RSS

Correcciones para Doña Susana

29 Mar

Susana VillaranCuando uno es plenamente consciente de sus inconsecuencias, a veces, es mejor pasar por ignorante (en el exacto sentido de la palabra. Es decir, admitir que no se sabe de un determinado tema) o evadir preguntas concretas.

Este es el caso con la alcaldesa de Lima, Doña Susana Villarán. Y aunque esto no es estrictamente político, el tema tiene que ver con ello porque, después de todo, las decisiones que el Municipio de Lima tome nos afectan a todos los limeños.

Acabo de recibir un video que compartiré contigo al final de este artículo y debo admitir que me decepcionó bastante no por su falta de lógica, sino por su falta de compromiso. Uno no puede estar con Dios y con el diablo, ni tampoco podemos tomar posiciones tibias y grises ante temas o problemas específicos que no solamente afectan al público limeño, sino a la ética y verdadera cultura de todo un país que por aún mantener una cruel y sanguinaria tradición sigue siendo señalado como atrasado e ignorante en el mundo entero. La tradición taurina está desahuciada y da manotazos de ahogado por todas partes, pero aún respira…. aún sobrevive a la espera del golpe final que le asestaremos por la razón o por la fuerza ejercida por la vergüenza de un pueblo cansado de tanta maldad, iniquidad y sangre.

Al preguntársele si prohibiría las corridas de toros en Lima, Doña Susana procede a mencionar varias cosas que rápidamente analizaremos y corregiremos. Por una parte, es bueno saber con quién estamos tratando  y cuál es la perspectiva general de las autoridades que tal vez no tienen la facultad de prohibir algo, pero sí de alquilar el coso de Acho a la mafia taurina de Lima.

  1. Susana admite que le gustan las corridas de toros porque desde niña su padre la llevó a los toros. Los gustos por la tortura y el abuso no se adquieren automáticamente y por exposición. Si en la persona existe un sentido de justicia neto y sentimientos de compasión, jamás se podrá disfrutar de un espectáculo barbárico que consiste en la lenta tortura y destrucción de cualquier ser viviente. En muchos casos los niños no pueden librarse de ser llevados a donde los padres quieren, pero no por eso se convierten en aficionados de lo salvaje y cruento. Es, por ejemplo, el caso de los circos a los que, de pequeños, muchos de nosotros asistimos hasta que la información hizo que la venda cayera de nuestros ojos.
  2. Susana dice que a pesar de gustarle los toros, no asiste por respeto a las personas a las que no les gustan; por respeto a los derechos humanos. ¿Qué? Esta cantinflada no tiene el menor sentido. En lenguaje popular esto es lavarse las manos en el mejor estilo de Pilatos o hacerse de la vista gorda. Además de ratificar el hecho que la crueldad daña la moral de los humanos, aquí estamos hablando de derechos de los animales; de su derecho de vivir en paz, sin que nadie los lastime o brutalice.
  3. Susana dice que las corridas de toros son una fiesta. Tiene la razón parcialmente porque no son una fiesta brava, sino una fiesta bárbara; una fiesta para una chusma ignorante ávida de crueldad, sangre y muerte. Al final, no interesa mucho quien muera – el toro o el matarife – lo importante es disfrutar de la sangre y la brutalidad
  4. Susana dice que desde tiempos antiguos las corridas simbolizan un ritual que nos demuestra el conflicto de la naturaleza contra el hombre. ¿Debemos entonces aceptar sin chistar cualquier ritual y tradición impuesta anacrónicamente? Los rituales y las tradiciones se deben revisar de acuerdo a los tiempos y a los avances de los pueblos. Y es el deber moral y político de quienes dicen representar al pueblo revisarlos constantemente. No para darle la razón a un determinado sector del electorado, sino para trabajar por el progreso de todos. Si no fuera así, Ud., señora alcaldesa, jamás hubiera sido elegida ya que hasta hace relativamente muy poco las mujeres no tenían derecho al voto. Seguiríamos teniendo esclavos y los niños no serían vilmente explotados (lo cual si existe en el Perú entero y en la ciudad que Ud. dirige). El toro no representa la mayor fuerza de la naturaleza contra el hombre. El toro de lidia es un animal específicamente criado para ser masacrado en una plaza de toros. Si el hombre verdaderamente se atreviera a enfrentar a la fuerza de la naturaleza no tendría jamás la posibilidad de vencerla. La naturaleza no solamente es perfecta, sino que también es incontrolable cuando se desata. Ud. está simplemente repitiendo los mitos taurinos que seguramente aprendió de niña. Por otro lado, si es que verdaderamente tuviéramos que representar esa lucha de la naturaleza contra el hombre, o de lo autóctono contra lo español, lo podríamos hacer de manera alegórica o a través de alguna manifestación artística que no involucre la masacre y tortura de ningún animal.
  5. Susana dice que ella no va a prohibir nada porque es una persona liberal. Y como punto final asevera que ella prohibiría solo lo que le hiciera daño a los niños, a los adolescentes, a aquellos que no tienen la capacidad de defenderse (el subrayado es mío). Numerosos estudios científicos han demostrado que la exposición a la crueldad, en cualquiera de sus formas, afecta seriamente a los niños. Me pregunto si cuando ella era niña y contemplaba el acuchillamiento del toro o sus estertores de muerte cuando moría ahogado en su propia sangre, su mente quedó afectada con la indiferencia que ahora demuestra ante este hecho palpable, concreto, real… ¿No es el toro un ser que no tiene la capacidad de defenderse en un coso taurino? ¿No es un ser mermado de sus fuerzas, de su capacidad innata de defenderse? ¿No son las corridas de toros una de las expresiones  más abyectas de la degradación total del ser humano?

A la alcaldesa de Lima le debería dar vergüenza de que en la tres veces coronada Ciudad de los Reyes aún acontezcan espectáculos que la gran mayoría de los limeños repudiamos totalmente. Y también debe quedarle muy en claro que no porque acaba de salvarse de la revocatoria su permanencia en la alcaldía o en la política en general está asegurada.

La gente que no entiende el movimiento de defensa de los derechos de los animales subestima la fuerza de sus integrantes. La parte política y de cabildeo del movimiento en Latinoamérica no está aún tan estructurada y desarrollada como en otras partes del mundo; pero eso no quiere decir que una adecuada maquinaria política no se esté implementando. Este debe ser el caso con la alcaldesa Villarán si ella sigue prestándose a colaborar con la mafia taurina de Lima.

Hay muchos ejemplos de alcaldes progresistas que puede seguir. Uno de ellos, el del alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, quién valientemente puso a su ciudad en el mapa de las ciudades progresistas, respetuosas de la vida y de la verdadera cultura. Si Villarán ha tenido los ovarios necesarios para enfrentarse a los ambulantes y transportistas de una ciudad tan compleja como Lima, espero que reflexione y actúe, no de acuerdo a sus remembranzas infantiles, sino al clamor de justicia y decencia de la mayoría de los habitantes de Lima.

Hasta cuándo Lima seguirá manchada de sangre en el ámbito mundial, depende de ti y de tu activismo. Queremos una Lima libre de corridas de toros y no pararemos hasta lograrlo. Y también queremos políticos que nos representen adecuadamente de acuerdo a nuestros intereses, que en este caso, son intereses comunes de respeto, consideración, verdadera cultura y decencia para todas las especies.

 

Tags: , , ,

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

 
%d bloggers like this: