos de PETA y que aseguren que tampoco los ingredientes de los productos hayan sido probados en animales.

¿Cómo sé que estas compañías realmente no prueban en animales?

Hasta cierto punto, el acuerdo con CSCA y las compañías está basado en la confianza y en la buena fe. Las compañías arriesgan su integridad al mentirles a los consumidores. Una compañía que anuncia públicamente que ha dejado de realizar pruebas con animales se enfrentaría a un desastre si se le comprueba que miente. También podrían enfrentar posibles demandas judiciales y el daño a su imagen y relaciones públicas sería inevitable.

¿Qué pasa con un producto etiquetado como “no probado en animales” pero fabricado por una compañía que no está en la lista de productos no probados de PETA?

Las etiquetas pueden ser engañosas; por eso es que hay que tener mucho cuidado al leerlas. Hay que hacer muchas preguntas, asegurarse que la compañía firme un compromiso con PETA y monitorearla constantemente para siempre saber si se mantiene en la línea ética que esperamos. No hay que olvidar el fiasco de AVON, Mary Kay y Estée Lauder que de ser compañías compasivas y progresistas se pasaron al lado de la crueldad y el abuso al acceder a volver a probar sus productos en animales debido a la presión ejercida por el gobierno chino. De inmediato PETA canceló sus nombres de la lista y empezó a negociar con ellos para que utilicen métodos alternativos en el país oriental.

En Latinoamérica, es especialmente importante boicotear a la compañía Procter & Gamble que inunda el mercado con sus productos baratos pero cruelmente probados en animales. El público compra sus productos por su bajo costo, pero ignora o pretende ignorar que con su compra sigue promoviendo la tortura de animales en los laboratorios de experimentación. En esta vida, hay momentos en los que nuestras decisiones no deben basarse en nuestra billetera sino en nuestra conciencia. Personalmente, pienso que vale la pena hacer un sacrificio en nuestros gustos y preferencias como consumidor antes de seguir siendo cómplices de la sistemática y masiva tortura de seres capaces de sentir dolor, angustia, terror y sufrimiento.

Procter & Gamble tiene filiales en muchos países sudamericanos, promociona productos a nivel local o ha adquirido compañías más pequeñas que tal vez antes no probaban sus productos en animales. Por eso hay que estar muy atentos y leer detenidamente las etiquetas. Debemos leer absolutamente toda la información contenida en ellas, hasta la que está impresa en letras pequeñísimas e ilegibles. ¿Por qué crees que se te presenta de esta manera? Te sugiero que siempre lleves en el bolsillo o la cartera una práctica lupa que te ayudará a descubrir quienes verdaderamente ayudan a los animales y quienes los siguen torturando. En nuestra misión por defender los derechos de los animales debemos ser vigilantes y minuciosos.

No hay leyes especiales para regular las etiquetas de productos “sin crueldad”, así que las compañías se toman ciertas libertades. Por ejemplo, la etiqueta en el champú Herbal Essence de Clairol dice que no está probado en animales. Sin embargo, Clairol fabrica otros productos probados en animales. Muchas compañías que prueban en animales tienen algunos productos “sin crueldad” pero debemos boicotearlos para presionar a que la empresa cese la totalidad de los experimentos. Para mayor seguridad es mejor comprar productos que estén en la lista de “productos no probados”.

¿Por qué algunos productos están etiquetados como “sin ingredientes animales”, cuando contienen cera, lanolina, mantequilla, etc.?

Algunas compañías no están informadas o ignoran que en la producción de algunos ingredientes hay sufrimiento animal aún cuando a éstos no se les mate. PETA ha informado a estas compañías sobre el tema pero algunas persisten en etiquetar los productos como “sin crueldad”. Sugiero leer los ingredientes y ver el nombre del fabricante antes de comprar un producto. Es muy importante escribir o llamar a las compañías y solicitarles que dejen de etiquetar sus productos de manera engañosa.

¿Qué tan a menudo se actualizan las listas de PETA?

Las listas de compañías que prueban productos en animales y la lista de las compañías libres de crueldad se actualizan cada dos o cuatro meses. Si viene de PETA es información confiable y precisa. PETA se reserva el derecho de escoger qué compañías incluirán en sus listas en base a sus políticas y protocolos internos. PETA no obtiene ningún tipo de beneficio de las compañías que incluyen en sus listas.

Este enlace te llevará a una página de PETA en la que encontrarás todo tipo de información sobre este importante tema. La información está en inglés, pero te será fácil reconocer los nombres de las compañías: http://bit.ly/9ZulOI

Este otro enlace es una lista de las principales marcas de Procter & Gamble. Recuerda que son numerosas así que lo mejor es que si ves el nombre de esta compañía en cualquier lugar de la etiqueta, no compres ese producto: http://bit.ly/11QDfwd

Difunde esta información entre todos tus contactos. ¡Gracias por ayudar a los animales de una manera efectiva!

 

Tags: , , , , , ,

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

 
%d bloggers like this: