RSS

Promesa de Año Nuevo

15 Dec

En estas fechas de apuro, de correteaderas, de compras y preparativos, tratemos de alejarnos de lo tradicional y plástico e ir más allá de lo esperado. En vez de trazarnos metas consabidas que se olvidan apenas empieza el siguiente año, tomemos el compromiso de hacer algo por quienes verdaderamente nos necesitan. Siempre hay un niño necesitado de cariño o consejo; o un anciano deseoso de tener compañía. Si prestamos atención a la vida que se desarrolla a nuestro alrededor, podremos encontrar algo concreto por hacer.

Por supuesto que en mi caso, me parcializo totalmente con mi causa y misión en esta vida, y los invito a hacer algo efectivo y real por un animal necesitado. El regalo perfecto que les podemos dar es luchar concienzuda y profesionalmente por sus derechos pues un activista debidamente entrenado es la mejor arma contra la crueldad, la explotación y el abuso.

Tal vez sea hora de pasar volantes educativos por tu casa; de convencer a tus vecinos que esterilicen a sus animales domésticos o de abrir tu casa temporalmente a un animal en proceso de ser adoptado o rescatado de las calles.

Tal vez es tiempo de reciclar la crueldad aún existente en tu closet, o limpiar tu casa de productos cruelmente probados en animales… Tal vez es tiempo que decidas no tener más sangre en el plato que te sirven a la mesa.

Lo único que sé es que en este nuevo 2012 debemos renovar nuestro compromiso con la sagrada causa que defendemos; pues dar tregua, significa claudicar. Gracias a los esfuerzos comunes de todos los activistas en el planeta, llegamos a la culminación de un año con muchas victorias y logros; pero en Latinoamérica aún necesitamos tener más.

Sé de sus esfuerzos, de sus penas, de sus cansacios y frustraciones. De la billetera vacía después de auxiliar a un animal o de la llena que nunca alcanza para ayudarlos a todos. Sé de las derrotas, las penas, las lágrimas y el sentido común que nos invita al retiro; pero – en medio de todo eso – con la similitud de la famosa Estrella de Belén que iluminó la obscura noche, seamos capaces de ver la luz que nos empuje a seguir adelante pese a todo y a todos.

Nunca olvidemos que el hombre justo no es aquel hombre que no comete injusticia, sino es aquel que pudiendo ser injusto no quiere serlo. Nuestra lucha se basa en la justicia, en devolverles a los animales sus merecidos e innatos derechos. Reivindicarlos en su esencia y entender que son nuestros hermanos. Unos hermanos menores a quien la gente perversa, ignorante y cruel abusa sin piedad.

Y tenemos miles de hermanos que nos necesitan; miles de voces que nos llaman. No hagamos oídos sordos a su clamor, y en este año que se avecina prometamos luchar a brazo partido por el más hermoso de sus anhelos: su libertad.

Yo tengo tantos hermanos
que no los puedo contar.
En el valle, la montaña,
en la pampa y en el mar.

Cada cual con sus trabajos,
con sus sueños, cada cual.
Con la esperanza adelante,
con los recuerdos detrás.

Yo tengo tantos hermanos
que no los puedo contar.
y una hermana muy hermosa
que se llama ¡Libertad!

 
Leave a comment

Posted by on December 15, 2011 in Activismo efectivo

 

Tags:

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

 
%d bloggers like this: