RSS

McRata y un Día Institucional

19 Jul

Estaba por escribir sobre la incongruencia de celebrar el Día del Pollo a la Brasa en el Perú cuando otra noticia igualmente ridícula y repugnante apareció en mi computadora siempre lista a recibir noticias sobre animales. Ya es bien sabido que la gente cada vez tiene menos sentido lógico; pero de todos modos, vale la pena recrear el asunto. Aquí va: 

Hace unos años una familia entera en Toronto, Canadá trató de demandar ante los tribunales a la cadena de comida chatarra McDonald’s. Y no era para menos. Una de las niñas le hincó el diente a un Big Mac en cuya hamburguesa había una cabeza de rata. Al dar un mordisco a su Big Mac, la niña se dio cuenta de que en él estaba la cabeza completa de una rata, con ojos, dientes, hocico y bigotes. La niña, antes de notar el ingrediente extra, comió parte de la rata y del Big Mac.

El abogado de la familia aseguró que fue una experiencia terrible para la niña y que eso cambiará su percepción de este tipo de restaurantes por el resto de su vida. ¿Alguien lo duraría? Obviamente, la compañía negó tener cualquier tipo de responsabilidad en el asunto y la niña en mención, o se quedó traumada de por vida o aprendió a cogerle el gusto a las hamburguesas de roedor.

Ayer, no fue una cabeza sino una larga cola de roedor la encontrada en un Big Mac comprado en Chile. Si al muchacho que lo compró no se le hubiera ocurrido destapar el sándwich para observar que tipo de muerto se iba a comer, nunca hubiera podido identificar a la famosa colita que ahora ya le ha dado la vuelta al mundo.

El Departamento de Acción Sanitaria de Chile clausuró el local ubicado en Temuco, Chile y es probable que no pase nada más. Pruebas de laboratorio indicaron que la cola de ratón estaba sometida a un proceso de cocción, por lo que se produjo la contaminación en el mismo local, descartando así que todo haya sido un montaje.

Ahora bien, cualquier parte de una rata provoca repulsión a nivel mundial; pero, ¿nadie piensa en lo que realmente se oculta en un pedazo de carne que, de remate, se llena de agentes cancerígenos en una parrilla cualquiera? ¿Nadie piensa en el cadáver saturado de adrenalina, contaminantes, heces, antibióticos y hormonas que ingiere? Tal vez, en comparación, la cola de la pobre rata no se sitúa en un nivel letal tan alto como el de la comida chatarra basada en productos animales.

Y coronando lo paradójico, en el país de los super alimentos, en la tierra de la multifacética quinua, de la maca, de la kiwicha y del aguaymanto; al gobierno se le ocurre celebrar el Día del Pollo a la Brasa. Y no solamente se fomenta su consumo entre la población sino que también se alimenta con esta comida contaminante a los niños de un orfanatorio local. Atrás queda el hecho de que en el Perú, de acuerdo a la Asociación Peruana de Estudio de la Obesidad y Arterioesclerosis (APOA), la obesidad afecta al 26% de los varones y al 24% de las mujeres.

Los glotones que desmembraban el cuerpo de un animal inteligente y sensible se enfrascaban en su nube de grasa y aceite barato sin entender que esta enfermedad duplica el riesgo de presentar hipertensión arterial, infartos cardíacos, derrames cerebrales y diabetes.

Y a pesar de todas estas advertencias, de las amputaciones a famosos y desconocidos, de los botones que a diario revientan en camisas que ya no cierran, y de diagnósticos fatales que dejarán familias devastadas, el conglomerado propagandístico de la mano de las asociaciones avícolas, a quienes tu salud y bienestar les importa un soberano comino, siguen atosigándote con estúpidos comerciales que te incitan a seguir con tus costumbres trogloditas. A la celebración habría que incluirle el Día de la Ignorancia, o por lo menos, el Día de la Desinformación.

Lo peor fue ver a todos esos niños tirándose encima de mesas llenas de cuerpos mutilados y grasientos que cobrarán su venganza convirtiéndolos a ellos en cuerpos enfermos y grasientos. Sal a la calle un día cualquiera y observa a los grupos de escolares que pasan frente a tu casa. Comprobarás que cada vez los chicos son más obesos y rechonchos; y si a eso se le añade falta de actividad física, una alimentación rica en grasas y azúcares, antecedentes familiares de obesidad, así como problemas endocrinos, tienes entonces un coctel letal que muy pronto no se podrá controlar.

En los países latinoamericanos, ricos en recursos naturales que el mundo envidia, la ignorancia y la desidia de la población fomenta la carencia de una verdadera cultura alimenticia. La gente no sabe de la existencia de opciones vegetarianas y veganas, no sabe alimentarse y, en consecuencia, tienen una mala nutrición por deficiencia o por exceso en la ingesta de comidas.

Las “píldoras milagrosas“, o las “dietas mágicas” para combatir la obesidad NO existen.  Se requiere de un plan nutricional balanceado, que evite el sedentarismo y promueva la prevención de enfermedades peligrosas y letales. Ese balance ideal lo encuentras en la dieta vegana que te proporciona absolutamente todo lo que tu organismo necesita.

No necesitamos partes de roedores cocinadas a la brasa, ni tampoco un día en particular para celebrar el consumo de miseria, enfermedad y muerte. Cada día de nuestras vidas puede ser la celebración de un ciclo de vida ético, sano y preventivo que evitará que, un día de estos, la gran mayoría de los habitantes de Lima vayan a trabajar rodando y no caminando.

No te dejes engañar por la propaganda falsa destinada a las masas ignorantes o desinformadas. Cuestiona lo que tu televisor te pida que comas; cuestiona las razones ocultas en comerciales de muerte y miseria y elige libremente opciones éticas que no te convertirán en un cementerio ambulante en el cual, tarde o temprano, podrías terminar prematuramente.

About these ads
 
Leave a comment

Posted by on July 19, 2012 in Veganismo

 

Tags: ,

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

 
Follow

Get every new post delivered to your Inbox.

Join 71 other followers

%d bloggers like this: