RSS

¿Vacas felices?

21 Jan

¿Es cierto que las vacas lecheras viven en verdes pastos inundados de coloridas flores, rumiando y disfrutando del aire y el sol? Todos sabemos de los artilugios utilizados por la falsa propaganda de productos pero en estos tiempos de información constante son muy pocas las personas que aún desconocen la verdad sobre el tratamiento que reciben estos animales.

Tal vez, en un intento por acallar sus conciencias, piensan que los verdes pastos realmente existen, pero la realidad es que ese vaso de leche que tomas representa mucho más que un líquido peligroso y contaminado. Esa leche representa una vida llena de tortura, abuso y explotación para los animales que la producen.

Muchas personas piensan  que la leche es un producto que se extrae naturalmente de las vacas, que brota sin mayor esfuerzo de la misma forma que el agua sale de las llaves de nuestras cocinas y baños; pero no es así. Una vaca tiene que estar preñada para poder producir leche; tiene que ser artificialmente inseminada constantemente (en una acción similar a una brutal violación) y cuando el becerrito nace, en vez de ser alimentado y criado por su madre, es cruelmente confinado en una estrecha jaula para producir carne de ternera. La leche que la naturaleza sabiamente destinó para él, es la que los humanoides le roban para satisfacer una asquerosa necesidad anti-natural y peligrosa.

Las vacas son claramente explotadas por su leche, carne y piel. Para poder tener estos productos en abundancia y a bajos precios, se les manipulan sin respeto alguno y de manera anti-natural. Se les alimenta con piensos concentrados de origen animal a pesar de que son rumiantes herbívoros con un sistema digestivo diseñado para pastar.

Se les fuerza a parir desde los quince meses de edad, por medio del trasplante de embriones. Es decir, a las vacas de más valor se les estimula a ovular por medio de hormonas, y entonces se les insemina artificialmente. Cuando el embrión es pequeño se transfiere a una vaca nodriza de menor valor. A la vaca que produce embriones se le fuerza para recibir seis embriones cada mes y medio. A los tres días después del parto, se les quita a su ternerito rompiendo de esta manera los fuertes vínculos emocionales entre ambos, privando a la madre de su cría y a ésta no sólo de su madre, sino también de su alimento natural. El ternerito debería mamar la leche de su madre durante seis meses.

A las vacas se les ordeña intensivamente, forzándolas a producir hasta 30 litros de leche al día. Lo natural es que produzcan  3 litros para amamantar a su cría. Este abuso hace que dos de cada diez vacas queden cojas. Y también les ocasiona dolorosas enfermedades como mastitis, la cuales transfiere a la leche pus y antibióticos. Al cabo de seis u ocho semanas se les vuelve a inseminar y el ciclo se repite.

A los terneritos que han sido separados de sus madres se les mantiene atados del cuello en estrechísimas jaulas; se les priva de la luz del sol y se les alimenta con antibióticos, hormonas y un líquido artificial parecido a la leche que deberían tomar de sus madres.

La mayor parte de los 81 millones de vacas en la Unión Europea viven solamente  de tres a cuatro años debido al desgaste por las enfermedades que padecen y por el agotamiento al que se ha sometido a sus organismos. Su ciclo natural de vida es de aproximadamente veinte años.

Esta es la realidad de las vacas lecheras. Y ahora que sabes la verdad puedes comprometerte a no ser partícipe del sufrimiento de los animales nunca más. Recuerda que los animales no están en este mundo para ser tratados como cosas a tu servicio o para ser torturados cruelmente por el placer de tomar un vaso de leche teñido de sangre y de miseria.

¿Te parece que algún animal – vaca o no – podría ser feliz viviendo como la vaca de la foto que inicia este artículo? Un animal que fue creado para disfrutar de la vida, del pasto, del sol, del aire, de sus congéneres, de sus hijos, jamás podrá ser feliz viviendo constantemente esclavizada a tubos, mangueras, máquinas y demás. No te olvides que tu elección a la hora de comer podrá ayudar a hacer justicia.

Advertisements
 
2 Comments

Posted by on January 21, 2012 in Veganismo

 

Tags:

2 responses to “¿Vacas felices?

  1. Alice Abernathy

    May 31, 2013 at 6:57 pm

    que tortura

     
    • animalialatina

      June 4, 2013 at 2:25 pm

      Hola Alice. Lo mejor que podemos hacer para que esta tortura no continue es dejar de usar lacteos y propagar esta noticia entre todos nuestros conocidos.

       

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

 
%d bloggers like this: