RSS

Daily Archives: January 8, 2012

Por sus actos los conoceréis

La Biblia no es una fuente infalible ya que muchos de los libros y epístolas que deberían haber sido incluidas en sus páginas fueron injusta y prepotentemente eliminadas; pero la frase inicial de este artículo sirve claramente para ilustrar con ejemplos la efectividad versus la charlatanería de quienes dicen defender a los animales y sus derechos.

Que nunca se nos olvide que en toda lucha social como la nuestra encontraremos falsos profetas, charlatanes, estafadores, ladrones o personas sin vida personal ni profesional que se involucrarán en la causa de los animales porque no tienen nada más que hacer. Encontraremos coleccionistas de animales encubiertos o protegidos por personas que no entienden el verdadero uso de la eutanasia que seguirán “salvando” a callejeros para confinarlos a espacios reducidos en los que los animales jamás podrán desarrollar sus características y derechos más básicos.

Los perros y gatos supuestamente salvados por estos enfermos mentales jamás sentirán la frescura del pasto bajo sus patas; jamás gozarán de la luz del sol, del calor humano que proviene de un guardián responsable, ni de la libertad que todo ser vivo merece. Los derechos de los animales les importan un bledo; primeramente porque no los entienden y porque anteponen sus enfermizas necesidades de sentirse super héroes frente a lo que los animales verdaderamente necesitan.

Muchos de ellos se hacen llamar “animalistas” como si la connotación de la palabra implicara el seguimiento concreto de una causa. Es más fácil para ellos agruparse bajo ese nombre antes de prepararse para ayudar efectiva, concreta y profesionalmente a los animales. Claman por ayuda, dinero y bienes colocando fotos de la horrible realidad de los animales en Latinoamérica pero nunca atacan las causas del problema sino sus consecuencias. Se concentran en la superficie del problema en vez de trazar planes coherentes y eficientes que ayudarán a mayores números de animales. Es más fácil para ellos gastar sus energías en mentadas de madre, plantones inútiles, insultos para quienes se conviertan en sus enemigos de turno porque estas acciones llenan el mundo vacío en el que los animales nunca ganan.

Cualquiera es “animalista” cuando se le encajan perros a alguien más; cuando se entregan animales sin alimento, útiles de limpieza o campañas efectivas de esterilización y adopción. Llevar a los animales a un parque y entregarlos a quien parezca ser buena gente es una irresponsabilidad de marca mayor. Y para colmo, auto-denominarse “animalista” mientras que sectariamente defiendo a un animal de la calle mientras me como a otro tres veces al día, es la hipocresía más grande del universo. ¿Cuál es la diferencia entre el dolor y los sufrimientos de un animal de compañía y uno de granja? El sufijo “ista” implica compromiso total con una causa bajo todos los atenuantes y frente a todas las consecuencias. Ya es hora que empleen la terminología correcta y se presenten como lo que son, especicistas que interrumpen el trabajo de quienes verdaderamente quieren hacer las cosas bien.

Para dar un ejemplo de cómo se deben hacer las cosas, tengo el infinito placer de informar que PETA logró que el procurador del Condado de Delaware en Nueva York acusara de crueldad contra los animales a un supuesto “albergue” de animales llamado Angel’s Gate, Inc.

En ese horrible lugar que se hacía llamar “albergue”, los animales vivían en condiciones deplorables, peleándose por el escaso alimento y agua, desplazándose en medio de sus desperdicios y viviendo en baños, bañeras o espacios reducidos. Al carecer de atención veterinaria adecuada, los animales sufrían de parásitos internos, externos, infecciones auditivas, heridas abiertas, escaldaduras producidas por la orina, y otras enfermedades.

Los investigadores de PETA lograron exponer a estos falsos protectores de animales y ahora hemos iniciado una campaña para que las autoridades cancelen el status de entidad sin fines de lucro de Angel’s Gate (que más bien se debería llamar Hell’s Gate), se retire a todos los animales para brindarles atención veterinaria, se clausure ese maldito lugar y se aplique todo el peso de la ley a los responsables. Aquí, después de que las autoridades toman cartas en asuntos de esta naturaleza, a los culpables no se les permite tener animales NUNCA JAMÁS. Aquí ni ayudamos, ni apoyamos, ni apañamos a quienes explotan a los animales en ningún sentido.

Considera que lo que estás viendo sucede en los Estados Unidos. Piensa entonces cuán peor es la situación de los animales en los famosos “albergues” de Latinoamérica. Piensa que tú realmente no sabes todas las salvajadas que pueden suceder a puerta cerrada. Conozco algunas excepciones que son ejemplo a seguir, pero la gran mayoría están a cargo o son auspiciados por gente inepta que no ayuda a los animales bajo ninguna circunstancia. Sus complejos de super héroes y sus egos malamente inflados se dan de cara ante la realidad del sufrimiento de los animales. No se necesita ver sangre para comprobar la crueldad contra un animal.

Como siempre decimos en PETA, las buenas intenciones NUNCA son suficientes. Hay que actuar con razón, preparación, entrenamiento y profesionalismo. He encontrado un puñado de personas así y no pienso dejarlas ir. Uno de estos días, en un futuro no muy lejano, habrá más ejemplos a seguir en nuestra parte del continente.

Advertisements
 

Tags: , ,