RSS

In Memoriam: Connie de Tucson

19 Jul

Una de las primeras cosas que hice cuando llegué a vivir a Tucson fue inspeccionar el zoológico local. PETA acababa de publicar una guía para inspeccionar zoológicos y yo, como activista novata y deseosa de hacer algo concreto, le saqué copia (porque siempre hay que archivar los originales) y me fui corriendo al zoológico. A regañadientes, compré mi entrada y me dirigí al área de los elefantes.

Allí, meciendo sin cesar sus trompas y cabezas, (señal de estrés y desesperación) estaban las figuras imponentes de Connie y Sheba, compañeras de una esclavitud forzada en ellas por el puro y egoísta placer de ver animales exóticos en jaulas pequeñas o grandes. Señuelos de una educación falsa e hipócrita que lleva escolares al zoológico a ver esclavos de la era moderna mientras que en las aulas se condena la esclavitud y maltrato de comunidades humanas.

Allí estaban sin saber qué hacer en un espacio que por muy grande para nuestros ojos humanos, siempre iba a ser reducido para ellas, dueñas de remotas sabanas y praderas de libertad. Allí se enfermaron de tristeza al recordar a sus congéneres y familiares, allí buscaron en vano los sonidos y hasta los huesos de sus ancestros, allí vieron pasar los días y las estaciones sin el color y las ocurrencias de sus entornos. Allí, perdidas en un mar de gente curiosa, cámaras digitales, gritos de niños y algodón de dulce, languidecieron hasta que hace unos meses, fueron enviadas a San Diego creando confusiones y dolores nuevos.

Los activistas de Tucson luchamos por su libertad, por su bienestar y por su derecho a vivir una vida de plenitud en el Santuario para Elefantes de Tennessee quienes gentilmente las aceptaban si nosotros lográbamos sacarlas de su prisión.

“Amamos a Connie y a Sheba y no queremos que se vayan de Tucson” – dijeron algunos a quienes obviamente no les importaba nada su bienestar. ¿Acaso no queremos ver libre a quién amamos? Peleamos duramente por ellas en el Concejo Municipal de la Ciudad de Tucson; pero al final, sólo una regidora comprometida mantuvo su palabra de ayudarnos a conseguir su libertad.

Connie ha muerto a los 45 años, después de haber sufrido cadena perpetua por un crimen que nunca cometió. Y su muerte no es la única. Es el trágico y consabido final de casi todos los elefantes en cautividad. Y es la lección que nunca se aprende porque cuando un elefante muere o es sacrificado, siempre hay alguien dispuesto a arrancar a otro de su hábitat para complacer la estúpida necesidad humana de ver animales en prisiones.

Hoy, quienes tuvieron que ver con su esclavitud, se lamentan y ofrecen pésames carentes de todo valor moral; pero quienes luchamos por su libertad lo lamentamos profundamente. Para los ignorantes e indiferentes, ella fue un animal descartable y reemplazable; pero para nosotros es ahora un ser de luz que finalmente pasea libre de cadenas y dolor en las praderas interminables de las que nunca debió salir.

About these ads
 

Tags: , ,

2 responses to “In Memoriam: Connie de Tucson

  1. Liliana Téllez Flor

    July 20, 2012 at 1:01 pm

    Hasta pronto Connie, quisiera poder componer un Epitafio digno de ti y de todos tus hermanos elefantes y de todos los animales que “sobreviven” en los zoológicos. A ti, a nuestros hermanos prisioneros sin libertad condicional que van muriendo de a poco cada dia. Los Seres de Luz que Maru evoca en su sentida y profunda escritura, van delante de quienes los amamos para ayudarnos a terminar con estas cárceles de inocentes. Liliana de ADDA-BOLIVIA

     
    • animalialatina

      July 23, 2012 at 12:56 pm

      Gracias por tu comentario Lili. Luchamos hasta el final, pero los malnacidos, cuando ya estuvieron enfermas y viejas, las mandaron a San Diego. Ahí si no se vio a ningún mocoso con carteles ridículos, ni a nadie más que decía quererlas, protestando por el abuso. Sólo estuvimos nosotros. Pudieron haber vivido en libertad al final de sus días, pero la maldad y codicia de esos asquerosos las condenó a más meses de cautiverio. Espero que sus karmas se los cobren pronto y con creces.

       

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

 
Follow

Get every new post delivered to your Inbox.

Join 70 other followers

%d bloggers like this: