RSS

Inconsecuencia y crueldad

10 Jul

Chupinazo 2014

En estos días, la actitud de los abusadores de animales ya no sorprende a nadie. Su claro especismo es tan obvio que ni siquiera vale la pena intentar argumentar con ellos; pero todas sus acciones deben llevar a la gente a la reflexión no solamente durante actos extremos como los sanfermines – fiestas bárbaras de sangre y podredumbre humanoide – sino también en cada acto personal y diario en los que la sangre no es necesariamente tan visible.

El último chupinazo de los gachupines bárbaros que siguen anhelando la España negra y pestilente lo dio nada menos que el representante local de la Cruz Roja Internacional. ¿Puede haber una inconsistencia de principios mayor  que eso? Esas son precisamente las inconsecuencias de quienes llevan en la sangre la torcida enfermedad del especismo. Al igual que los católicos hipócritas que prestan  a sus santos para la barbarie; los evangélicos que los critican teológicamente mientras invitan a los hermanitos a consumir sándwiches de pollo o quienes quieren salvar solamente a todos los perros y gatos del mundo organizando polladas o barbacoas pro-fondos. La verdad incomoda, ¿no es cierto? pero no deja de ser verdad. La inconsecuencia incomoda aún más.

Nada, absolutamente nada, justifica la actitud cruel – directa o indirecta – contra un animal. Y nadie puede negar que los animales sufren atrozmente para beneficio de los humanoides. Quien lo niegue no solamente vive en negación total y carencia de neuronas sino que también ejerce un alto grado de discriminación ante especies diferentes. El especismo ya no es solamente utilizado por los defensores de los animales; es un término que ya ha entrado al vocablo popular, al culto y al científico. Es un término moral y político que la sociedad en su conjunto ya no puede ignorar y que los enemigos de los animales se empeñarán en ridiculizar. Ninguna sorpresa a este respecto puesto que cualquier idea progresista o liberacionista siempre es rechazada al principio. Después de todo, ridiculizar una idea es muy distinto a rebatirla con hechos concretos y fehacientes. Sabemos bien que la razón está de nuestra parte, que es la parte de los animales y su legítima defensa.

Somos nosotros, sus abogados, quienes emergimos de la inconsecuencia de nuestro especismo pasado para apoyar el respeto a todos los animales y a las discriminaciones arbitrarias y crueles que los aquejan.

About these ads
 

Tags: ,

2 responses to “Inconsecuencia y crueldad

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

 
Follow

Get every new post delivered to your Inbox.

Join 72 other followers

%d bloggers like this: