RSS

La pinta es lo de menos

25 Sep

“La pinta es lo de menos…..lalala….vos sos un gordo bueno……lalala….alegre y divertido sos un gordito simpaticón…” Así iba la canción de Juan & Juan que todos cantaban y dedicaban a sus amigos rellenitos. Y es que en los países latinos nadie es gordo o gorda……todos son gorditos, lo cual conlleva un término afectuoso que se niega a ver la realidad de las cosas…. o de los cuerpos.

Ahora que ya hemos  corregido a las abuelas en eso de que la gordura NO es hermosura, podemos hablar claramente de este tema, que en realidad, es letal.

El problema de la obesidad en los Estados Unidos ha alcanzado tales proporciones que Michelle Obama sigue combatiéndolo precisamente donde empieza: en las escuelas públicas del país.

La gran ventaja que los latinoamericanos tenemos es que la mayoría de los niños aún llevan al colegio la lonchera preparada en casa que incluye – en el mejor de los casos –alimentos que no provienen de latas o cajas. Aunque la gente aún prefiere los productos procesados o con muerto incluido, un sándwich de palta (aguacate) o una ensalada de frutas son mucho mejores que los desperdicios que se sirven en las escuelas públicas de los
Estados Unidos donde pupitres especiales con patas super reforzadas pronto tendrán que construirse.

Las golosinas latinoamericanas contienen menos azúcares pero hay que estar muy atentos a sus ingredientes que generalmente incluyen edulcorantes y colorantes que pueden dañar la salud. La regla a este respecto es básica: si al leer las etiquetas descubrimos una variedad de tintes de colores seguidos de números, el producto no es muy saludable que digamos. O mejor aún: si no puedes pronunciar el nombre de los ingredientes, no comas el
producto.

La campaña de Michelle Obama para combatir la obesidad infantil se llama “¡A Moverse! (Let’s Move!) y tiene como modesta meta hacer que los niños hagan por lo menos una hora de ejercicio diario. Parece increíble pensar que hemos llegado a una época en la que le roguemos a los niños a moverse POR LO MENOS una hora al día; pero esa es la realidad que vivimos.

En los últimos treinta años, la tasa de obesidad infantil en los Estados Unidos se ha triplicado, y hoy en día, casi uno de cada tres niños tiene sobrepeso o es obeso. Un tercio de todos los niños nacidos en o después del año 2000 tendrá diabetes en algún momento de su vida; y muchos otros enfrentarán problemas de salud relacionados con la obesidad crónica, como enfermedades coronarias, presión arterial alta, cáncer y asma.

Para variar, en vez de actuar con el cerebro, los geniales investigadores de la Escuela de Medicina de la Universidad de Harvard, han decidido desarrollar un medicamento que combata la obesidad ¡y lo están probando en ratones de laboratorio! ¿Cuándo fue la última vez que viste a un ratón atragantarse con una orden super gigante de hamburguesas, refresco y papitas fritas?

A estos ratones se les engorda excesivamente para observar si los medicamentos administrados pueden superar la resistencia a la leptina – una hormona supresora del apetito, pero el pequeño problema es que la famosa leptina pierde su potencial en las personas obesas cuyo cerebro deja de responder al mensaje que la hormona manda para dejar de comer.

El hecho de ofrecer una supuesta esperanza para la obesidad no soluciona el hecho de la obesidad a nivel mundial. La gente más obesa del mundo vive en los Estados Unidos. Y los mexicanos ya alcanzaron un nada honroso segundo lugar. La población de Latinoamérica, con su vida cada vez más rápida y su nueva descubierta novelería por la comida chatarra, ha empezado a unirse a las filas mundiales de los obesos. Si las cosas siguen de esta
manera, en 10 años más, sólo en México el 90% de la población sufrirá obesidad y sobrepeso. Ciertamente, no se trata de encontrar drogas y medicinas que alivien superficialmente el problema sino más bien de remediarlo y prevenirlo antes de que sea demasiado tarde.

El mensaje entonces debe ser lo suficientemente claro y conciso: la obesidad MATA. Así de simple y como quieras decirlo: te mueres, te acabas, te vas de este mundo, estiras la pata, te petateas. No hay nada de saludable en una dieta basada en cadáveres saturados de adrenalina, hormonas, antibióticos, excremento, E-coli, salmonella y demás condimentos. Y si al problema de la obesidad le sumamos una vida sedentaria, la lógica consecuencia
será la aparición de enfermedades cardíacas, diabetes, varios tipos de cánceres, etc. No hace falta ser muy inteligente para darse cuenta que este cóctel dañino te llevará a la tumba.

La verdadera “esperanza” real, racional y concreta para la obesidad es ser vegetariano o vegano. Considerando que el riesgo de sufrir enfermedades cardíacas en los Estados Unidos es mayor entre los hombres citaré las siguientes estadísticas:

  • Riesgo de muerte por ataque cardíaco en un hombre carnívoro: 50%
  • Riesgo de muerte por ataque cardíaco en un hombre vegetariano: 15%
  • Riesgo de muerte por ataque cardíaco en un hombre vegano:  4%

Si consideramos la variedad de frutas y verduras frescas y deliciosas que abundan en Latinoamérica y que no saben a plástico, debemos admitir que este estilo de vida es más que posible. El cambio a una dieta vegetariana o vegana es bueno para la salud humana, el medio ambiente, la purificación del aire y el agua, y principalmente para los animales destinados al consumo humano quienes sufren espantosamente cada segundo de sus vidas.

¿Es más importante aferrarse a una dieta fatal, nociva y asquerosa o darse la oportunidad de vivir una vida mejor? La solución no la tienen los investigadores de Harvard; la solución está en tus manos….o mejor dicho, en tu plato.

Para que tu visión se recupere después de ver a la modelito, no te pierdas el siguiente video que es alimento para tu mente.

 
2 Comments

Posted by on September 25, 2011 in Veganismo

 

Tags:

2 responses to “La pinta es lo de menos

  1. Gym

    September 26, 2011 at 2:29 am

    Much appreciated for the information and share!

     
    • animalialatina

      October 3, 2011 at 5:23 am

      Sorry for the delay in my reply. I was out of town.
      Thank you very much for your comment. Please subscribe to the blog and promote it among your Spanish speaking friends!

       

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

 
%d bloggers like this: