RSS

El vaso medio lleno

18 Sep

De una manera brusca, he finalmente aprendido a detenerme en medio de la rutina, del deber, de la obligación, de la Espada de Dámocles en mi agenda de pendientes. Y hoy les paso un poco esta sabiduría adquirida fruto de las buenas y sabias palabras de quienes nos quieren bien y a prueba de todo.

En esta lucha por la liberación de nuestros hermanos animales es vital estar sano; sano de mente, de alma y también de cuerpo. Y es también vital poder cambiar de estrategia cuando es necesario.

La crueldad en contra de los animales es, muchas veces, apabullante, pero luego de tomar el necesario descanso, debemos seguir adelante armados de algunos puntos que en estos días he evaluado por largo, largo tiempo. Se los paso con cariño y respeto para que, al ponerlos en práctica, resurjamos de la enfermedad, de la tristeza y del apabullamiento, con más fuerza y más sabiduría.

Amígate con el pasado. Por más dura que haya sido, si te quedas viviendo en él, desaprovecharás el presente. Piensa que todo lo que haya sucedido en el pasado, ya ocurrió y seguramente fue una lección aprendida que te habrá servido de algo y te habrá hecho más fuerte.

Planifica bien tu futuro. Piensa en lo que te hará verdaderamente  feliz y ve tras ello. Es probable que ahora te veas atrapado en cosas sin mucho sentido; pero al margen de tu vida actual o de un trabajo por el que no sientes pasión, debe haber algo que llena todas tus expectativas. Nada es imposible si lo planificas y descubres los pasos a seguir para obtenerlo. Comienza hoy mismo a planificar tu nueva vida.

Disfruta del presente.  Si tu presente no se vislumbra claramente, imagínatelo. Mira fotos, objetos que te lo materialicen, respira profundo e imagínate allí. Ninguna persona ha conseguido lograr un objetivo sin haberlo imaginado. Comienza a disfrutar de los placeres aquí y ahora.

Habla en positivo. Elimina de tu vocabulario las palabras que detengan tus logros. Deja de decir: Nunca, No puedo, No debo, Siempre, No sé, y tantas otras palabras y frases que te impiden ser quien realmente quieres ser.

Inventa un mantra. Un mantra es una palabra o frase que repetirás a diario. “Yo puedo, mi vida es feliz, me siento muy bien” y tantas otras palabras que ayudarán a que tu mente lo asocie con tu vida otorgándote aquello que repites con frecuencia.

Evita críticas y autocríticas. Por el duro sendero de la vida, he aprendido que ninguna persona es tan perfecta como para juzgar a otras, ni siquiera a sí misma. Enfócate en tu vida, en tu causa y en ayudar a los demás y verás como la armonía llega a tu vida.

Diviértete. Al menos una vez al día, disfruta de alguna actividad que te proporcione felicidad y solaz.

No escuches opiniones negativas. Ya sea que las críticas se traten de ti o de otras personas, cierra las puertas a esto.

Acepta los contratiempos. No huyas de los problemas y dificultadas que se presentan en tu vida, acéptalos como un desafío del que seguramente con tu nueva actitud positiva, saldrás victorioso.

Nunca es tarde para poner en práctica nuevas alternativas de vida. La causa de los animales nos necesita lo más sanos posible así que no nos queda más que descubrir el vaso medio lleno y seguir adelante.

En estos días mis ojos y mi cerebro estaban viendo el vaso medio vacío; pero el Ser Supremo que controla el Universo de lo bueno, de lo puro, de lo justo y de lo decente; ese que no me deja caer aún en el momento más difícil, puso gente buena en mi camino, consejos de todo tipo y mucho amor. Acabo de ver ese vaso transformarse en un vaso medio lleno y se los agradezco. Y mientras se vuelve a llenar completamente, aquí seguimos en la lucha que escogimos hace ya tanto, tanto tiempo. No podría ser de otra manera.

Precisamente hoy, mientras descansaba vi, inusualmente varios animales del desierto que tal vez antes no vi por no prestar la debida atención. Desde la pequeñísima salamandra que salía a descansar al sol cada vez que la gente no pasaba, hasta el halcón que se posó en un techo opuesto y estuvo mirándome por largo rato. Todos estos animales fueron alguna vez sagrados porque su presencia significaba una lección por aprender. En el cosmos de los Nativos Americanos, nada sucede por casualidad, así que estas criaturas fueron el complemento ideal de mi vaso medio lleno. Mañana deberá estar aún más cercano al borde que debo alcanzar.

 
2 Comments

Posted by on September 18, 2012 in Activismo efectivo

 

Tags:

2 responses to “El vaso medio lleno

  1. Liliana Téllez Flor

    September 20, 2012 at 10:32 pm

    Maru, nuestra vida está llena de Amor, así con mayúscula, en nuestro diccionario no existen las palabras que nos llevarían irremediablemente a una derrota, en cambio, como tú sabiamente lo expresas están expresiones de fuerza, aliento, renovación, cada segundo, cada minuto, haciendo horas y días, meses y años, toda nuestra vida. Porque de esta actitud positiva viene la sanación para poder continuar en esta hermosa tarea encomendada por Dios, “cuidar a sus criaturas más indefensas” los animales y lo he comprobado cuando el vaso está empezando a quedar vacío o bajar de nivel SON LOS ANIMALES quienes lo vuelven a llenar para nosotras.
    Gracias por tus enseñanzas. Aqui en Bolivia los animales que ayudas a salvar te agradecen el estar sana para guiar a quienes vivimos para ellos y por ellos. Liliana de Adda-Bolivia

     
    • animalialatina

      September 20, 2012 at 10:45 pm

      Lili Querida, tu cariño, amistad y generosidad me hacen sentir mucho mejor. Gracias mil por tus lindas palabras y por seguir conmigo en esta lucha. Un gran abrazo.

       

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

 
%d bloggers like this: