RSS

Daily Archives: December 6, 2011

Cuida a tus animales durante las fiestas

Durante las fiestas vecinales, patronales, verbenas, e incluso durante la Navidad y el Año Nuevo, nuestros compañeros pueden sufrir mucho más de lo que pensamos. El estrés por la excesiva entrada y salida de gente de la casa,  los adornos y decoraciones en el hogar, la música a alto volumen, y sobre todo, los fuegos artificiales, pueden afectar significativamente la estabilidad física y psíquica de nuestros animales. Por lo tanto, es nuestro deber estar informado de lo que debemos hacer para cuidarlos como corresponde.

Lo más práctico sería meterle una patada en el trasero al infeliz mocoso que se cree chino y que revienta miles de cuetes en la puerta de nuestra casa; pero eso nos crearía otros problemas. Es increíble que pese a los cientos de accidentes fatales asociados con los fuegos pirotécnicos y las mutilaciones y quemaduras sufridas por niños y adultos, los gobiernos sigan permitiendo su uso y la gente siga comprándolos y utilizándolos. Es cierto que esta atracción nefasta al fuego nos viene de los españoles, pero no hay nada de malo en celebrar cantando, bailando, cenando (espero que no sea un muerto) o con una linda, pacífica y casi silenciosa lucecita de bengala. ¿Por qué la gente en Latinoamérica tiene que recurrir a la grosera y espantosa costumbre de usar cuetes que nos enervan de la misma manera a humanos y animales?

Es preciso recordar que los animales poseen un sentido del oído sumamente fino, agudo, refinado y muy sensible a los ruidos molestos. Si un cuete asusta y molesta al simple y limitado oído humano, esta molestia se quintuplica en un animal. Son muchísimos los casos de animales estresados y perdidos durante dichas celebraciones. Al estar en un constante estado de estrés que no termina – porque los malditos revienta cuetes siguen detonando su mercancía hasta bien entrada la noche- y al no encontrar consuelo (aunque sus amigos humanos hagan todo lo posible por hacerlos sentir mejor) o un lugar seguro para guarecerse (de acuerdo a lo que ellos consideran seguros) su corazón se agita, ladran, lloran, y en su desesperación salen corriendo de la casa y se pierden. Es por eso que es imprescindible y extremadamente importante que todo animal de compañía tenga una chapita o plaquita de identificación en su collar con su nombre, y la dirección y dos teléfonos de los humanos que están a su cargo.

Lulú, una de las perritas de mi mamá, sólo encontraba cierto alivio cuando se podía meter a la lavadora. Con ojitos exorbitados, se desesperaba por entrar en ese espacio a pesar de todos nuestros esfuerzos por calmarla. Era una noche de pesadilla para ella y para nosotros.

Darles tranquilizantes tampoco es una solución (sobre todo considerando que medio mundo se auto-diagnostica en Latinoamérica) y muchos veterinarios no están de acuerdo en ello, pues cada caso es muy particular, en especial si se trata de animales tiernos, mayores o con enfermedades determinadas. Mucha gente que pasa  las fiestas fuera de casa piensa que dándole una dosis fuerte a su animal le evitará problemas; pero esta acción puede ocasionar desenlaces fatales. ¿Estás listo para celebrar la Navidad y llorar por la muerte de tu perro o gato al mismo tiempo? Siempre consulta con su veterinario antes de darle cualquier tranquilizante pues cada animal tiene su propia fisiología.

Una medida mínima de seguridad es mantener a tu animal en un lugar tranquilo de la casa, bien protegido (no en el jardín ni en el patio), alejado de las actividades de los humanos, especialmente si el animal es nervioso, ansioso, o poco sociable. El ajetreo de las personas y el ruido pueden descontrolarlo y provocar situaciones violentas. Hay que tener especial cuidado con las ventanas y puertas, pues son las vías de escape perfectas para un animal estresado.

Deja las velas o decoraciones inflamables fuera del alcance de tu animalito, tal como las dejarías fuera del alcance de un niño. Los animales son curiosos y pueden tirarlos o volcarlos, quemarse y hasta provocar incendios.

Ten también mucho cuidado con las plantas decorativas. Casi nadie sabe que la Poinsettia, también llamada Flor de Navidad es muy bonita y decorativa pero puede ser venenosa para los animales domésticos.

Mantén los caramelos y chocolates lejos de tus animales. El hígado de los perros no procesa el chocolate como el de los humanos; así que no le des chocolates aunque te lo suplique. La vieja frase “un solo chocolatito no le va a hacer daño”, carece de valor cuando se sabe que eso puede mandarlo al cementerio.

No disfraces a tus animales. Quizás para ti es algo divertido, pero ellos pierden movilidad y control de su cuerpo, especialmente si les cubres los ojos, brazos o piernas. Si quieres tomarles una foto navideña, ponles un gorrito de Navidad, toma la foto rápidamente, quítale el dichoso gorrito y disfrázate tú.

Recuerda – una vez más – que los estallidos son muy dolorosos para ellos. Déjalos en una habitación lo más lejana posible de los ruidos y pon a su disposición mucha agua.

Siguiendo estos consejos, tanto tú como tus animales podrán sobrevivir la tensión ocasionada por las fiestas y celebraciones…..aunque, yo aún pienso que lo mejor sería salir a la calle a cazar a los revienta cuentes, amordazarlos, y amarrarlos a un árbol hasta la próxima Navidad.

Advertisements
 
Leave a comment

Posted by on December 6, 2011 in Animales de compañía

 

Tags: ,

Lo que realmente cuesta un huevo

El huevo es la proteína de origen animal más barata del mundo. Y es barata precisamente por las pésimas condiciones en las que viven las gallinas ponedoras. La vida “útil” de una gallina ponedora es de casi dos años, mientras que si viviera naturalmente podría vivir hasta 10 años. Esto se debe a las terribles condiciones en las que se les mantiene en las granjas industrializadas.

En una jaula de 30 centímetros cuadrados (una hoja de papel tamaño carta) se hacinan hasta  cuatro gallinas. Estas jaulas se colocan en gigantescos galpones, una sobre otra, formando tres niveles, donde las heces de las gallinas en los niveles superiores caen directamente sobre las que están debajo.

El alambre de las jaulas les  lastima las patas hasta hacerlas sangrar o deformarlas  debido al poco espacio que tienen y algunas veces, cuando sus uñas crecen desmesuradamente, se enganchan alrededor del piso de metal de las jaulas y quedan inmovilizadas sin poder comer, tomar agua y aplastadas por las otras aves. Ellas nunca pueden extender sus alas, lo que les ocasiona llagas y pérdida de plumaje. Para evitar que se agredan por estrés, se les corta el pico con una navaja ardiente y sin anestesia.

Si pensamos en el medio ambiente, el gas amoníaco que se escapa en la atmósfera es un agente contaminador ligado a la lluvia ácida. Según estudios, las granjas avícolas tienen uno de los mayores índices de emisión de amoníaco.

Si tenemos en cuenta el número de gallinas ponedoras – unos 50 millones –  y la producción alcanzada en cómputo anual, podemos decir que una gallina en una granja industrializada pone al año aproximadamente unas 22 docenas de huevos, mientras que una gallina que vive en libertad y naturalmente pone sólo 4 docenas al año. Esta sobreproducción es causada por las hormonas con que se alimenta a las aves y por el hecho de que están siempre bajo luz artificial para hacerlas poner huevos constantemente. Cuando su ciclo natural se detiene son forzadas a otra puesta (muda forzada) mediante privación de alimento y agua.

Si los argumentos éticos o ecológicos en contra del consumo de huevos no son suficientes, tal vez baste saber que la salmonelosis sigue siendo un problema de salud pública grave pues es responsable de casi la mitad de los casos de infecciones de origen alimenticio que se diagnostican en los hospitales del mundo.  Por otro lado, el huevo es un alimento saturado en colesterol, 213 gramos por unidad en la yema. El consumo de huevos no sólo es perjudicial, sino que su producción también es dañina para el medio ambiente, además de tener implicaciones morales debido a la crueldad con que son criadas las gallinas, pues si son criadas en jaulas o al aire libre, igual terminan en el matadero cuando ya no pueden cumplir con su “cuota de producción”.

En algunos países la calificación de los huevos varía según el número impreso en las cajas que los contienen. En realidad, es un índice de la crueldad que su producción implica.

  • Número 0: Huevos de producción ecológica, donde las gallinas están criadas en libertad y son alimentadas sin pesticidas ni aditivos tóxicos.
  • Número 1: Huevos llamados “camperos”. Las gallinas están alimentadas con pienso tradicional y viven en naves con acceso al exterior.
  • Números 2 y 3: En las cajas puede decir: “gallinas criadas en suelo” o “gallinas criadas en jaula”. En ambos casos las gallinas están encerradas sin acceso al exterior ni al aire libre.

Y como en este mundo casi absolutamente todo es posible cuando uno está determinado a encontrar una solución, se puede reemplazar a los huevos en todas las recetas que los requieran.

Para substituir a los huevos en rebozados utiliza:

  1. Harina especial para rebozados (que no contiene huevos) o harina de tempura.
  2. Una mezcla de cerveza o agua con gas con harina de trigo norma hasta que tenga una consistencia parecida al huevo batido.

Para substituir a los huevos en bizcochos y repostería utiliza:

  1. Harina para cocinar sin huevos. Existen harinas especiales para hacer bizcochos a las que solo hay que añadirles levadura para hacer el bizcocho.
  2. Un trozo de fruta (generalmente plátanos) siempre que la receta no pida más de 2 huevos es suficiente para los bizcochos.
  3. Substitutos del huevo que se pueden comprar en diferentes tiendas veganas o naturistas.

Para hacer huevos revueltos y tortillas sin huevo utiliza:

  1. Tofu suave o blando (a la plancha, o salteándolo con el resto de ingredientes).
  2. Trocitos de tortilla hecha con harina de garbanzo o harina de soya y de trigo.

Para hacer una tortilla española utiliza:

  1. Harina de garbanzo o de maíz diluida en agua (añadir también un chorrito de limón o vinagre para quitarle el sabor a garbanzo).
  2. Harinas de soya y de trigo mezcladas y diluidas en agua (hasta que quede una textura parecida al huevo).

Para hacer mayonesa vegetal utiliza:

  1. Un vaso de aceite de girasol, 1/4 de vaso de leche de soya, 2 cucharadas de zumo de limón y un poquito de sal y ajo (opcional) son suficientes para elaborar una deliciosa mayonesa vegetal.  Necesitamos asegurarnos que todo ligue bien utilizando un vaso estrecho y alto, colocando la batidora de mano en el fondo del vaso, y moviéndola a velocidad baja de abajo a arriba.
  2. Un bloque de tofu batido con un poco de aceite de oliva y sal también es una excelente mayonesa vegetal.

Para pincelar empanaditas o brioches utiliza:

  1. Aceite de oliva.
  2. Una cucharadita del alga agar-agar (disponible en tiendas chinas y herbolarios) diluida en un vaso de agua hirviendo junto con una cucharadita de margarina vegetal.
  3. Margarina vegetal derretida con agua. Le puedes añadir azúcar si quieres preparar un pincelado dulce.
 
Leave a comment

Posted by on December 6, 2011 in Veganismo

 

Tags: ,

¿Patrocinas la crueldad o la compasión?

Estos son algunos ejemplos de las compañías que aún experimentan con animales. Tal vez te sorprendas al encontrar los nombres de algunos productos que aún compras sin saber que – al hacerlo – estás colaborando indirectamente a la tortura de inocentes animales.

También incluyo una breve lista de otras compañías progresistas que finalmente han entendido que los animales son criaturas capaces de sentir dolor y que merecen vivir libres de sufrimientos.

  • Compañías que SÍ experimentan con animales:

Procter&Gamble: Papitas Pringles; desodorantes y perfumes Giorgio, Lacoste, Hugo Boss, Old Spice; pañales y productos para el bebé Pampers; alimentos para animales Eukanuba, Iams; shampoos Head & Shoulders, Herbal Essences, Pantene; cuidado femenino Always, Tampax; limpieza de la casa Ariel, Ace, Ayudin, Cristal; productos de Belleza Dove, Max Factor, Productos Gillette; pilas Duracell.

Nestlé: Alimento Nido, Molico, La Lechera, Suflair, Maggi, Mendicrim, Shimy, Nido Crecimiento; bebidas Nescao, Nesquik, Nestlé, Xocolat, cafés Amanecer y Nescafé; helados y dulces Noel, Frigor, Dolca; Agua mineral Nestlé, San Pellegrino, Perrier, Glaciar, Villa de los Arroyos, Fresh Water; alimentos para mascotas: Friskies, Dog Chow, ProPlan, Purina One, Excellent, Dogui y Gati.

Colgate Palmolive: Pasta dental Colgate, Kolynos, Odol; shampoos y jabones Palmolive, Polyana; limpiador Odex; alimentos para mascotas: Hill’s Pet Nutrition.

Mars: Pedigree y Whiskas.

Unilever: Mayonesas, salsa golf, ketchup, mostaza Hellmann’s, Fanacoa, Savora; leche de soya Ades; caldos y sopas Knorr, almidón de maíz Maizena; aceite de maíz Mazola; té Lipton; helados Kivon; salsa de tomates Cisco; desodorantes, shampoos y jabones: Rexona, Sedal, Dove, Organics, Lux, Suave; pañales Huggies, toallas femeninas Day’s, Kleenex; papel higiénico Kleenex, Scott; desodorante Impulse, Patrichs; cremas y emulsiones Pond’s; detergentes Drive, Granby, Skip Comfort, Vivere, Ala, Cif.

Johnson & Johnson: Limpiadores de piso Brillo, Blem, Brishine, Ceramicol, Echo, Glade, Clo Cot, Klaro, Klear, Lysoform, Mr. Limpio, Pass, Shout, Ziploc; matamosquitos Fuyi, Off, Raid.

Reckitt & Benckiser: Harpic, Woolite, Polycera.

  • Compañías que NO experimentan en animales:

Acofaderm, Agatha Ruiz de la Prada, Avon, Body Shop, Chanel, Christian Dior, Deli-plus (Mercadona), Denivit, Eco-DenT International, Estée Lauder, Eucerin, Filtrolux, Fitofarm, Genove, Gucci, Heno de Pravia, Instituto Lisaderm, Joico, Kiehl’s, Lagarto, La Prairie, Licor del Polo, Llongueras, LUSH Cosmetics, Mary Kay, Natural Bodycare, Nature’s Best (Natural Research People), Nature’s Plus, Nelia, Nexxus Products, Nivea, Nu Skin International, Nutri-Cell, Oriflame, Pharmagel International, Pons, Proquid S.A., Puig, Quimi Karry, Revlon, Sanicor, Santiveri, Sebastian International (Wella), Shambala, Staedtler, Titto Bluni, Tommy Hilfiger, Ultima II (USA), Victoria Secret, Wella, Yves Rocher.

 

Tags:

Los animales no son probetas de laboratorio

Se calcula que cada segundo tres animales mueren en algún laboratorio del mundo luego de haber soportado una vida de privaciones y crueles experimentos. Estos animales son utilizados por las ciencias médicas, físico-químicas y biológicas, por las industrias militar, cosmética, química y tabacalera, la elaboración de comida para animales y la enseñanza científica.

Esta práctica, conocida como “experimentación con animales” o “vivisección”, despierta una creciente inquietud dentro de la misma comunidad científica por el peligro y la falta de validez que supone extrapolar resultados de una especie a otra. Por ejemplo, la reacción del cuerpo a una enfermedad es muy distinta si ha sido provocada artificialmente, en lugar de ser contraída por el estilo de vida, tipo de alimentación o predisposición genética.

Además, el estrés de vivir enjaulados y privados de sus necesidades más básicas, también tiene efectos sobre los resultados, que no se darían en condiciones naturales de desarrollo de la enfermedad que se está estudiando. Muchos efectos secundarios tampoco pueden ser comunicados por los animales, tales como el malestar, jaqueca, visión borrosa o náuseas, entre otros. Sólo en los Estados Unidos ocurren aproximadamente 100,000 muertes humanas anuales debido a  reacciones adversas a medicinas, por lo tanto, probar los efectos de dichas medicinas en especies animales que reaccionan de manera diferente al ser humano, es sumamente peligroso. Un ejemplo clásico es la penicilina, que mata a cobayas y no tiene efecto en conejos, pero que es un antibiótico muy útil para la especie humana. En realidad, existe muy poca evidencia que apoye la idea que la experimentación animal ha beneficiado a la especie humana.

Desde 1959 se viene desarrollando el conocido “principio de las tres R”: refinar, reducir y reemplazar los experimentos con animales en laboratorios. Las tres R significan:

  • Refinar: Buscar y usar métodos experimentales que alivien o minimicen el dolor, sufrimiento y estrés de los animales, para mejorar su bienestar y conseguir resultados más seguros.
  • Reducir: Usar menos animales. En el ámbito de la enseñanza, por ejemplo, cada vez se utilizan más programas de simulación y medios audiovisuales educativos que sustituyen la experimentación directa.
  • Reemplazar: No usar más animales y comenzar a usar herramientas técnicas: modelos matemáticos, cultivo de tejidos in vitro, estudios epidemiológicos, la posibilidad de asistir a operaciones reales con fines didácticos, medios audiovisuales e interactivos y el uso compartido de la información que se obtiene con el resto de la comunidad científica. Utilizando bases de datos comunes, por ejemplo, se consigue que no se repitan experimentos innecesariamente. Las alternativas por reemplazo son las únicas que eliminan completamente la vivisección en la experimentación y por tanto, son las más deseables.

Estas son las pruebas que generalmente se practican en los animales de laboratorio:

  • Tests de toxicidad: Administración de productos tóxicos en cantidades crecientes      hasta determinar la cantidad que provoca la muerte al 50% de      los animales (Test DL50).
  • Test de irritación: Pruebas de irritación de las mucosas, la piel, ojos,      genitales o boca con diversos productos químicos: cloro,      medicamentos, suavizantes, cosméticos, alimentos.
  • Tests para probar los efectos de armas biológicas      y químicas: Penetración y trayectoria de balas o      efectos de guerra biológica o química, pruebas de inmersión o efectos a la      exposición de rayos X, ultravioletas o rayos láser.
  • Tests de experimentación psicológica: Electroshock, privación      maternal. Otras intervenciones: investigación con animales en estado de preñez      (ginecológicos, hormonales, deformaciones fetales por químicos). Crecimiento inducido de tumores, infartos, enfermedades infecciosas, etc.

Casi todos los productos que usamos y consumimos a diario en todo el mundo han sido probados en animales en algún punto del proceso. Pero por suerte, empresas adaptadas a su tiempo, que practican una ciencia responsable y útil, han conseguido reemplazar las prácticas crueles por las alternativas que hemos comentado. Todo ello sin necesidad de experimentar con animales. Como consumidores tenemos el poder de decidir a quién damos nuestro dinero y a quién no. Comprando productos no probados en animales fomentamos el uso de prácticas a la vanguardia de la ciencia, que evitan la crueldad innecesaria y son seguras para todos.

 
Leave a comment

Posted by on December 6, 2011 in Experimentación animal

 

Tags: , , , , ,

PETA descubre crueldad extrema en Laboratorios Biomédicos Shin Nippon

Una denuncia anónima e interna, hizo que PETA pusiera al descubierto situaciones de extrema crueldad contra los animales en los Laboratorios Biomédicos Shin Nippon.

La denunciante dijo que, en innumerables ocasiones, reportó a sus supervisores los maltratos que los animales sufrían a manos del personal del laboratorio; pero sus quejas fueron ignoradas por completo. Fue entonces que decidió contactar a PETA.

Cada año, los laboratorios Shin Nippon torturan a miles de primates, perros, conejos, y otros animales para probar productos de otras compañías. Alimentan a la fuerza a miles de animales haciendo que ingieran peligrosas substancias químicas que los hacen caer víctimas de enfermedades debilitantes.

Los laboratorios Shin Nippon son el tercer importador de primates más grande de los Estados Unidos. Anualmente compra más de 3,000 monos a China, Camboya, Israel, e Indonesia. Estos animales son brutalmente separados de sus familias y hábitats para ser usados en crueles experimentos.

Los monos estaban permanentemente conectados a un catéter que dispensaba una solución salina en sus venas, lo cual les provocaba frío extremo por meses. Se les extraía sangre constantemente y sus heridas no eran atendidas. La denunciante declaró que el sufrimiento de los monos era tan extremo que después de luchar naturalmente contra sus torturadores, se daban por vencidos y adoptaban una actitud de total resignación esperando el consuelo de la muerte.

Los monos fueron abusados física y psicológicamente; muchos de ellos colapsaban en los aparatos que los restringían y no se recuperaban jamás. El 78% de los monos se encontraban enjaulados individualmente (lo cual es una violación de la ley federal) y el estrés les ocasionó cambios drásticos de temperamento, auto-mutilaciones, y comportamientos psicóticos que los obligaban a arrancarse el pelo y a mecerse constantemente.

Los inspectores del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos encontraron cientos de violaciones a la Ley de Bienestar Animal y les aplicaron multas de $31,000 y $12,900; pero ninguna suma de dinero – por muy alta que sea – puede compensar el terrible sufrimiento de los animales.

Las compañías para las que realizan experimentos incluyen a las farmacéuticas Pfizer, Eli Lilly, AstraZeneca, Genentech, y Seattle Genetics y varias agencias gubernamentales como el Departamento de Defensa y el Departamento de Salud y Servicios Humanos con quienes tienen contratos millonarios.

 
2 Comments

Posted by on December 6, 2011 in Experimentación animal, PETA

 

Tags: ,

Fernando Vallejo: Polémico defensor de los animales

Fernando Vallejo, es un escritor colombiano-mexicano, que recientemente recibió el Premio Fil de Literatura en Lenguas Romances y que donó los $150,000 a dos refugios para animales abandonados: “Amigos de los Animales” de Xalapa y “Animales Desamparados”, de la Ciudad de México. En 2003 también donó los $100,000 del Premio Rómulo Gallegos a la asociación Mil Patitas en Caracas y ahora, lo ha vuelto a hacer.

El respeto y el amor que Fernando Vallejo siente por los animales son vívidos, reales y concretos. Él presta su voz – clara y fuerte – para denunciar a los explotadores de animales y defender sus derechos a costa de lo que sea y de quien sea. Dicen que la verdad incomoda; y en el caso de Vallejo él definitivamente incomoda a lo establecido, a lo tradicional; y a las sacrosantas y casi intocables iglesias que permanecen indiferentes y cómplices ante el cruel y abominable sufrimiento de los animales. Escuchar sus discursos y leer sus escritos ofrecen un verdadero escape a lo que muchos activistas sienten pero no se atreven a decir por pena, vergüenza, crianza o culpa.

Coincidiendo en la entrega de premios también se vio a Mario Vargas Llosa, el ganador del Premio Nobel de Literatura que a mí nunca me impresionó. No me gusta como persona, no me gusta su cara, ni me gusta como escribe aunque muchos de mis compatriotas se desmayen ante estas declaraciones. Cuando lleno de patrioterismo quiso postular a la presidencia de mi país besando a niños indígenas y dando discursos con su voz de silbato descalibrado, les rogué a todos los santos que no ganara. Desde ese entonces se arrimó a todas las tendencias, y muy preocupado por los problemas del Perú se fue a vivir a España.

Pero ¿cuál es su peor característica? Su amor por la barbarie, la sangre, y la crueldad de las corridas de toros. Es más, en más de una vez ha apoyado un proyecto para que la tauromaquia sea reconocida por la UNESCO como patrimonio cultural inmaterial, y a menudo se le ve socializando con miembros de la Asociación de Presidentes de Plazas de Toros de España y del Observatorio de Culturas Taurinas de Francia.

Para colmo de males, este año fue galardonado en Madrid con el “Premio Paquiro de Toros 2011″. En su artículo “La última corrida” recurre a argumentos de lo más ridículos para defender la tauromaquia, como por ejemplo cuando dice que “los desvelos y cuidados de que disfruta un toro de lidia justifican los minutos de sufrimiento en la plaza”. Simplemente atorrante.

Mientras que para Vallejo, los animales son nuestros prójimos, para Vargas Llosa son simples cosas a disposición del hombre. Mientras que uno dona generosamente su dinero para ayudar a los que sufren miserablemente en las calles; el otro lo gasta en comprar abonos taurinos para presenciar la mutilación y tortura secuencial y lenta de un ser viviente que siente un infinito dolor en cada fibra de su ser. Cuando se trata de sensibilidad moral, el polémico colombiano se lleva de encuentro a Marito y a todas sus huachaferías taurófilas.

 
2 Comments

Posted by on December 6, 2011 in Activismo efectivo

 

Tags:

Nueva pirámide alimenticia

Por muchos años la industria de la carne y los lácteos impuso su arcaica pirámide alimenticia pensando únicamente en su conveniencia. La infaltable foto cubría las paredes de hospitales y centros educativos promoviendo una dieta que solamente trae enfermedad, sufrimientos y muerte. En la actualidad, los nuevos cuatro grupos incluidos en la verdadera pirámide son las frutas, legumbres, verduras, granos y semillas.

La obsoleta pirámide creada en 1956 por el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (¿por quién más?) quedó en el pasado luego de que se descubrieron los altos niveles de colesterol y grasas que contienen los lácteos y las carnes y las inmejorables ventajas de llevar una dieta basada en vegetales.

Ahora, el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos ha revisado las recomendaciones de su pirámide alimenticia, reduciendo el consumo de productos de origen animal. Pero considerando que el consumo regular de dichos productos – aún en cantidades pequeñas – involucra serios riesgos para la salud, la organización llamada Comité de Médicos por una Medicina Responsable (PCRM, por sus siglas en inglés), desarrolló en 1991 una nueva pirámide de cuatro grupos de alimentos, compuesta por frutas, legumbres, verduras, cereales, granos y semillas.

Esta nueva pirámide no aporta colesterol y las grasas vegetales sustituyen la cuota grasa que aportan los lácteos a la dieta de un adulto, pero además con la ventaja que agregan fibra a la dieta. Las posibilidades de sufrir enfermedades cardíacas, cáncer y ataques coronarios (principales causas de muerte en los Estados Unidos) se reducen drásticamente en las personas que consumen una dieta basada en verduras. Además, el sobrepeso también puede controlarse con  esta nueva pirámide de alimentos.

Tu cuerpo ganará en salud, beneficiarás al medio ambiente y también evitarás la innecesaria muerte y sufrimiento de los miles de animales cruelmente destinados al consumo humano.

 
Leave a comment

Posted by on December 6, 2011 in Veganismo

 

Tags: