RSS

Entre sádicos se entienden

25 Sep

Los conceptos psicológicos y psiquiátricos más básicos identifican a las personas sádicas (o sadomasoquistas) como personas destructoras que desean esclavizar. Personas que de una manera u otra intimidan a sus víctimas para que éstas no escapen. Sus tendencias sádicas tienen como objeto final degradar, explotar, humillar y ocasionar dolor. Y estos impulsos sádicos no necesariamente se muestran abiertamente pues pueden reprimirse creándose un sadismo invertido para evitar que los demás lo perciban. Este sadismo y crueldad yace latente esperando determinados momentos para salir a la luz. Es una tendencia que no se puede controlar y que se manifestará tarde o temprano.

Esto es algo que los electores de los países latinoamericanos siempre deberían tener en cuenta. ¿Es posible que un candidato sádico y ávido de sangre realmente se interese por los problemas sociales de un pueblo sufriente? ¿Es posible que pueda sentir verdadera compasión por un ser sufriente? ¿Cómo alguien que disfruta de espectáculos crueles y sangrientos puede querer que el pueblo al que ansía representar salga de la ignorancia en la que vive?

Todo el mundo sabe que los políticos prometen de todo con tal de llegar al poder; todos sabemos que venden su alma al diablo con tal de conseguir un voto. Ese es un peligro latente que históricamente se ha venido sucediendo en los países latinoamericanos, pero ya es hora que los electores no se dejen llevar por sus desengaños políticos anteriores y verdaderamente voten por alguien que verdaderamente represente nuestras posiciones. Ya es hora que los electores hagan una profunda introspección de sus ideales y creencias éticas, desechando la huachafería de la politiquería pueblerina que asusta, intimida y lucha por mantener en la total ignorancia a los pueblos.

El gastado y equivocado argumento de que las corridas de toros son cultura está de más; el estúpido argumento de que son manifestaciones culturales de los pueblos andinos es tan falso, repugnante y rastrero como la sucia complicidad de la iglesia católica que bendice, promueve y lucra con espectáculos que tienen como finalidad mantener la ignorancia de los pueblos.

Sin ningún tipo de vergüenza organizan procesiones y festejos donde la creación de Dios es torturada y convertida en despojos. El agua bendita que rocían para bendecir los capotes y espadas de los asesinos es agua demoníaca que marca a las verdaderas bestias que se regocijan con la sangre de animales inocentes mientras que la masa ignorante babea sus pérfidos olés en las tribunas. No hay nada de gloria, ni valentía, ni honor, ni religiosidad en un espectáculo representativo de una Latinoamérica negra que debemos enterrar para siempre.

Y los ignorantes abundan y se mezclan en todos los rubros de la vida. No hay excepciones para quienes dan manotazos de ahogado para defender a la imbecilidad taurina que tienen sus días contados. El arte y sus representantes también pueden estar contaminados con esta lacra moral que contamina y corroe a quienes carecen de cerebro y sentimientos. Se ofenden por el progreso alcanzado en contra del nefasto espectáculo y lo defienden tratando de recurrir a su popularidad entre los robóticos que no piensan y repiten los gastados argumentos taurinos.

Hace unos días, en una entrevista, Plácido Domingo declaró que “el hecho de prohibir los toros es desgraciadamente un acto político y no creo que se esté protegiendo a los animales. El toro de lidia está criado para eso. Se pasa cinco años viviendo de una manera señorial y sale al ruedo para sufrir 15 minutos. ¿Por qué prohibirlo? El que no quiera ir a una plaza que no ponga el pie. Yo creo, además, que no va a ser algo definitivo y que se va a corregir. Los toreros son artistas que dan lo mejor y se juegan la vida, es una tradición nuestra, un arte verdadero.”

Muchas personas dirían que un tenor de su calidad es una persona sensible que siente la belleza de la música que interpreta, pero en el sentido práctico de las cosas, sólo ha demostrado ser un patán taurino más. Lástima…

En Latinoamérica, considerando la actualidad del tema, muchos políticos se declararán anti-taurinos y otros no tendrán vergüenza en fotografiarse en las plazas de toros disfrutando de la fiesta de la sangre. Al no entender y más bien regocijarse con la tortura de un animal inocente, esa gente jamás se compadecerá del pueblo sufriente e ignorante.

En vez de cumplir una misión redentora combatiendo la pobreza y la ignorancia, seguirán perpetuándola porque un pueblo ignorante al que se le alimenta con sangre y circo siempre es más fácil de manipular y controlar. En vez de promover y ofrecer verdadera cultura al pueblo al que desean gobernar, seguirán trayendo y pagando sumas millonarias a los payasos asesinos de las mafias taurinas.

El movimiento anti-taurino es el que está compuesto de activistas consecuentes y comprometidos que obran efectivamente por los animales sin gritos, sin violencia, sin desórdenes y sin comerse al toro del camal mientras hipócritamente se quiere defender a los que mueren en el ruedo. El movimiento anti-taurino debe también exponer abierta y decididamente a su más cercano cómplice: la iglesia católica que, siguiendo su ya conocido y cómodo rol histórico, mira hacia el otro lado mientras que los toros son masacrados en los cosos taurinos. Esa iglesia falsa no cumple lo que predica pues el respeto hacia la creación y los principios cristianos se dejan de lado para gozar con el martirio de un ser que forma parte de la creación.

La posición silenciosa de la iglesia católica que reparte escapularios a manos llenas, la convierte también en culpable. Sus intereses creados son más fuertes que las verdaderas enseñanzas de Cristo, pero no deberían ser más fuertes que las voces de denuncia de los verdaderos activistas. Pídele a tu cura o a tu candidato que en su sermón dominical o en su discurso político se manifieste abiertamente en contra de las corridas de toros. Y finalmente convéncete de quién está a favor de la decencia, la compasión y el respeto a la vida.

Advertisements
 
Leave a comment

Posted by on September 25, 2011 in Corridas de toros

 

Tags: ,

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

 
%d bloggers like this: