RSS

Una sonrisa que engaña

24 Feb

La sonriente cara de los delfines hace creer a la gente, y sobre todo  a los niños, que estos inteligentísimos animales disfrutan de su cautiverio en jaulas de vidrio, haciendo miles de trucos que deleitan a grandes y chicos. Si los humanoides espectadores de sus privilegiados cerebros son testigos de sus habilidades y capacidades cognitivas, ¿por qué nunca han cuestionado su esclavitud y abogado por su libertad?

Los delfines son mamíferos marinos, pertenecientes al orden de los cetáceos, y el más popular entre ellos es el conocido como “nariz de botella”, aunque existen más de 40 especies diferentes. Este es el delfín que acompañó nuestra niñez como Flipper, cuyo entrenador, muchos años más tarde, denunció todos los maltratos a los  que se le sometió.

Este delfín puede medir hasta 4 metros y pueden llegar a pesar hasta 300 kilos. Tienen la cabeza grande, el hocico alargado y un orificio respiratorio en la parte superior de la cabeza, llamado espiráculo que les permite respirar y comunicarse. Con él silban y lanzan ráfagas de sonidos llamadas clicks, que les permiten comunicarse entre ellos. Son excelentes nadadores debido a sus cuerpos aerodinámicos y su piel suave, pueden llegar a sobrepasar los 50 km. por hora, lo que lo convierte en el animal más veloz dentro del grupo de los cetáceos. En su ambiente natural pueden nadar hasta 80 kilómetros al día, manteniendo la respiración hasta 20 minutos y buceando a profundidades de más de 500 metros.

Estos inteligentes y altamente sociales animales viven en grupos numerosos (en algunos casos hasta de un millar de individuos), y establecen fuertes lazos sociales tanto con sus familias sanguíneas como con otros individuos de su clan. Establecen fuertes lazos emocionales entre madre e hijos y también con delfines enfermos o heridos. Muchas veces se les ha visto ayudando a otros delfines a subir a la superficie para respirar.

Cada año, miles de personas acuden a los delfinarios de todo el mundo sin comprender que a estos animales se les secuestra de sus entornos naturales, se les separa de sus familias y compañeros de grupo, y se les caza con redes. Los que sobreviven, son condenados a vidas de esclavitud en tanques de cemento donde viven escuchando al zumbido interminable del sistema de filtración, los gritos de la audiencia y la música estridente que acompaña sus presentaciones. Allí sufren lesiones y enfermedades debido a las condiciones sanitarias del agua, del aislamiento y la falta de estímulos ambientales y sociales.

Por lo menos un tercio de los delfines nacidos en cautiverio mueren. La reproducción fuera de su hábitat natural es muy baja, por lo que las capturas de delfines silvestres continúa.

Los métodos de captura son muy violentos y producen un alto nivel de estrés, no sólo en los animales capturados, sino también en todo el grupo. Muchos animales son seriamente dañados y los que no mueren directamente asfixiados entre las redes o se lastiman gravemente, son abandonados a su suerte. El 53%  de los delfines capturados mueren dentro de los primeros tres meses de encierro. Para un delfín, las piscinas en las que viven son crueles cárceles donde no pueden comportarse  naturalmente.

Los delfines llevan a cabo los trucos porque son alimentados para hacerlos. Una de las primeras cosas que aprende un entrenador acerca de los delfines es que ellos no actúan inmediatamente a menos que tengan hambre. Por eso los delfines son alimentados durante el show. Cada vez que el delfín hace algo bien, el entrenador toca el silbato y le lanza un pescado. A menudo son ellos mismos los que empiezan el show cuando están hambrientos. Los entrenadores llaman a esto “recompensa positiva”. Sin embargo, desde la perspectiva de los delfines, es privación de comida. Si el delfín no lo hace bien, no obtendrá alimento. El hambre fuerza a los delfines a ignorar sus instintos naturales más básicos mientras que el público ignorante o indiferente ríe y aplaude ante su cautiverio y explotación.

 
 

Tags:

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

 
%d bloggers like this: