RSS

Un tesoro que alguien no supo valorar

02 Apr

Para quienes nos dedicamos a rescatar animales, no es raro encontrar animales abandonados en la basura. Generalmente, estas criaturas o se encuentran en un estado calamitoso o son víctimas de enfermedades difíciles y caras de tratar. Nunca entenderé cómo alguien que es capaz de meter a un ser viviente en una bolsa y abandonarlo en un basural, es capaz de llegar a su casa, acariciar a sus hijos y dormir tranquilamente, como si su cruel y macabra acción no mellara las fibras más importantes de la dignidad que los seres humanos dicen poseer exclusivamente.

Hace unos meses, Harper, una cachorrita Pit Bull fue rescatada de un basural. Allí la dejaron, metida en una bolsa para que muriera lenta y cruelmente ya que sufría de una rara condición letal para la mayoría de los cachorros y sus frágiles extremidades no la podían sostener. Erica Daniels, la encontró y se la llevó a su casa con la intención de eutanizarla a la mañana siguiente; pero cuando empezó a masajearle las piernitas, la cachorrita empezó a moverse.

Después de ser rescatada, Harper recibió tratamientos de hidroterapia, masajes y estimulación eléctrica de sus músculos. Y gracias al amor y cuidados que se le brindaron, esta cachorrita, antes deforme, ahora es una perrita llena de energía a quien le encanta correr y jugar con los otros perros con los que convive. Quien la ve ahora (en la segunda foto) jamás podría creer que esta criatura alguna vez estuvo paralítica.

Ahora, convertida en toda una celebridad, Harper ayuda a Project Walk Orlando, una organización sin fines de lucro que ayuda a personas que han sufrido lesiones en la espina dorsal y a quienes se les ayuda a caminar de nuevo. Los fundadores de la organización,  inspirados por la historia de Harper y por su tenacidad para recuperarse, la invitan a que conozca a otras personas paralizadas y su presencia entre ellos siempre los llena de aliento.

Harper también está ayudando a otra niña de Texas que casualmente comparte su nombre. La niña Harper Howard sufre de una rara enfermedad genética llamada CDKL5 que le ocasiona ataques, problemas de visión y que impide su normal crecimiento y desarrollo. Sus padres tienen que pagar carísimas facturas médicas y para ayudarlos, Harper y quien la rescató, Erica Daniels, han organizado una subasta por Internet en la que se venderán diferentes artículos pro-fondos.

Los medios le han otorgado suma importancia a toda la ayuda generada por esta cachorrita y gracias a eso, Harper y Daniels, han recibido muchas donaciones para su organización llamada Dolly’s Foundation la cual se dedica a rescatar Pit Bulls. Sus planes futuros incluyen desarrollar campañas de esterilización y adopción para todas las razas, clases de entrenamiento y eventos de agilidad canina.

 Y todo este progreso, todas esas vidas salvadas, motivadas y rehabilitadas, se deben a un paquete lleno de vida que alguien vilmente arrojó a la basura. Para ese engendro, Harper simplemente era un conjunto inservible de huesos paralizados; pero en verdad, lo que ella es y siempre fue desde un principio, fue un tesoro salvador que seguirá tocando miles de vidas con su tenacidad y ganas de vivir.

Advertisements
 

Tags:

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

 
%d bloggers like this: