RSS

No te vistas con las pieles de otros

22 Feb

La crisis económica mundial parece no haber afectado mucho a la industria peletera, pues aunque no lo creas, ya no es necesario gastar mucho dinero para comprar un abrigo de pieles.

Los peleteros les siguen vendiendo las pieles de 40 zorros en forma de abrigo a sus grandes clientes; pero también le venden chaquetas, cuellos, puños, bufandas o cualquier otro accesorio de moda a la gente común y corriente que trabaja de sol a sol para cubrir sus necesidades básicas. Y es que  – a pesar de su bajo precio – esas pieles no son artificiales. Todo lo contrario; se paga poco por pieles reales, producidas con la más repugnante crueldad.

Y esas aplicaciones de piel y demás accesorios, esconden una de las caras más crueles de la industria peletera: la venta de pieles de perros y gatos domésticos, criados y asesinados en China; país que provee a todo el mundo con estas pieles suaves y de muy bajo precio. China no cuenta con ninguna legislación contra el maltrato de animales. Por lo tanto, si no hay leyes que castiguen, cualquier forma de criar, matar y despellejar a los animales es válida.

Todos hemos sido testigos oculares de los escabrosos detalles de la industria peletera: animales hambrientos, encerrados en inmundas y minúsculas jaulas de alambre, esperando a ser despellejados después de ser apaleados, electrocutados, ahorcados o ahogados. Esos son los que corrieron con la mejor suerte; pues también se despellejan a animales vivos; miles de perros y gatos de todas las razas y tamaños que, aterrorizados y en agonía, esperan una muerte inminente. Las granjas peleteras en China son una violación flagrante a las normas más elementales de bienestar animal.

Las pieles de perros y gatos llegan fácilmente a los mercados de todo el mundo porque ni en China ni en ningún otro país existen leyes que obliguen a los malnacidos chinos a etiquetar y declarar el verdadero origen de las pieles. Así es como las pieles de perros y gatos utilizadas en diversos productos aparecen listadas como pieles de  lobos asiáticos, gatos salvajes o perros salvajes. En muchos casos, el comercio de pieles de perros y gatos proviene de programas de eliminación de animales domésticos callejeros.

Anualmente, las pieles de más de dos millones de perros y gatos son utilizadas para fabricar ropa (abrigos, chaquetas, sombreros, gorros, etc.), botas, accesorios, adornos, aplicaciones de piel e incluso juguetes y muñecos de peluche.

Y el cuero no se queda atrás. El cuero es un producto que también tiene un lado oculto manchado con la sangre de inocentes animales.

En la India – donde las vacas son supuestamente sagradas – se les transporta por cientos de kilómetros en hacinados camiones hacia el matadero. Y en esos mataderos, que no suelen ser más que sucios galpones carentes de cualquier mecanismo para aturdir a los animales, se les degüella cruelmente para luego ser descueradas cuando aún están vivas y conscientes.

Esta salvajada puede dejar de existir gracias al poder de los consumidores. Usa, recomienda y exige alternativas sintéticas y éticas y recuerda que la verdadera elegancia y el buen gusto nunca van de la mano con la crueldad y la explotación de nadie. En estos tiempos ¡ya no hay excusa para vestirse con las pieles de otros!

Advertisements
 
 

Tags: , ,

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

 
%d bloggers like this: